El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Aumentan las infecciones de transmisión sexual y su resistencia a antibióticos

En España, la gonorrea se ha visto incrementada en un 222 % en sólo una década, si bien la cifra es menor a la media europea

Expertos achacan el incremento de la gonorrea al aumento de prácticas sexuales de riesgo
Expertos achacan el incremento de la gonorrea al aumento de prácticas sexuales de riesgo

MARIO ÁLVAREZ SANTIAGO  | 12.02.2019 
A- A+

La gonorrea, una de las cuatro infecciones de transmisión sexual (ITS) más comunes en el mundo y la segunda más contagiada, junto con la clamidiasis, la sífilis o la tricominiasis, no sólo lleva años experimentando una creciente incidencia de casos, sino que además, y tal y como alertan los expertos, se está experimentando una mayor resistencia a los antibióticos, lo que limita las opciones de tratamiento.

Entre las causas de este aumento en los últimos años, un mayor diagnóstico gracias a "la mejora de las pruebas" e, innegablemente, un incremento de las prácticas sexuales de riesgo promovidas por la "pérdida de miedo al sida" y "al uso de drogas que reduce la percepción del riesgo en el sexo", indicó a Europa Press el doctor Jorge del Romero, miembro de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc).

En España se notificaron en 2016 un total de 6.456 casos de infección gonocócica o gonorrea, un 24,87 % más que un año antes, cuando se produjeron 5.170 casos, y un 222 % más que en 2005, cuando se notificaron un total de 1.155 casos, según recoge el último informe de Vigilancia Epidemiológica de las enfermedades transmisibles, publicado por el Centro Nacional de Epidemiología.

En datos de afectados por población, la incidencia en 2016 -último año registrado por la institución dependiente del Instituto de Salud Carlos III- supuso 13,89 casos por 100.000 habitantes, superior al año previo que fue de 11,14, y a 2014, de 9,82 casos. De cualquier manera, todos son datos alarmantes comparándolos con los 5,01 de 2010 y los 2,66 por cada cien mil habitantes de 2005.

Aún así, el número de infecciones es menor a la media europea, que se establece en 20 casos por 100.000 personas, según el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades.

Por tanto, no solo España ha sufrido un preocupante aumento de casos, toda Europa se ha visto afectada. En datos generales, la media se ha duplicado desde 2008 -cuando la tasa era de 8 infecciones por cada 100.000 habitantes.

En total, en 2014 en los 27 Estados miembros de la UE se notificaron 66.413 infecciones. Reino Unido triplicó la media, con 60 casos por cada 100.000 habitantes, y le siguieron Irlanda (28,3), Dinamarca (20,3), Lituania (18,2) y Suecia (13,9).

Una elevada y extendida cifra de casos ante la que el doctor Jorge del Romero consideró que se está ante un problema de salud pública, y subrayó que "en conjunto claramente es significativo el repunte en la incidencia de las enfermedades de trasmisión sexual (ITS), independientemente de en qué colectivos sea más frecuente, y exige una atención especial de las autoridades sanitarias".

La gonorrea es una ITS frecuente que puede afectar a los genitales, el recto y la garganta. Los síntomas más comunes son sensación de ardor al orinar, secreción en el extremo del pene y puede haber dolor en los testículos. No obstante, el 10 % de hombres no presentan síntomas.

Del Romero, también director del Centro Sanitario Sandoval, recuerda que la infección gonocócica puede contraerse cuando se mantienen relaciones sexuales sin preservativo con una persona que tiene la infección a través del sexo anal, vaginal u oral, y añade que la felación es también una práctica de riesgo para contraer infección gonocócica.

La OMS calcula que unos 357 millones de personas contraen en el mundo gonorrea, clamidiasis, sífilis o tricomoniasis, si bien estima que hasta 78 millones serán nuevos diagnósticos de gonorrea, fijando la tasa de incidencia global en 19 casos por cada 1.000 mujeres y 24 por 1.000 hombres, con una mayor incidencia en regiones occidentales del Pacífico y África.

Jorge del Romero doctor miembro de la seimc "Se debe a la pérdida de miedo al sida y al uso de drogas que reducen la percepción de riesgo en el sexo"

Galicia, de las autonomías con menos incidencia

Santiago. Galicia se situó en 2016 como una de las comunidades con menos casos registrados de infección gonocócica o gonorrea, con 148, lo que supone 5,4 por cada 100.000 habitantes, según el último informe de Vigilancia Epidemiológica de las enfermedades transmisibles, publicado por el Centro Nacional de Epidemiología.

En base a estos datos se observan rangos muy distantes entre las diferentes autonomías. Así, las tasas más elevadas se registraron en Cataluña, con 2.147 (28,97 casos por cada 100 mil habitantes); Asturias, con 292 (28,14); Madrid, con 1.519 (23,58) y Baleares, con 181 (15,8).

Por debajo, Comunidad Valenciana, con 633 (12,7); País Vasco, con 219 (10,1) o Navarra, con 61 (9,5); cerrando Castilla-La Mancha, con 87 (2,5) y Murcia, con 30 (2,04). Únicamente Ceuta no notificó ningún caso.

El informe, al que ha tenido acceso Europa Press, dispuso de información individualizada sobre edad y sexo en el 92 % de los casos declarados. De éstos, el 83,7 % fueron varones -5.006 hombres frente a 974 mujeres-; el 60,3 tenía entre 25 y 44 años, 38,9 entre 25 y 34 años, y un 21,4 % en la franja de 35 a 44.

Los hombres son los más afectados debido a las prácticas sexuales de riesgo de la población homosexual o de hombres bisexuales.

Respecto a la edad, la edad media en el momento del diagnóstico fue de 31,64 años, con mayor incidencia en los hombres en todos los grupos de edad.  E.P.