El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Cómo y cuanto ahorran los españoles

12.11.2019 
A- A+

Los problemas aconómicos son una de las mayores preocupaciones de los españoles. Según el CIS, esta preocupación sólo está por detrás del paro, la corrupción y los partidos políticos

Si analizamos los datos del ahorro en España, nos damos cuenta que esta preocupación tiene que ver con las dificultades que tienen los ciudadanos para ahorrar. Los cierto es que el ahorro sigue siendo una asignatura pendiente: más de una quinta parte de los españoles no consigue ahorrar nada al final de cada mes y más de un 40% apenas supera los 200 euros de ahorro mensual.

La causa de estos datos tan bajos se debe, según los propios españoles, a que los sueldos son tan bajos que apenas permiten poder destinar alguna cantidad al ahorro.

El perfil del ahorrador nacional está bastante definido. Ahorran más las mujeres que los hombres y el ahorro empieza a trabajarse a partir de los cuarenta años. A partir de los 55 es cuando mayor cantidad se destina al ahorro.

Las motivaciones para ahorrar están muy claras y definidas: para poder hacer frente a imprevistos, para planificar la jubilación, para viajar o para comprar una casa. Además, el perfil del ahorrador se define como claramente conservador, pues utiliza fórmulas muy clásicas, a la vez que seguras.

¿Cómo ahorran los españoles?

Existen muchas alternativas en donde invertir nuestro dinero. La forma más habitual de hacer que nuestro dinero trabaje y genere más dinero ha sido, tradicionalmente, los depósitos a plazo fijo. El problema es que, actualmente, los intereses de esos depósitos han bajado sustancialmente, pues los bancos ahora mismo están más preocupados de vender pólizas se seguros que interesados en captar los fondos del ahorrador.

Así, el inversor español ha buscado otros métodos tradicionales, como los inmuebles y bienes raíces, o bien aprovechando las bajadas de precios tras la reciente burbuja, para vender a un precio más caro el inmueble, o vien alquilando el inmueble comprado. De esta manera, puede verse qué está sucediendo en algunas grandes ciudades españolas, como Madrid o Barcelona; en donde los precios de los alquileres se han encarecido tanto que resulta bastante complicado acceder al alquiler.

Otras maneras tracionales de ahorar en España han sido la compra de bonos (especialmente del Estado), la inversión en Bolsa o la compra de oro, o antigüedades y obras de arte. La primera opción también ha visto reducida, tanto en emisión como en intereses, la posibilidad de conseguir beneficios y cada vez le resulta más complicado al Estado colocar esos bonos.

En la segunda posibilidad, la inversión en bolsa, puede hacerse a corto o largo plazo. Lo recomendable es contar con un buen asesoramiento de expertos o bien utilizar una de las llamadas plataformas de trading. También en las antigüedades y las obras de arte es necesario un buen asesoramiento e incluso formación. E invertir en oro, en estos momentos, resulta bastante complicado, porque actualmente el precio del oro es muy inestable y resulta muy complicado saber el momento correcto para venderlo.

Las nuevas formas de ahorro e inversión.

Las nuevas tecnologías de la información han generado nuevas maneras de poder invertir y poder obtener beneficios, creando negocios propios. Actualmente son muchas las personas que están obteniendo increíbles beneficio a través de negocios online y sin que la inversión inicial haya sido muy exigente. La economía de Internet nos ha traído nuevas formas de mover nuestro dinero con otros conceptos como el crowdfunding o el crowdlending, que permiten invertir en negocios de otros como socios capitalistas de proyectos generalmente centrados en Internet.

Es muy interesante echar un vistazo en el mundo online para encontrar nuevas y muy interesantes opciones para invertir nuestros ahorros y que éstos nos acaben dando beneficios, como por ejemplo, los fondos indexados, una fórmula hasta ahora bastante desconocida, pero que está siendo cada vez más utilizada por los españoles para poner a trabajar a su dinero.

Se trata de una modalidad muy interesante de inversión a largo plazo, que permite ir haciendo aportaciones regulares, utilizando la fórmula del interés compuesto que va sumando mes a mes. Lo destacado de esta fórmula es que se invierte en varios mercados, de manera que el riesgo de pérdida se reduce. Además, al gestionarse de forma automática, las comisiones son mínimas, a diferencia de los fondos de inversión tradicionales.

Y es que, a la hora de ahorrar, no basta con dejar nuestro dinero en una cuenta corriente, sino buscar fórmulas para hacer que este dinero genere más dinero, tal como hemos dicho, poner a trabaja a este dinero. Podemos ver que existe un sinfín de maneras de invertir, de hacer trabajar ese dinero, algunas más arriegadas y otras más conservadoras, algunas más tradicionales y otras más innovadoras. Puedes elegir la manera en la que vas a hacer trabajar a tus ahorros entre todas esta opciones.