Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 12 julio 2020
10:30
h

Cumpleaños centenario y simbólico para Antoine de Saint-Exupéry

Ayer se celebró por primera vez el día internacional de su obra ‘El Principito’

París. El hombre que dejó escrito que “lo esencial es invisible para los ojos”, Antoine de Saint-Exupéry, hubiera cumplido ayer 120 años. Nació en la ciudad francesa de Lyon y, tras su muerte en 1944, El Principito fue el principal legado de una trayectoria literaria marcada por sus experiencias como aviador.

Ese pequeño cuento poético y filosófico, narrado por un piloto cuyo avión se avería en el desierto del Sahara, vio la luz un año antes de su fallecimiento y creció desde entonces hasta convertirse en la obra de la literatura francesa más vendida y traducida del mundo.

Saint-Exupéry volcó en el niño que abandona su minúsculo planeta sus reflexiones sobre la naturaleza del hombre y de los adultos y selló con ellas una fama que había empezado a labrarse con títulos anteriores como El Aviador (1926), Tierra de Hombres (1939 o Piloto de Guerra (1942).

Nació en el seno de una familia noble, como tercero de los cinco hijos del conde Jean de Saint-Exupéry y de su esposa, Marie. Su pelo rubio y rizado, el mismo que tendría después el protagonista de su relato, le valieron de pequeño el apodo de “el rey Sol”.

En este año conmemorativo de nacimiento, que ayer celebró por primera vez el día internacional de El Principito, dos exposiciones, en Lyon y Toulouse, recordarán además en octubre la vida de quien, según el biógrafo, fue un escritor adelantado a su tiempo y debe sobre todo su reconocimiento a esa joya literaria. EFE

29 jun 2020 / 21:42
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito