El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Pati Blanco, escritor, periodista y gestor cultural

"Cada poemario es el recorrido vital del momento que estoy atravesando"

{ A Coruña } Periodista y escritor, Pati Blanco compagina su labor al frente del departamento de Comunicación, Turismo y Relaciones Externas de El Corte Inglés en Galicia con su faceta literaria. Su tercer libro de poemas, ‘Miradas que hablan’, Premio Internacional Gustavo Adolfo Bécquer, se presentará este mes en la Feria de Bogotá

El escritor, periodista y gestor cultural Pati Blanco, es autor de tres libros de poemas - FOTO: Jorge Landín
El escritor, periodista y gestor cultural Pati Blanco, es autor de tres libros de poemas - FOTO: Jorge Landín

ANA IGLESIAS   | 15.04.2019 
A- A+

Periodista, escritor y gestor cultural desde su puesto en El Corte Inglés, Pati Blanco se dio a conocer en el ámbito literario con la publicación en 2013 de su primera obra en solitario, Segunda piel, a la que siguió Tintero de olas. Su tercer poemario, Miradas que hablan, acaba de lograr el Premio Internacional de Literatura Gustavo Adolfo Bécquer.

 

¿Qué ha supuesto este premio?

Una grandísima sorpresa y sentir el peso de una carga muy significativa, la de estar a la altura del galardón y de la figura de Bécquer que le da nombre. También el darme a conocer a nivel internacional, que es una idea que me supera un poco pero que me hace muy feliz, y mi reto es ser merecedor de ello. Sin duda, da una dimensión nueva a mi faceta como poeta y me ilusiona mucho todo lo que conlleva el reconocimiento.

¿Qué destacarías de este nuevo poemario que has escrito?

La visión está en el estilo o en la temática. Miradas que hablan recorre distintos pasajes de la vida del ser humano. Me muestro como un poeta ante el mundo, ante los estímulos de la vida, el amor, la utopía, la tristeza. También expreso lo que siento ante los incentivos que me dan los propios paisajes que me rodean y las personas que forman parte de mi propio universo personal.

¿Con respecto a las otras dos obras anteriores que tienes publicadas, qué destacarías de ella?

En las tres hay una continuidad. Es la propia evolución que he tenido en el estilo y en la temática. Yo ahora soy más maduro como persona y eso se refleja también en lo que escribo. Además, creo que hay una consolidación y unas circunstancias vitales diferentes que condicionan inexorablemente el contenido.

¿A qué está ligado este libro entonces?

Sobre todo a una etapa de estabilidad a nivel emocional. También tengo más equilibrio. La poesía es como una especie de diario vital de mi propia ideología ante la vida, y en ella vuelco mis pensamientos y mis sentimientos. Es mi habitat natural, un contraste de sensaciones, pero principalmente, es una ideología de vida y de mi relación con los demás.

¿En qué se nota el crecimiento en ti como autor en cada publicación que presentas?

A medida que pasa el tiempo se van teniendo otras miradas diferentes y los escenarios también cambian. Eso hace que lo que te rodea te provoque estados distintos y se reflejen también de manera desigual. En esencia, cada libro es un recorrido vital y creo que ahí está fundamentalmente la diferencia, en que transmites otras vivencias y en que también las asumes de otra forma.

¿Y cómo se percibe a uno mismo cuando lee lo que ha escrito?

Yo tengo curiosidad como lector en saber qué hay detrás del poeta, conocer al hombre, y en ese sentido creo que voy camino de un todo, de conseguir fundir la persona con el escritor.

¿Cuándo estará en la calle Miradas que hablan?

El poemario se presentará como novedad en la próxima Feria del Libro de Bogotá (Filbo) que se celebra del 23 de abril al 5 de mayo, y en la Feria del Libro de Madrid (FILM).

Has trabajado en medios de comunicación, instituciones y empresa privada. ¿Qué te aporta a nivel personal la poesía?

Un descubrimiento de mí mismo. Es como enfrentarme a un espejo desnudo y verme. A mí me gusta presentarme así ante los demás. Con honestidad. Es un ejercicio que recomiendo. Pretendo que las miradas hablen, que se traduzcan en palabras y sentimientos. Y creo que hay un antes y un después desde que publico, porque recibo un retorno de aquellos que me leen. Aunque yo leo y escribo poesía desde siempre, empecé a publicar en 2012 participando en algunos proyectos, y en solitario en 2013, cuando Sial Pigmalión sacó a la luz Segunda piel, y creo que aquello sorprendió a muchas personas que me conocían. La respuesta fue muy buena, la verdad, tanto con el primero como con el segundo libro, Tintero de olas, que salió tres años después.

¿Qué efecto crees que tienen tus poemas en quienes los leen?

Lo que yo quiero, al menos, es que provoquen emociones y sentimientos, que se cree un encuentro de complicidad conmigo, de compartir con el autor. Eso es realmente lo fundamental.

Siendo la poesía un proyecto tan personal, ¿Qué te ha llevado a publicarla?

Mi primer poemario, Segunda piel, fue un sueño hecho realidad que surgió casi de casualidad, Por un lado, animado por mi propio entorno, y por el otro, por la confianza de la editorial. Aunque escribir poesías es para mí una necesidad vital desde que tengo uso de razón, fueron otros los que me empujaron y me ayudaron en la aventura de publicar, y se convirtió en una gran experiencia llena de recuerdos maravillosos.

Parece que cada vez hay más lectores para este género literario. ¿La poesía está de moda?

No sé si de moda exactamente, pero yo personalmente me siento superestimulado. Creo que hay un movimiento, una eclosión emergente. Me atrevería a decir que es casi una corriente social. Hay muchos autores que están convirtiendo la poesía en un idioma y se está creando un código de comunicación para los jóvenes. En mi opinión es un movimiento imparable. No sé si será una moda exactamente, pero desde luego, ahora mismo, es genial estar en la ola.