El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

El baile (a)salta calles y cuerpos

El bailarín y coreógrafo David Loira improvisa un cuerpo de baile que reivindica un área escénica que celebra mañana su Día Mundial // Parte del sector critica la labor de Agadic

COMPLICIDAD Loira, de espaldas, y su improvisado cuerpo de baile en Cervantes - FOTO: Sara Balado
COMPLICIDAD Loira, de espaldas, y su improvisado cuerpo de baile en Cervantes - FOTO: Sara Balado

XABIER SANMARTÍN C.  | 28.04.2010 
A- A+

¿Qué hace tanta gente bailando en plena Praza de Cervantes?, preguntan a nuestra espalda. La clave: jueves 29 de marzo, Día Mundial de la Danza.

David Loira, hoy maestro de ceremonias. Bailarín y coreógrafo, ha hecho cursos en Londres, Barcelona e incluso en Ghana. "Por mucho que allí lo conté, los africanos no me creían al decirles que aquí los hombres no bailan".

No hay celebración sin baile, ya sea rito de alegría o de penuria. Mañana es 29-A pero el duende de este arte escénico habita todo el calendario, más esta semana. David traza posturas mil, no hay otro pincel que sus gestos.

Su cuerpo de baile cuenta con Alba Rodríguez (de verde), Elvira Gómez Iglesias (escondida), Ana de Aspe (blanco) y Amparo Malo (morado) pero se suman tres viajeros... Andrés (de Colombia), Alejandra (México) y Nomeili (Suecia). El baile le tiene alergia a las fronteras, sean políticas o artísticas. Ellos son espectadores pero hoy... también actores. La danza vive su semana grande.

"El público precisa variedad, se va haciendo crítico, se educa..." De estos bailarines improvisados, seis han visto espectáculos de danza desde el anfiteatro. Las nuevas generaciones pierden el miedo, otros lo hicimos gracias al festival En Pé de Pedra, uno de esos eventos que el viento se llevó para dolor de una capital gallega que debe ser mucho más que una postal pétrea.

Sector en auge "He bailado varias veces para adolescentes que jamás habían visto algo así y, de repente, lo que ven les llega, descubren que les gusta", cuenta David, que ha dejado su Ferrol natal para vivir en Santiago.

Él forma parte de la Galicia que baila, donde hay preocupación por el duermevela en que parece situado el Centro Coreográfico Gallego, metido en el puente inestable que va de uno a otro Gobierno. "Llevo dos años sin recibir subvenciones y eso tiene de positivo que te enseña a ir hacia adelante, pero mi actual montaje sale de una beca para ir a Cataluña".

Ritmo, movimiento. David cierra la boca. Su improvisado grupo se abre, se despliega, entre preguntas sobre cuando saldrá el reportaje, sobre si estará "en la red".Desde un escaparate, unos maniquíes miran a los bailarines sin complejos, danzando porque pueden, porque quieren.

Desde Agadic (Axencia Galega das Industrias Culturais) hacen un balance numérico que recalca el perfil maleable de este sector.

"Entre danza actual e/ou contemporánea, en programación nas nosas redes profesionais de distribución de espectáculos, temos rexistradas unhas quince compañías. Hai que constatar tamén que, na danza, o modelo e integrantes de cada colectivo é moi cambiante, case sempre asociado a un único proxecto ou espectáculo, e, normalmente, artellado arredor dun integrante. Neste aspecto tamén suma a actividade de produción do Centro Coreográfico Galego como única compañía pública". Ahí, justo ahí está el alambre que pisa parte del gremio.

Que no pare el baile. En Cervantes, el escritor manco nos mira, a ratos, parece dispuesto a moverse con garbo solidario. David sigue con su grupo, mezcla de colores, procedencias e idiomas.

Viajar también puede ser una asignatura propia del baile.

"La obra que ahora represento es posible gracias a Toni Mira como asesor artístico, alguien muy importante en Cataluña, al que pude conocer allí gracias al trabajo que hizo el Centro... Es importante trabajar en equipo".

Danesga (Asociación Profesional de Danza Escénica de Galicia), se marca un salto reivindicativo. Hablan de un auge que pide mimos. "Denunciamos que tanto o programa de residencias de creación, como o de coproducións, o centro de documentación, e o plan de formación para profesionais da danza están conxelados, co consecuente prexuízo...", apunta su comunicado de protesta ante Agadic.

David lleva bailando cinco años. "¿Cinco...? Ufff, parecen muchos más. De todos modos, yo soy optimista". Viendo su puntual compañía bien puede estarlo. A algunos nos llevaron a ver a Cesc Gelabert, Premio Nacional de Danza, casi a a rastras. "Internet acorta pasos, la gente se informa con facilidad".

Vicente Colomer, codirector artístico de Nova Galega de Danza, pisa un faro que da visión amplia. Su compañía bebe y vive de la tradición trabajando con actitud contemporánea. Igual colaboran con la pasarela Cibeles que se van de gira a China del 17 al 23 de mayo a presentar Tradicción. "A danza aquí está a vivir un momento moi bo en canto á cantidade de propostas que se están a presentar e pola cantidade de profesionais que tratan de facer desta expresión artística a súa forma de vida...". Vida. Hoy la danza late un poco más gracias al juego cómplice entre David y su compañía. Él actuará el viernes en la sala Nasa.

tendencias@elcorreogallego.es

AGENDA

1 Teatro Principal: jueves

 

Soño silente, 21.00 h.

 

Studiodanza. Su obra forma parte del ciclo SCQ Danza, siglas que vienen de la denominación que la capital gallega tiene para la señalética de los aeropuertos.

 

2 Arteria Noroeste: jueves

 

Martha Franco y A.C. Gaira, 19.00 horas y 21.00 h.

 

Clase en la calle: la primera de sus dos representaciones será de entrada libre.

 

3 Sala Nasa: viernes día 30

 

David Loira, 21.30 h.

 

Ciclo: Loira cierra con 'M­acho' un ciclo primaveral donde también han actuado Branca Novoneyra ('Game Over') y la compañía Pisando Ovos ('Tres'), entre otros.