El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Fallece José Luis Alvite, un periodista único e irrepetible

Original y brillante, dejó muestra de su innegable genio en EL CORREO // Pertenecía a una destacada saga compostelana

El periodista José Luis Alvite, entrevistando al histórico líder comunista Enrique Líster para EL CORREO GALLEGO - FOTO: cg
El periodista José Luis Alvite, entrevistando al histórico líder comunista Enrique Líster para EL CORREO GALLEGO - FOTO: cg

REDACCIÓN. SANTIAGO  | 16.01.2015 
A- A+

 Bohemio, antisistema, rompedor e independiente. Así era el genio de José Luis Alvite, maestro de varias generaciones de periodistas, profesionalmente adorado por igual por compañeros y lectores, que admiraban su peculiar estilo para abordar todo tipo de géneros. Ayer, cuando contaba con 65 años de edad, su luz se apagó en una fría habitación del Hospital Clínico de Santiago y mañana, sábado, será enterrado a las 12:00 horas en el cementerio de Boisaca.

Pertenecía Alvite a una destacada saga de periodistas compostelanos que dejaron huella en la profesión durante los últimos cincuenta años. Su padre, José Rey Alvite, ligado toda su vida a EL CORREO GALLEGO, con esporádicas colaboraciones en medios audiovisuales, era el prototipo de periodista todoterreno. Su tío, Jesús, de estilo diferente, fue también un referente del periodismo gallego, desarrollando su labor en diferentes medios de la comunidad, entre ellos, también en esta casa. José Luis Alvite, el heredero de esta dinastía, formó parte también de la plantilla de EL CORREO GALLEGO durante algunos de sus mejores años. Como su padre, abarcó todos los géneros del periodismo. De estilo peculiar e impactante, con una capacidad de imaginación desbordante y sin límite, sintonizaba a la perfección con lo que más demandan los lectores de periódicos, a los que continuamente abastecía con historias llenas de sorpresa, irreverencia y denuncia.

Al abandonar EL CORREO, trabajó para “quince directores más”, expresión con la que le gustaba resumir su currículo. Mantuvo también una colaboración fija en Onda Cero, original y cañera, muy elogiada por los grandes periodistas de la radio. Su sección Crónicas del Saboy pasará a la historia. EL CORREO, que tuvo el privilegio de disfrutar de su talento, acompaña en su dolor a su esposa María del Carmen, sus hijos Eva, David y Ana y todos sus seres queridos.