El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Espectacular balcón al Sil en Monforte

El renovado mirador del Duque ofrece una singular perspectiva del río en pleno corazón de la Ribeira Sacra // No tiene nada que envidiar a los de Sober, Caldelas o Cabezoás

FOTO: Angar
FOTO: Angar

ARNÁIZ ARNÁIZ  | 09.10.2019 
A- A+

Si de algo puede presumir Monforte de Lemos es de su patrimonio histórico y artístico. El Colegio del Cardenal Rodrigo de Castro, conocido como el pequeño Escorial de Galicia; el conjunto monumental de San Vicente del Pino, con su impresionante castillo; el puente viejo sobre el Cabe y el Museo de Arte Sacro de las Clarisas son algunas sus joyas icónicas en el terreno patrimonial.

Pero la capital de Lemos, uno de los epicentros de la Ribeira Sacra, también ofrece un singular caudal natural poco conocido y valorado. En el sur del municipio, dos parroquias, Vilamarín y Marcelle, tienen lindes con el río Sil. Desde la última de ellas, gracias al Mirador del Duque que impulsó el organismo local bajo el mandato del popular Nazario Pin, se divisan unas vistas panorámicas espectaculares del cauce fluvial y de sus riberas con viñedos, que poco tienen que envidiar a otros balcones de renombre, como el de Pena do Castelo, en Sober; los de Cabezoás y A Columna, en Parada de Sil o el también ourensano de Matacás, en Castro Caldelas, entre otros.

CIRUGÍA ESTÉTICA. La balconada del Duque sobre el Sil, el pasado mes, por iniciativa del alcalde socialista José Tomé, fue objeto de una operación de cirugía estética, que ha servido para mejorarlo. La intervención, que supuso una inversión de casi 51.000 euros, fue financiada a través de fondos del GDR y municipales. El remozado se hizo de acuerdo con la estética del entorno y los resultados, como muestran las imágenes, saltan a la vista.

El mirador monfortino tiene una estratégica situación geográfica en el Cañón del Sil, pues está ubicado en la ladera que dibuja una pequeña curva sobre el río, y de este modo permite visibilizar una amplia zona de la Ribeira Sacra a ambos lados, justo encima del embarcadero de los catamaranes de la Diputación.

Con la reforma del balcón del Duque, al mismo tiempo que se llevó a cabo una ampliación y mejora sustancial, también se le dotó de un diseño más actual, ampliando las plataformas desde donde se puede contemplar el paisaje y aumentando su longitud en el plano horizontal de su pendiente en la ribera del Sil, de forma que los puntos de observación ganan altura sobre el terreno escarpado aumentado así la sensación de vacío y su atractivo.

PUESTAS DE SOL. Tal como destacó el alcalde de Monforte, Tomé Roca, en el acto de inauguración, en la zona sudoeste de la ladera, se colocó un nuevo punto de observación de planta rectangular finalizado en una plataforma semicircular, desde donde se pueden contemplar las singulares puestas de sol que, dada su altitud, "son las más vistosas de la Ribeira Sacra" . Este nuevo punto de observación está volado sobre la ladera mediante una estructura metálica igual que se hizo en la principal.

Se colocó también un panel informativo en chapa de acero plegada, situado en la zona de paso a las plataformas del mirador, que oriente a los visitantes y les indique las zonas que se pueden ver desde allí y los invite, de este modo, a visitarlas.