El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

El Consello da Cultura Galega se renueva y apuesta por "estrechar relaciones" con la lusofonía

Feijóo considera que este cargo "asegura la vigencia de la cultura de los afectos" en Galicia y ve en el Consello un "Pórtico institucional"

Alberto Núnez Feijóo posa junto a la nueva presidenta del Consello de Cultura Galega, Rosario Álvarez - FOTO: Conchi Paz
Alberto Núnez Feijóo posa junto a la nueva presidenta del Consello de Cultura Galega, Rosario Álvarez - FOTO: Conchi Paz

SANTIAGO E.P.  | 04.07.2018 
A- A+

La nueva presidenta del Consello da Cultura Galega, Rosario Álvarez, ha tomado posesión de su cargo este miércoles en Santiago, en un acto en el que ha comunicado su apuesta por romper con la "brecha generacional y territorial" en el acceso a la cultura gallega y por "estrechar relaciones" con el mundo lusófono --"internacionalización"--, como líneas "clave" de su futura labor al frente de la institución.

Durante su discurso, Rosario Álvarez ha señalado que sus objetivos pasan por la "atención a actores de los distintos sectores culturales", tanto a sus "problemáticas y necesidades específicas", como a las "más generalizadas"; y por el "esfuerzo por llegar a nuevos públicos, a un espectro de población más amplio y diversificado", que sea el "destinatario inmediato" de la función del Consello.

Asimismo, también ha insistido en la necesidad de fijar "nuevos modelos de comunicación", a través de las nuevas tecnologías, "más allá de los formatos tradicionales presenciales, fijados por un horario y un espacio concreto"; y de "fortalecer" al Consello da Cultura Galega como "centro de análisis de informes, con una marca diferenciada por el valor de sus propios productos".

Además, la nueva presidenta del CCG ha destacado la "demanda que la sociedad hace" de esta institución como "centro de investigación, pero también como asesoría y centro de informes y protestas", así como de "laboratorio de ideas y debates alrededor de la cultura". El objetivo es "mejorar la situación de este sector estratégico", con una "actitud prospectiva" y "atenta a los indicadores externos", según ha indicado.

Por otra parte, en su intervención, Álvarez ha apostado por el "fomento del diálogo entre las dos culturas, la humanística y la científica", ya que este es un "debate de interés para la sociedad contemporánea". También ha apuntado a la "lucha por la igualdad de género, no solo en términos de presencia femenina", sino en "creación y difusión de servicios condicionada por factores como edad o territorio".

En el acto también han estado presentes el presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo; el anterior presidente del Consello da Cultura Gallega, Ramón Villares; el presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Ángel Santalices; el alcalde de Santiago de Compostela, Martiño Noriega; y el conselleiro de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Román Rodríguez González; entre otros altos cargos.

JUVENTUD Y MIGRANTES

En línea con sus actuaciones futuras, la nueva presidenta del CCG ha apuntado a la necesidad de analizar a la juventud en relación con la lengua gallega, en concreto, en el "acceso que esta tiene a la cultura y a qué tipo de cultura".

En este sentido, ha señalado a la "incisión en la brecha" que se produce entre la Galicia del eje atlántico y la de las provincias orientales, para "garantizar la igualdad de oportunidades de los ciudadanos gallegos tanto en espacios urbanos como rurales".

Por lo que respecta a la situación de la cultura gallega en el exterior, Rosario Álvarez ha destacado el labor de las comunidades tradicionales de migrantes --en Cuba, Venezuela o Argentina-- y de los nuevos emigrados --en Londres, Berlín o Nueva York--. Sobre ellas, ha asegurado que "tanto esa Galicia exterior como interior integran un único espacio cultural sin fronteras físicas".

MAYOR RELACIÓN CON EL MUNDO LUSÓFONO

A las anteriores líneas, la nueva presidenta ha apuntado la situación de la "Galicia esparcida", como "cultura moderna en el exilio", que cuenta con "comunidades de emigrados y descendientes en sociedades que los acogen con ánimo de sustitución de la visión de pobreza y atraso".

Asimismo, ha resaltado la "valoración propia" en Galicia de la "contribución de los emigrantes en la construcción de la cultura de los países de acogida y de la Galicia moderna".

Sobre la relación con el mundo lusófono y la comprensión lingüística del portugués, Álvarez ha señalado la apuesta por "estrechar relaciones con Brasil y Portugal", lo que "permitirá aprovechar una amplia red institucional de países de lengua portuguesa".

CULTURA "DE LOS AFECTOS"

Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha destacado durante el acto la labor del Consello da Cultura Galega (CCG) que constata que Galicia "está unida por una cultura afectiva" que, en esta institución, "debate, reflexiona y proporciona valiosos elementos de análisis sobre la realidad cultural gallega".

De este modo, ha resaltado ver en el Consello un "Pórtico institucional" --con su correspondiente referencia al recién inaugurado Pórtico da Gloria-- que "forma parte de la Galicia que edifica su autogobierno siguiendo su propio modelo, de acuerdo con lo que es".

Así, Feijóo ha aseverado que "cada creador de la Galicia del siglo XXI tiene a su alrededor un país que lo apoya y admira" y que está "representado en este Parlamento de la cultura gallega". En este sentido, ha subrayado que, "con la llegada de Rosario Álvarez Blanco a la presidencia de la institución, está asegurada la vigencia de la cultura de los afectos".

"Su mano, visible a veces y otras invisible, está presente en los grandes hitos de la cultura gallega de los últimos años", tal y como ha señalado el presidente autonómico, al hacer referencia a la Universidade de Santiago (USC), a la Real Academia Galega (RAG), al Instituto da Lingua Galega y al propio Consello.

Al respecto, ha asegurado que todos ellos "fueron y serán escenarios que vieron la fuerza de la razón y el corazón de esta mujer en todos los ámbitos de la cultura gallega", así como "su sentido institucional y su espíritu de equipo".

AGRADECIMIENTO A RAMÓN VILLARES

Asimismo, Feijóo también ha agradecido durante la toma de posesión de Rosario Álvarez el trabajo de Ramón Villares, al que considera "un gran historiador que hace Historia en mayúsculas". Así, ha resaltado su labor a favor de la "modernización de la gestión cultural gallega" en esta institución.

Por ello, a lo largo de su intervención, el responsable del Gobierno gallego ha incidido en que "la patria de los afectos que es Galicia ayuda a sortear tanto el peligro del individualismo y el localismo", como "la idea de un país ficticio que está por encima de los ciudadanos".

En esta misma línea, ha subrayado que la 'Estratexia da Cultura Galega 2021' indica que se avanza "en el mismo camino, hacia un refuerzo de los afectos patrios a los que se refiere también Villares".

DESPEDIDA DE RAMÓN VILLARES

Durante su intervención en el acto, el antiguo presidente del CCG, Ramón Villares, se ha despedido de su cargo con el recuerdo de "constituir una institución no solo para ser, sino también para hacer pensar", en su lucha por "colocar esta institución en el tiempo histórico actual", en el que "la cultura, la creación y el consumo de bienes culturales está cambiando".

En este sentido, ha destacado su actuación en los 12 años al frente de la presidencia para conseguir una "mejor y más moderna gestión del sector cultural", la celebración de diversos foros de debate, la creación de múltiples recursos digitales y multimedia, la rendición de cuentas y la "orientación y cambio adaptado a los tiempos".