El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Inversión de 7 millones de la Xunta en contrataciones y material sanitario

Núñez Feijóo constata "dificultades" para adquirir test y vuelve a arremeter contra el Gobierno central y su gestión del material // Reivindica la "anticipación" con la que actuó Galicia frente a la crisis, y advierte de que "lo peor está por llegar"

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, durante su comparecencia en el Parlamento de Galicia este jueves. - FOTO: PARLAMENTO DE GALICIA
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, durante su comparecencia en el Parlamento de Galicia este jueves. - FOTO: PARLAMENTO DE GALICIA

SANTIAGO. EUROPA PRESS  | 26.03.2020 
A- A+

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Fejóo, ha anunciado que su Ejecutivo autorizará en su reunión de este viernes la publicación de una nueva orden para ampliar los contratos de personal en la última fase de formación: 145 facultativos más de otras especialidades que pueden contribuir en la lucha contra el coronavirus --médicos, farmacéuticos, psicólogos y radiofísicos--, además de 22 enfermeros.

Este proceso se sumará a la orden publicada en el Diario Oficial de Galicia en la pasada jornada y que permitirá ampliar desde el 1 de abril los contratos de 160 médicos residentes y 31 enfermeros especialistas residentes, que están en su último año de formación.

Lo ha trasladado durante su comparecencia en la Diputación Permanente del Parlamento, donde ha precisado que entre los dos procesos se cerrará el contrato de 358 profesionales, que se sumarán a los más de 39.000 que ya tiene la plantilla del Servizo Galego de Saúde (Sergas)

"Nunca antes hubo más profesionales en el Sergas y ahora aún habrá más", ha sentenciado el presidente gallego, en una sesión en la que la oposición, enfrente, le ha afeado "recortes" en la sanidad pública bajo su mandato. Por su parte, Feijóo ha subrayado que, con la nueva incorporación, la inversión en personal anual es de 22,3 millones de euros.

Además del refuerzo de personal, Feijóo ha anunciado también un refuerzo en material y equipamiento, con nuevas contrataciones por importe de 7 millones de euros, para abonar parte del material adquirido --y que está "empezando a llegar", aunque sobre todo lo hará el fin de semana-- y para autorizar más: máscarillas quirúrgicas y respiratorias, batas de alta protección, botellas de solución desinfectante y "todos los test que se puedan conseguir".

ACCIONES CONTRADICTORIAS "DE OTRAS ADMINISTRACIONES"
Feijóo ha remarcado en varias ocasiones, durante su intervención, que la Xunta adquirirá "todos los test que se puedan conseguir", "de todas las casas" y de todas las "referencias", al tiempo que ha incidido en las "dificultades" con las que se está encontrando el servicio de salud autonómico para conseguir material, sobre todo test.

Más tarde, ha incidido en que la oposición no le puede pedir que haya test masivos en las residencias de la tercera edad --cuestión que, ha admitido, sería favorable-- cuando "hay que andar presionando a las multinacionales farmacéuticas para conseguir test todas las noches".

"Y no quiero entrar en decisiones de otras administraciones públicas porque por un lado se dice que se puede comprar, pero por otro lado se dan instrucciones a los que pueden vender. Este asunto hay que tratarlo con rigor, con independencia de que se hable de todo cuando esto pase", ha esgrimido el presidente gallego.

Así, ha vuelto a arremeter contra el Gobierno central por la gestión del material y la decisión inicial de centralizar la compra del mismo por parte del Ministerio de Sanidad. Una decisión que "paralizó los pedidos de las comunidades" --ha dicho el presidente gallego-- durante "más de una semana". Feijóo ha incidido en que es su deber

"NO TENEMOS MATERIAL GARANTIZADO POR EL MINISTERIO"
"No tenemos material garantizado por el Ministerio", ha insistido el presidente, quien ha asegurado que sus compañeros del resto de autonomías opinan lo mismo y ha precisado que él "discute" la decisión de intentar centralizar esa compra por parte de una Administración que habitualmente "solo gestiona los hospitales de Ceuta y Melilla", y que no tiene "la suficiente infraestructura logística".

"Es una postura razonable, no crea que vamos a plantear más problemas, pero ustedes no me perdonarían que me estuviese callado ante la ausencia de material", ha esgrimido Feijóo, a quien no le parecer "de recibo" que se critique a la Xunta por no enviar material a los municipios --ha dicho que sí se ha remitido-- mientras el Gobierno "no es capaz de surtir" a las fuerzas de seguridad y ha ejemplificado con algún caso en Galicia.

LOS USUARIOS DE RESIDENCIAS INFECTADOS "CRECERÁN"
En su intervención, Feijóo también ha reivindicado la necesidad de material para los trabajadores de residencias de mayores y ha remarcado el que les ha trasladado la Xunta, así como la habilitación de dos residencias integradas en las que los usuarios de centros de la tercera edad con patologías complejas puedan tener un seguimiento más medicalizado.

A este respecto, ha reiterado que "se podrán habilitar nuevas residencias integradas" si el protocolo clínico lo aconseja, y también ha recordado que, cuando los mayores de estas residencias integradas tengan un cuadro que lo exija, serán hospitalizados.

Al tiempo, ha vuelto a trasladar "un mensaje de confianza" en los gestores y trabajadores de estos centros, para decir que no se puede "generalizar" determinadas conductas preocupantes que trascendieron en días pasados. Por parte de la Xunta, ha señalado que "antes y ahora" estuvo y estará "vigilante" y denunciará cualquier actitud "anómala".

Dicho esto, ha avanzado que las cifras de usuarios de residencias de la tercera edad infectados "crecerán", como también lo harán los contagios fuera. Por el momento, eso sí, ha advertido que el porcentaje de infectados en este tipo de centros de la tercera edad "no llega al 1% del total de los usuarios". "Los profesionales de las residencias están haciendo un buen trabajo, esforzándose al máximo", ha dicho.

 

 

 

"LO PEOR ESTÁ POR LLEGAR"

El presidente de la Xunta ha reivindicado este jueves la "anticipación" con la que actuó la Comunidad gallega frente a la crisis del coronavirus, al tiempo que ha instado a los partidos a "estar a la altura" de los gallegos y ha hecho un llamamiento "a la unidad", sobre todo --ha dicho-- porque "lo peor está por llegar".

"Lo peor está por está por llegar", ha precisado Feijóo, en el plano de la asistencia sanitaria --ha recordado la estimación de 4.000 camas que ha hecho el Sergas con la vista en el pico--. Pero también ha reconocido que el confinamiento "ha dado sus frutos". "Un contagio menos hoy son tres contagios menos mañana", ha aseverado el presidente gallego.

Y ha incidido en que, a diferencia de los contagiados y fallecidos, los contagios evitados y las vidas salvadas no se pueden cuantificar. "Pero también forman parte de la verdad", igual que los profesionales sanitarios y los trabajadores de servicios esenciales "que cumplen con su labor" día a día.

Dicho esto, y tras repasar las distintas medidas adoptadas y las nuevas que se tomarán, Feijóo se ha reafirmado en que "vienen semanas muy duras". Ha aludido a la presión asistencial "tanto en urgencias, como en las plantas de hospitalización como en los cuidados intensivos".

Eso sí, ha lanzado un mensaje de esperanza: "Galicia se recuperará, como toda España". "No nos podemos dar la mano, pero todos echamos una mano para reducir los riesgos y no nos podemos abrazar, pero estamos más cerca que nunca. Miraremos hacia atrás y recordaremos estos días con tristeza, pero también con orgullo", ha aseverado, antes de concluir con su proclama habitual, el llamamiento a los gallegos a "cuidarse" para "cuidar a los que más quieren".

MINUTO DE SILENCIO

En una sesión que arrancó con un minuto de silencio por las víctimas del coronavirus, Feijóo ha repasado cada fecha en la que Galicia dio sus primeros pasos en la compra de material y en la adopción de medidas en los distintos ámbitos (como la declaración de la emergencia sanitaria y el cierre de colegios antes del estado de alarma que afectó al conjunto del Estado).

Enfrente, ha vuelto a cargar contra el Gobierno central, sobre todo en el ámbito del material. Pero también ha insistido en su proclama de "lealtad" y, frente a quienes reivindican un parón total de la actividad económica, Feijóo ha asegurado que sí está al lado del Ejecutivo estatal en su planteamiento de tratar de evitar "que el país se arruine del todo" mientras se toman medidas para tratar de preservar la salud pública.

Dicho esto, tras confesar que, después del accidente del Alvia que dejó 80 víctimas mortales, esta crisis sanitaria es lo peor que ha vivido como presidente, ha reivindicado: "Estamos gestionando con bastante admiración por parte de la gente que sabe como funcionan los servicios públicos".

LA OPOSICIÓN DISCREPA
Enfrente, la oposición, que le ha vuelto a trasladar al presidente de la Xunta su "lealtad" para colaborar en esta lucha, también ha evidenciado sus puntos de desacuerdo y ha puesto en duda las afirmaciones en las que Feijóo reivindicó la anticipación de Galicia.

De este modo, el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero ha asegurado que "no fue así". "Ni usted ni ninguno de los portavoces parlamentarios de esta Cámara ni ninguno de los portavoces del Congreso de los Diputados tuvimos la capacidad de dos semanas antes predecir lo que estaba ocurriendo", ha sostenido.

"Aquí se decretó un estado de emergencia importante justamente después de que el Gobierno de España anunciase un estado de alarma y se tomaron medidas importantes para el país en el que esta situación implica una necesidad de cooperación, pero desgraciadamente la situación nos cogió a todos en un escenario imprevisto", ha asegurado.

Las palabras de Gonzalo Caballero han provocado el rechazo de Núñez Feijóo, quien ha respondido que el socialista "se equivoca" al asegurar que las decisiones de la Xunta fueran posteriores a las del Gobierno central.

"Nadie aquí anticipó lo que estaba ocurriendo", ha insistido en el turno de réplica Gonzalo Caballero, quien ha precisado que antes de que Feijóo decretase la emergencia sanitaria ya se sabía que el Gobierno iba a anunciar el estado de alarma y ha criticado que se intente "colgar medallas" por cuestiones de horas que no solucionan los problemas del país".

"¿En qué país un presidente del gobierno puede anunciar un estado de alarma sin aprobarlo?", le ha contestado Feijóo, quien ha puesto en cuestión que se "preavisase" de esta medida dejando que "miles de personas entrasen en Galicia" y llenasen zonas como las Rías Baixas y A Mariña. De hecho, el presidente ha añadido que esta misma semana tuvo que volver a alertar de que estaban llegando en vuelos a la Comunidad personas que no viven en ella, lo que vulnera las restricciones impuestas.

"Lecciones y decir que copiamos al Gobierno de España ya le digo que no, que en ningún caso", ha recalcado Feijóo, quien también ha censurado que Sánchez no compareciese hasta "las 22 horas" tras para comunicar el estado de alarma declarado en un Consejo de Ministros "por la mañana".

PONTÓN: "SE EQUIVOCA" SI CREE QUE LA XUNTA SE ANTICIPÓ
En la misma línea, la jefa de filas de los nacionalistas gallegos, Ana Pontón, le ha trasladado a Feijóo que "se equivoca" si cree que la Xunta se anticipó "en la residencias de mayores" o "para garantizar el suministro necesario de material sanitario". "No tenemos el material suficiente", ha señalado Pontón, que ha pedido "respeto" para el personal sanitario. "No está para un pimpampum entre la Xunta y el Gobierno", ha subrayado.

Pontón también le ha afeado a Feijóo que "se equivoca" si cree que "se anticipó en las medidas económicas". "Creo que ahí usted no se está anticipando y creo que se equivoca si cree que con medidas tardías e insuficientes está todo hecho", ha sostenido Pontón, que le ha pedido aciertos a Feijóo "por el bien de Galicia" y de los gallegos.

Además, Pontón le ha traslado al presidente de la Xunta que "no es el momento" de que acuda a la Cámara a "hacer oposición de la oposición". "Los gallegos se merecen algo mejor", ha apuntado la nacionalista, que se ha mostrado convencida de que Sánchez "le gustaría" tener una oposición como la que Feijóo está teniendo en Galicia.

A las palabras de Pontón ha respondido el portavoz parlamentario de los populares gallegos, Pedro Puy, quien se ha mostrado convencido de que a la "oposición en Madrid también le gustaría tener el gobierno que tiene Galicia" y que "se reúne constantemente" con los grupos para abordar la situación de emergencia.

Puy ha asegurado que en la crisis del coronavirus "Galicia está en buenas manos" y ha animado al Gobierno a "seguir anticipándose, respondiendo a los problemas, con transparencia y altura de miras".

ANTÓN SÁNCHEZ CRÍTICA EL "CRUCE DE REPROCHES"
Por su parte, el portavoz del Grupo Común da Esquerda, Antón Sánchez, ha advertido que la reunión de la Diputación Permanente no es para que se acuda a "cruzar reproches" ni "para hacer autobombo".

"No vemos adecuado que se gaste tiempo en hablar de si la Xunta de anticipó o no en lugar de contestar a las preguntas que se hace la ciudadanía gallega", ha manifestado Sánchez, que ha criticado la "política sanitaria" del Gobierno de Feijóo y ha pedido una intervención de la sanidad privada al igual que la que se está llevando a cabo con las residencias, toda vez que se está hablando "hacer un hospital de campaña en el Multiusos do Sar".

Por último, Davide Rodríguez (En Marea) ha considerado necesario aprovechar esta crisis para "no cometer los mismos errores" que en la de 2008 en la que se socializaron las pérdidas y ha trasladado a Feijóo su preocupación por el impacto en sectores como la agricultura y la pesca. El presidente, en su réplica, subrayó la voluntad de su Gobierno por "abrir los mercados de proximidad", pero con garantías para la salud de compradores y vendedores.

LLAMADA A LA UNIDAD Y UN AVISO: "EL PICO EMPEORARÁ"
Pese a las discrepancias, Feijóo ha advertido que por encima de todo está Galicia y ha hecho una llamada de "unidad" a la oposición, al tiempo que ha advertido que "lo peor está por llegar".

"Quiero advertir que el estado de alarma pasará, pero el de emergencia sanitaria no, porque lo primero es el estado de salud de los gallegos", ha indicado, antes de precisar que, según los datos clínicos y científicos de los que dispone la Xunta, todo apunta que "el pico de contagio con derivación de hospitalización y UCI empeorará en los próximos días".

"Estamos en la mitad del porcentaje de contagio de España y se va a incrementar. Los tendré informados de cómo va evolucionando y qué medidas tomamos", ha comprometido, para concluir que en mayo o junio será preciso conocer "qué porcentaje de déficit público" se autorizará a las comunidades.