El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Fotógrafo

Fuco Reyes: "Uno nunca deja de fotografiar, con cámara o sin ella"

"Toda fotografía es una mentira; seguimos creyendo que las fotografías muestran la realidad, aunque lo que sucede es que, desde mi punto de vista, la construye"

FOTO: Fuco Reyes
FOTO: Fuco Reyes

JACOBO TÁBOAS SANTIAGO   | 18.12.2018 
A- A+

{Santiago} El fotógrafo compostelano Fuco Reyes, licenciado en Psicología y Comunicación, sigue coleccionando premios: acaba de recoger en Barcelona el Lux de Oro en la categoría de Fotografía Industrial por su obra 'Máquina latente'. Ya son diez años consecutivos recibiendo un premio en los Goya de la fotografía.

¿Cómo empezó en la fotografía?

Comencé con la fotografía cuando tenía unos 12 años, con una cámara que me habían regalado y todavía poseo (una Werlisa club color). Me inicié en la fotografía de la mano de uno de mis hermanos que por aquel momento era muy aficionado -y lo sigue siendo- y que colaboraba con un fotógrafo profesional que tenía su estudio ubicado en la Algalia de Arriba. Durante muchos años hice fotografías como aficionado sin valorar en ningún momento que podría dedicarme a ello en algún momento de mi vida.

¿Y cómo recuerda sus inicios?

A partir del año 2005 empecé a interesarme de otra manera en la fotografía; este interés surge a la par que el inicio de la fotografía digital, que me provocó una enorme curiosidad en aquel momento. Poco a poco fue creciendo mi interés por el medio fotográfico y comencé a formarme ya con cierto rigor. Como resultado de ese encuentro y esa búsqueda rigurosa que condujo a una formación exigente, decidí dejar mi profesión como psicólogo clínico y comencé a trabajar profesionalmente como fotógrafo. Con el tiempo me he dado cuenta de que en realidad en aquel momento no sabía prácticamente nada de lo que supondría tanto a nivel personal como profesional este viaje en el mundo de la fotografía. Actualmente, todavía considero que el camino es interminable y que, con cada paso que doy, el recorrido se vuelve mucho más interesante y lejano. Este es el gran secreto de la fotografía: lo que queda por venir, el profundo misterio.

¿Siempre lleva la cámara encima?

Normalmente procuro llevar una cámara conmigo, ya que se ha vuelto una parte de mí. Pero uno nunca deja de fotografiar, con cámara o sin ella, aunque fotografiar suponga no hacer fotografías.

¿Ha viajado mucho a lo largo de su carrera?

Hay algunos viajes importantes que tienen que ver con algún encargo o exposición fotográfica, como la exposición realizada en Japón en el año 2010 o el trabajo realizado en los campamentos de refugiados saharauis que supusieron un cambio importante a nivel personal, pero en realidad el viaje más importante tiene que ver con un viaje interior; este viaje no tiene un destino fijado previamente. No sabemos adónde nos llevará.

¿Cuál es la clave para hacer una buena fotografía?

Aprender, aprender, aprender, aprender... Información, formación, reflexión y tiempo.

¿Cuál es denominador común de sus trabajos?

Poner todo lo que uno sabe en cada fotografía. Y no solamente lo que sabes, si no lo que eres.

¿Cuál ha sido la fotografía que más riesgo le ha supuesto a la hora de hacerla?

Toda fotografía tiene que suponer un riesgo, la comodidad es un buen comienzo para crear malas fotografías. Puede suponer un riesgo físico, pero el más importante es el riesgo personal; esa es la clave. Cuanto más se expone uno, mejor es el resultado.

¿Tiene algún referente, algún fotógrafo que le haya marcado?

Hay muchos fotógrafos y fotógrafas que han marcado de alguna manera mi trabajo. Ocurre continuamente. Humberto Rivas podría ser un ejemplo importante para mí.

¿Tres palabras que definan su trabajo?

Esfuerzo, esfuerzo y esfuerzo.

¿Qué es lo más sorprendente o llamativo que le ha pasado haciendo un reportaje?

Darte cuenta de que, en realidad, recibes mucho más de lo que das, mucho más. La clave es saber mirar y darse cuenta; formar parte de lo que uno fotografía.

Como profesor, ¿qué consejos le da a alguien que está empezando en la fotografía?

El consejo más importante que podría dar es que la fotografía es un camino de largo recorrido, que hace falta tiempo, dedicación y poner parte de uno mismo en lo que hace. Es necesaria una gran dosis de humildad, paciencia, pasión y compromiso. La fotografía se acaba convirtiendo en un modo de vida que nos permite descubrir una manera diferente de relacionarnos con el mundo y con nosotros mismos. Es una manera de entender la realidad.

¿Qué diferencia una fotografía de autor a una foto de encargo?

La fotografía de encargo viene de afuera. La fotografía de autor proviene de adentro.

Dice que le fascina la capacidad que tiene la fotografía para crear nuevas realidades que acaban siendo más verosímiles que la propia realidad.

Toda fotografía es una mentira que tiene la capacidad de hacernos ver y sentir la realidad de una manera mucho más acertada que una supuesta verdad. Seguimos creyendo que las fotografías muestran la realidad, aunque lo que sucede es que, desde mi punto de vista, la construye. Lo que tenemos que preguntarnos como autores es qué queremos construir.

Acaba de lograr el Lux de Oro en la categoría de Fotografía Industrial por su obra 'Máquina latente', el 14º en total y ya van diez años consecutivos siendo premiado.

El primer premio Lux lo recibí en el año 2009 y han sido diez años consecutivos con premios en fotografía de arquitectura, bodegón, paisaje, proyecto personal y fotografía industrial. Los reconocimientos tienen la relevancia necesaria como estimulante, como motivación; sobre todo cuando ese reconocimiento lo hacen colegas de profesión. Sin embargo, no es buena idea darle más importancia o relevancia de la que tiene; se puede caer en la trampa de pensar que eso es lo único importante.

¿Podría describir Santiago desde el punto de vista de un fotógrafo profesional (y compostelano)?

Santiago es uno de esos lugares que nos permiten descubrir las diferentes ciudades que esconde en diferentes capas. Hay muchas ciudades escondidas en Santiago. La fotografía nos permite desvelarlas. Son ciudades que están en nuestra memoria y nuestra imaginación.

¿Cómo se ha organizado desde un punto de vista técnico y también físico para fotografiar las obras de ampliación del puente de Rande?

Fotografiar un proyecto de tal envergadura siempre es un reto apasionante. Implica tener una enorme curiosidad, disposición para poder explorar el entorno, capacidad para desarrollar una mirada estética acorde con el proyecto e intuición para buscar la posición más ajustada al tiempo y al espacio en que se encuentra la obra.

EL TEST

Una cámara La cámara oscura
Una ciudad Las ciudades invisibles de Italo Calvino
Un lugar para desconectar Cualquier cumbre de cualquier montaña del mundo
Una película ‘Paris, Texas’
Una canción ‘Wish you were here’, de Pink Floyd
Un libro ‘El zen y el arte del mantenimiento de la motocicleta’
Un plato Uno que alimente la creatividad
Un personaje histórico Cualquier hombre o mujer que haya
sabido hacer las preguntas necesarias que han permitido abrir nuevas puertas tanto en el pensamiento, la ciencia, el arte y la cultura para que hoy en día sigamos teniendo esperanza
en nuestra especie, a pesar de nosotros mismos
Una superstición No tener supersticiones
Algún hobbie El silencio
Una habilidad aparte de la fotografía Escuchar

EL PERFIL. Psicólogo y fotógrafo profesional, Fuco Reyes es licenciado en Psicología por la Universidad de Santiago con la especialidad de psicología clínica. Es, además, licenciado en Ciencias de la Comunicación por la USC y diplomado en Fotografía Artística Contemporánea.

TRAYECTORIA. Además de trabajar como fotógrafo profesional, imparte como docente distintos cursos y talleres de fotografía desde diferentes espacios y entidades. Es presidente y director de la Asociación Cultural Fotoforum Compostela y miembro de la Asociación de Fotógrafos Profesionales de España.