Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 25 noviembre 2020
18:27
h
humor en canal Seguidor feliz de ‘La pantera rosa’ y de series americanas de los 80 como ‘Equipo A’, soltaba carcajadas con Eugenio // Cineasta al alza, director de ‘La Unidad’, ve ‘Suburra’ y ‘The Crown’

Dani de la Torre, mirar monfor(d)tino

El día que Dani de la Torre Alvaredo opte al Goya como mejor director (no novel)... rogaré al mundo que lo gane si conlleva saber quién habita tras esas gafas con barba a juego del pelo rizo de revoltoso con cautela que, después de todo, es hijo de Monforte de Lemos y allí la huella medieval judía, aún respira.

Hablando de huellas a color, Friz Freleng ganó un Oscar a los 60 años con un cortometraje de dibujos animados en 1964: La Pantera Rosa, pie para una saga televisiva de cartoons con eco en décadas posteriores.

Cineasta gallego nacido el 4 de enero de 1975, Dani gozaba ante ese rosado dibujo silente con guasa de planos muy sencillos, risas enlatadas y música de Henry Mancini propia del guateque más chic.

“Entre los personajes que más me hicieron reír ante la televisión está el Inspector Clouseau en La Pantera Rosa. Esos episodios me dieron tardes gloriosas” confiesa recordando al pavisoso detective interpretado en el cine por Peter Sellers.

1976, interior, noche. Dani empieza a gatear mientras su familia disfruta con Directísimo y José María Íñigo en TVE, dónde si no.

Entre los primeros dibujos que entusiasman al chaval hay igual tramas con espadachín como “D’Artacán” que otras educativas: “Érase una vez el Hombre”, aclara como si quisiera echar arena de olvido sobre aquel director de los Escolapios que le dijo: “Dille a túa nai que veña falar comigo”; frase de cuando al profesorado le respetaban alumnos y familias. Igual que ahora, ¿no?

De D’Artacán, Daniel ensaya escenas con material exclusivo gentileza de esa artesanía imbatible llamada familia. “Además de los clicks de Famobil, entre mis juguetes favoritos estaba una espada de madera que me hizo mi abuelo Ramón, y mi Scalextric”, añade quien no pidió el Ibertren por Reyes porque lo tenía en las vías cercanas a casa.

Son los años 80, la tele ya es otra.

“Me gustaban Corrupción en Miami, El Equipo A, El coche fantástico, El gran héroe americano...”

¡Ahá! He ahí la semilla. Cuatro series de acción, cuatro norteamericanas, cuatro peldaños para un adolescente fan de las películas de Scorsese y Tony Scott. Hay más.

El coyote y el correcaminos, Los autos locos, El hombre y la tierra, La bola de cristal y Brigada Central”, son otros formatos que reivindica antes de citar con quien se reía más en su imberbe vida monfortina y monfor(d)tina, por Francis Ford Coppola, cineasta que Dani adora, y por John Ford y sus western admirados por su papá, el padre de ese mirar.

“Con Verano azul me reía mucho, y con Loca academia de policía, Los hermanos Trinidad, y volviendo a la tele, me gustaban mucho Eugenio, Martes y Trece, y con el Un, dos, tres nos divertíamos mucho en casa”, dice del concurso familiar presentado por Kiko Ledgard hasta que un accidente dio paso en 1982 al relevo de Mayra Gómez Kemp.

Aquel formato reinó hasta el punto de sumar en 1987 más de 19 millones de espectadores mayores de 14 años, según informó El País.

Ya adulto, Dani pone vela a su sueño de hacer cine, televisión, entretenimiento y estudia en la Escola de Cine de Bemposta. En Ourense aplaca el invierno ante la hoguera de la gran pantalla y luego trabaja tras las cámaras, como técnico en TVG.

Veinteañero, llega a un siglo XXI de bum audiovisual. Hace cortos y así pasan 20 años y de ese tango audiovisual, visto hoy, Dani subraya y analiza en minúscula lo siguiente.

“Al margen de las series, que tanto en la tele nacional como en TVG somos una potencia., destaca, quizá para nostálgicos, lo que hacía Chicho Ibañez, todo mágico... Luego me llama la atención la evolución de los programas de variedades musicales, del Entre amigos o Noche de fiesta a Operación triunfo, La Voz o Tu cara me suena, el único que mantiene quizás un pie en la nostalgia y otro en el presente es Luar, y tiene mucho mérito”.

“De TVG, Xabarín Club fue una revolución en su momento. Hoy en día Land Rober mezcla lo local con lo universal como nadie, es transgresor y tradicional a la vez, abarca un público muy amplio. Y también me llama la atención la caída de los late night en abierto de los 90, desde Pepe Navarro a Sardá pasando por Eva Hache o Buenafuente, que sigue en Movistar, no han sabido consolidarse en el ocio nocturno de las familias como antes. Añoro los programas de videoclips musicales de los 90. Ya no hay en la TV convencional”.

Ahí tienen el master de este bárbaro espectador de sofá compartido, según el clima.

“Ahora con el confinamiento, mi chica y yo vemos alguna serie o peli todos los días y los findes si llueve, maratón y si no, película seguro que cae”, revela.

Cineasta conocido por el éxito de El desconocido, sufrió el lado gris del negocio con La sombra de la ley (poco vista) y recupera piropos gracias a La Unidad, serie de Movistar+ que retornará en 2021. Mientras, Dani pule el montaje de Live is Life, un largometraje de bicis BH y aventuras con suspense, como La pantera rosa mientras camina (tirim, tirim).

TWITTER Y RECOMENDACIONES

Dani de la Torre atiende a EL CORREO mientras monta Live is Life, película con secuencias grabadas en Ourense y la Ribeira Sacra. Además, este año brilló como director de La Unidad, de Movistar. “Actores, giros de trama, dirección, montaje... todo funciona como un reloj”, dijo en Twitter Jaume Ripoll (fundador de Filmin).

“Le admiro mucho, y me emocioné al leerlo”, señala Dani antes de enumerar series que le gustan: “Gambito de Dama, The Crown, Succession, Utopia, Halt Catch and Fire, Suburra, Zero, zero zero”.

21 nov 2020 / 21:26
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito