El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Esterilización a fondo de las residencias de mayores que acogerán solo a infectados

En Santiago, la de Porta do Camiño ya está habilitada para alojar a los primeros enfermos // Férreo protocolo para evitar contagios

Efectivos de las Fuerzas Armadas desinfectando ayer la residencia de mayores Volta do Castro - FOTO: A. Hernández
Efectivos de las Fuerzas Armadas desinfectando ayer la residencia de mayores Volta do Castro - FOTO: A. Hernández

MARTINA LAGO  | 27.03.2020 
A- A+

La residencia de mayores Porta do Camiño ya está desinfectada y acondicionada para recibir ya a los ancianos con coronavirus que deban ser trasladados a Santiago desde otros centros de las provincias de A Coruña y Lugo.

Fuentes de la Consellería de Política Social indicaron ayer a EL CORREO que aunque las instalaciones ya están listas para recibir a los primeros usuarios con positivo de Covid-19 "por el momento se están evaluando las necesidades de cada centro de mayores".

Recuerdan que la residencia compostelana cuenta con 84 plazas y que, si es necesario, se hará uso de todo su aforo.

En cuanto al traslado de los ancianos enfermos a Santiago, las citadas fuentes señalaron que "dependiendo de las necesidades que existan se hará uso de vehículos adaptados".

Precisamente, fue en 17 de estos vehículos como fueron trasladados, el miércoles, un total de 59 usuarios de la residencia Porta do Camiño al hotel Congreso, en donde fueron realojados con ayuda de voluntarios de Cruz Roja.

En este sentido, indican que los residentes pasaron ya su primera noche en el hotel acompañados del personal habitual de su residencia, que los acompañó en el viaje y que será quienes se encarguen de su cuidado estos días.

Desde la Consellería expresaron su agradecimiento a Cruz Roja, con efectivos de las cuatro provincias, en su "imprescindible" colaboración en el traslado de los mayores al hotal Congreso.

La Consellería de Política Social subrayó que el Gobierno gallego prestó desde el inicio de esta situación especial atención al cuicdado de las personas mayores y con discapacidad.

En este sentido, impulsó un protocolo de actuación para los centros que ha ido actualizando y reforzando con el paso de los días, en función de la evolución de la situación, con la intención de garantizar el cuidado y bienestar de todos los mayores de la comunidad.

Unas actuaciones que se han reforzado con la puesta en marcha de dos residencias integradas, la de Santiago y el centro de la Fundación San Rosendo (Baños de Molgas, Ourense), destinadas a "garantizar una atención más especializada" a aquellos ususarios de residencias de mayores que dieron positivo en coronavirus.

 

CONTROLES ESTRICTOS.Asimismo, el personal que se ha contratado para atender las residencias integradas de Baños de Molgas (en Ourense) y Porta do Camiño (en Santiago) "tendrá el contacto mínimo con el exterior" para "reducir el riesgo de los contagios".

Así lo explicó ayer el Gobierno gallego en un comunicado en el que también precisó que las instalaciones de las citadas residencias seguirán "controles estrictos de desinfección frecuentemente".

Ambos establecimientos han sido habilitados para atender a pacientes mayores que vivan en centros para la tercera edad y que estén diagnosticados de coronavirus. Bajo estas dos condiciones las autoridades sanitarias decidirán si la persona enferma es trasladada a una de las dos residencias o si, por el contrario, puede permanecer aislada en el centro en el que reside habitualmente.

 

 

109 INFECTADOS. Esta decisión fue tomada por la Xunta para intentar frenar los brotes de Covid-19 que se están expandiendo en las residencias de mayores gallegas y que a día de hoy cuentan con 109 infectados (88 usuarios y 21 trabajadores).

Por este mismo motivo, la Administración autonómica ha establecido que el personal que trabaje en las instalaciones habilitadas en Baños de Molgas "se hospedará en un establecimiento contiguo a la residencia". Así, pretenden trasladar un "mensaje de tranquilidad" a la vecindad de este municipio ourensano, ya que "ambos centros contarán con un control sanitario intensivo" y los pacientes "serán trasladados al hospital siempre que lo requieran".

De esta manera se "garantizan los controles sanitarios y la seguridad" en las dos residencias a través de las "medidas más estrictas exigidas en los protocolos sanitarios".

Así se actuará sobre Baños de Molgas, que consta con espacio suficiente para 93 personas y en Porta do Camiño, para 84.

Los primeros usuarios ya llegaron el martes al centro ourensano, fueron once personas que vivían en la residencia San Carlos de Celanova que dieron un resultado positivo. En la de Santiago (Porta do Camiño) se prevé que comiencen a llegar ya estos días.