El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Ourense

Unas 400 luminarias arden en Castro Caldelas para celebrar la tradicional y mágica 'Festa dos Fachós'

Se atribuye el origen de la fiesta al desfile que realizaron los cristianos de noche con antorchas en la búsqueda del mártir San Sebastián

OURENSE. E.P.  | 19.01.2014 
A- A+

El Ayuntamiento de Castro Caldelas (Ourense) celebra desde las 19.00 horas de este domingo su tradicional y mágica 'Festa dos Fachós' en la que se dan cita más de 400 luminarias hechas por manojos de paja atados a modo de antorcha para llevar a cabo una procesión antes de realizar un banquete con productos típicos de la zona.

Esta tradición de los 'fachós' tiene lugar cada 19 de enero al anochecer, y aunque es de origen incierto esta fiesta está documentada desde 1753, si bien existen tanto teoría paganas como religiosas para explicarla.

Según explica el Ayuntamiento de Castro Caldelas, por una parte se atribuye el origen de la fiesta al desfile que realizaron los cristianos de noche con antorchas en la búsqueda del mártir San Sebastián, patrón de la localidad. Otra teoría apunta que ante un episodio de peste, los vecinos se reunieron para buscar una solución y fue cuando al invocar a San Sebastián se les ocurrió la idea de recorrer la villa y quemar las pertenencias de los apestados.

Por su parte, se atribuye al escritor ourensano Vicente Risco, conocedor de leyendas de estas tierras, donde su familia tenía una casa, la revitalización de esta celebración vinculada a ritos celtas de culto al sol, astro que en el invierno pedía fuerza a estas hogueras para recuperarla.

Con todo, los vecinos de la localidad se ha concentrado desde las 19.00 horas de este domingo en la iglesia de la localidad, a la vez que se realizan un 'fachón' grande de unos 30 metros que es portado por unos 30 jóvenes. Tras hacerse totalmente de noche se prende fuego a esta hoguera grande y partir de ahí los 400 'fachós' pequeños recorren en procesión el casco viejo, entre vivas a San Sebastián, mientras suenan las campanas.

Una vez en el lugar de origen, se tiran todos los pequeños 'fachós' a a la gran hoguera y se degustan productos de la zona como chorizos, vino, licor café o queimada hasta altas horas de la noche.