El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

GENTE

‘Cumbre’ extremeño-melillense en Compostela

Elena y Vicente, en primer término arrodillados a la izquierda, junto al resto del grupo en la plaza del Obradoiro tras visitar el Pórtico
Elena y Vicente, en primer término arrodillados a la izquierda, junto al resto del grupo en la plaza del Obradoiro tras visitar el Pórtico

MARGARITO FLOWERS  | 14.08.2019 
A- A+

Parte de las familias Romero Fernández y Fernández Carballo, junto con parientes próximos, se reunieron ayer en Compostela para, entre otras cosas, visitar el Pórtico de la Gloria y comer el pulpo y churrasco en el Fuentes de Conxo; lo cual son dos actividades que parecen incompatibles pero que suelen funcionar. Los Romero Fernández, Ángel y Luz; residentes en Melilla, y los Fernández Carballo, Luis y Cheché, de Negreira, eran testigos del encuentro entre dos representantes de la nueva hornada extremeña-melillense, fruto de un erasmus en Italia, de la que forman parte Elena Romero, psicóloga forense, y el ingeniero informático Vicente González, muy conocido en Valdelacalzada, aunque residentes en Madrid los dos. Decir que la visita a la Catedral compostelana, a pesar de las obras, fue un descubrimiento y que el restaurado Pórtico les dejó deslumbrados como pudieron certificar, entre otros, María José (promotora del evento), Candela, Blanca y Sete. Sobre el paso por Casa Fuentes poco podemos añadir ya que a nuestros espías se les impidió el paso... por vegetarianos. Un apunte final. Otra Luz y otro Ángel asistieron a todos los actos desde la distancia... vía Skype. Son cosas de los ar­tilugios modernos. 

LA MEJORES TERTULIAS EN AMIO Y SANTIAGO. Cuando hace 21 años, allá por finales del siglo pasado, Manolo Antelo abrió Adega da Muíña, el Real Madrid ganaba su ansiada séptima Copa de Europa, aquella en la que el gol de Pedrag Mijatovic sirvió para derrotar a la Juventus de Zinedine Zidane, y la SD Compostela de José María Caneda luchaba contra viento y marea para mantenerse en la elite del fútbol español. Este local situado en Amio se convirtió en punto de encuentro de muchos aficionados que podían debatir con directivos, jugadores y aficionados con solera de la SD. Todo bajo la atenta mirada de Manolo, que más que tabernero es amigo. Fueron pasando los años, el Madrid llegó a las 13 orejonas, el Compos se desinfló y hasta Augusto César Lendoiro y Arsenio Iglesias dejaron el mundo del fútbol. Pero Adega da Muíña, lo sabe muy bien nuestro ilustre colaborador, el gran xornalista Pepe Castro, sigue siendo un templo de las buenas tertulias, de los mejores vinos y de las tapas sin fin. Y, para combatir la crisis, los precios no subieron desde 2012. Lo cual ya tiene mucho mérito. Pero, insistimos, si quieren parolear con calma, es el lugar idóneo.