El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Actor, productor, director, músico y CEO-fundador de Ymás

Coté Soler: "La profesión de actor es complicada, depende muy poco de ti"

Coté Soler, actor, productor, director, músico y CEO-fundador de Ymás - FOTO: Acemto
Coté Soler, actor, productor, director, músico y CEO-fundador de Ymás - FOTO: Acemto

MARÍA ALMODÓVAR SANTIAGO   | 11.12.2018 
A- A+

Ymás es una 'startup' pionera en el mundo de la cultura porque está creada por 80 actores de relevancia como Úrsula Corberó o Antonio Resines. Dirigida por su fundador, el vigués Coté Soler, tiene también como objetivo ser un sello de calidad que recomienda obras de teatro, estrenos de cine y literatura. Desde hace cinco años hacen realidad el sueño de muchas personas que quieren traspasar la barrera de la pantalla y vivir la cultura junto a los protagonistas.

¿Qué hace un ingeniero informático metiéndose a actor? Digamos que... ¿reiniciaste?

Sí, fue un reset. Pero no te creas que desconecto del todo, porque al final mira dónde estoy. La carrera me gustó mucho, lo que no me apetecía era dedicarme a eso, y entonces me convertí en actor. Acabé la carrera en A Coruña y me vine a Madrid a estudiar ­Interpretación.

Además, te metiste en el teatro un poco por casualidad, ¿no?

Probé cincuenta cosas diferentes antes de meterme en teatro. Eso fue en la universidad. Un día lo probé y dije: "Joer, me gusta mucho. Me quedé pillado".

Y vinieron años de mucho sacrificio. ¿Nos cuentas cómo fueron los comienzos?

Nada más terminar los estudios de Interpretación, que fueron ­cuatro años, monté una ­productora de teatro y empecé a producir y actuar en mis propios proyectos teatrales.

Los comienzos son muy difíciles, pero es un mundo muy apasionante. Con lo cual, te salva.

¿Nos cuentas alguna anécdota por la que te hayas preguntado si esto valía la pena?

Lo que veo es que la profesión de actor es muy complicada porque depende muy poco de ti. La anécdota más clara de lo difícil que es fue una producción en la que me tuve que echar a mí mismo como actor, porque me di cuenta de que yo no era el personaje que tenía que hacer esa obra.

¿Eso fue en Closer?

Sí. Yo había comprado los derechos de esa obra, y cuando entró la actriz Belén Rueda, me di cuenta de que no tenía sentido que yo estuviera. Ahí me di cuenta de lo compleja que es esta profesión.

¿Qué función juega un psicólogo en la vida de alguien que se dedica al mundo del cine o del teatro o de la televisión?

En realidad, en el mundo de los actores, los psicólogos y coaches son algo superhabitual.

Para mí es una parte normal de mi vida, al igual que voy al gimnasio para estar en forma, voy a un coach para tener mi cabeza ordenada, porque sola no se ordena. Eso es una de las cosas fundamentales de mi vida.

¿El tener la cabeza ordenada fue lo que te abrió la posibilidad de emprender por tu cuenta creando Ymás?

Más bien, me metí en este proyecto por insensatez (risas), y al involucrar a tantísimas personas... Fue muy complicado echar a andar esta empresa y llegar a entender cómo hacerla funcionar, porque es una empresa ­totalmente diferente a una normal y corriente. Los dos primeros años fueron muy difíciles, muy duros. Francamente, lo pasé fatal, fatal. ¡Pero ahora es un placer tener algo tan diferente y que funciona tan bien!

En tu perfil de Twitter dices: "Teatro, cine, producción y pasión por el detalle".

Sí, fíjate que esta empresa nace de analizar todos los detalles de nuestra profesión. Yo vi que había un hueco muy claro. Estaba en una producción protagonizada por Javier Gutiérrez, que tenía un final superemocionante, donde el público se moría por entrar en los camerinos y estar con él, de hablar con él. Y yo pensé: "Si pudiésemos darle entrada a esta gente para que viese cómo creamos esto, cómo ensayamos o tomarse esta copa de champán con nosotros ahora, iba a alucinar". Y de ahí nació Ymás.

Porque mira, hay unas ­personas a las que les va el efecto fan, quieren conocer a un famoso y hacerse una foto, pero hay otras muchísimas a las que les encanta ver qué es lo que hay detrás de todo eso.

Un ejemplo: Hicimos un Ymás que era ir a conocer a Miguel Ángel Silvestre cuando estaba rodando Velvet. Entonces, lo que fue apasionante es que la chica que lo ganó no solo estuvo con el actor, sino que le hizo un tour por todo el set de rodaje, le enseñó cómo se graba la serie, cuál es el trabajo de cada miembro del equipo... Fue superemocionante para esta chica, que se fue encantada.

Está claro que la mejor ­promoción viene de manos de un ­artista.

La idea es cambiar el concepto de la promoción. Para mí hace falta acercar lo más posible a los creadores y al público, porque lo que conoces lo amas el doble. Porque si te gusta el cine y tienes la oportunidad de conocerlo, te va a gustar muchísimo más.

Y cuentas con un equipo de 80 personas...

Cuando yo pensé en montar Ymás, pensé en hacer socios a la gente que hacemos posible la creación de la industria del cine, del teatro, de la música. Empecé por un amigo, luego por otro... y al final... conseguimos crear esto 80 profesionales.

Caras conocidas como Úrsula Corberó son un imán...

¡Sí! Con Úrsula hicimos un Ymás hace nada por el estreno de la peli El árbol de la sangre, y unas personas ganaron poder estar en el estreno y con todo el elenco. Es una experiencia con la que ­alucinan.

Paco León es uno de los fundadores, pero también están Eduardo Noriega, Antonio Resines, Melani Olivares, Gorka Otxoa, Fran Perea... Y luego hay otros que no son tan conocidos pero que son importantísimas, como Esther García, directora de Producción de El Deseo, que acaba de ganar el Premio de Cinematografía, productores de teatro...

Y, además, ese es un regalo que pueden hacer las empresas a sus trabajadores. ¿Cómo es esto?

Tú puedes entrar en nuestra página como persona individual y puedes participar en un sorteo. Dentro de poquito vamos a abrir una parte nueva de la web, que será para que puedas pujar por una experiencia Ymás, y todo el dinero que se saque, va a ir destinado a una organización, fundación...

Nosotros trabajamos con ­muchísimas empresas, y por ejemplo Endesa es un patrocinador muy importante. El concepto es que ellos son la energía de la cultura. A Endesa lo que le dijimos fue que necesitábamos hacer más ­grandes los proyectos ­culturales porque, en general, uno es capaz de montar una obra de teatro, ­pero contarla y llegar al gran público es muy difícil, ya que no solemos tener medios para eso. Y pedimos ayuda ofreciendo la posibilidad de llevar a sus empleados a nuestros estrenos, ­backstages y rodajes.

Entonces empezamos con un programa, que era que a los empleados de Endesa los llevamos todos los meses a disfrutar experiencias Ymás. Eso nos ayuda a contar que se han estrenado nuestros proyectos.

Y ahora hemos dado un paso más con sus clientes. Endesa invita a sus clientes a ­nuestros Ymás a través del envío de facturas. lo cual nos ayuda a difundir una obra.

¿Y qué gana Ymás?

Ymás vive de los patrocinadores, de las empresas que quieren llevar a sus empleados y clientes a vivir las experiencias que ofrecemos.

¿Cuáles son los proyectos más inmediatos?

Además de dirigir esta empresa, sigo produciendo teatro. Ahora tengo una obra que se llama Dos más dos y que está de gira por ­España. En enero voy a ­coproducir un proyecto del que no puedo contar mucho, pero creo que va a ser bastante potente. Y estoy terminando de escribir una obra que se estrenará a finales del año que viene.

Además, tengo una familia y amigos, y con eso ya me llega. Valoro lo que tengo.

Coté, ¿crees que a pesar de tanto trabajo, tanto esfuerzo y tantos éxitos estás donde mereces, estás dónde quieres? ¿O te gustaría ser más mediático?

No, la verdad es que me comparo muy poquito con los demás. Todos tienen sus dificultades, incluso el más mediático del mundo. A mí me interesa ver dónde estoy yo y, francamente, estoy exactamente donde quiero. Tengo la vida que me apetece tener.

¿Sigues teniendo presente tus raíces gallegas?

¡Sí! A Vigo voy poco (mis grandes amigos y mi familia están allí), pero adonde voy mucho es a La Guardia, tengo una casa en El Rosal, a la que voy en Navidad, Semana Sant, verano. A mis hijos les encanta ir.

PINCELADAS DE SU TRAYECTORIA

COMIENZOS. Después de obtener el título de Analista de Sistemas, en el año 1992 llega a Madrid donde estudia interpretación con Cristina Rota, J.C. Corazza, Bob Mc Andrew, Mariano Barroso…

SU PROPIA COMPAÑÍA. Trabaja en varios montajes de la compañía Animalario, crea su propia compañía, Versión Original, y trabaja como actor en películas como: Noche de reyes, El otro lado de la cama, El robo más grande jamás contado, Días de fútbol, The Kovak box, Los abrazos rotos… a la orden de directores como David Serrano, Juan Cavestany, Miguel Bardem, Daniel Monzón y Pedro Almodóvar.