Domingo 20.10.2019 Actualizado 00:18
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

CEO de Improving Metrics

Jesús Echarri : “El primer día que metimos un móvil en casa perdimos nuestra intimidad”

El CEO de Improving Metrics, Jesús Echarri.  - FOTO: IM
El CEO de Improving Metrics, Jesús Echarri. - FOTO: IM

MARÍA ALMODÓVAR  | 18.09.2018 
A- A+

Parece que todos asumimos que la inteligencia artificial es la nueva revolución, aunque no todo lo que se dice que es IA lo es, lo mismo sucede con el Big Data. ¿Qué aplicaciones tiene actualmente la IA?
Simplemente, por poner el punto de partida, podemos decir que el combustible de la IA son los datos, el Big Data. Es decir, la IA usa esos datos y aplica la estadística para realizar predicciones de futuro. Actualmente, la IA tiene aplicaciones mucho más allá de lo que nos podemos imaginar, desde inversiones en Bolsa, recomendaciones de productos y asistentes de atención al cliente. Hay países donde ya se utiliza para decidir si un preso obtiene la libertad condicional o no, e incluso para decidir el precio de la póliza de un seguro. Y es que, generalmente y aunque suene frío, se usa para clasificar personas.

Todo apunta a que España y Europa van un paso por detrás. ¿Se está haciendo lo suficiente para ser competitivos en este ámbito?
Nosotros somos uno de esos pocos casos aislados que invierte gran parte del presupuesto en Innovación y Desarrollo, alrededor de unos 150.000 € este año. De hecho, estamos inmersos en un proyecto con el CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) y además participamos en Horizonte 2020, el programa europeo que financia proyectos de investigación e innovación. Aquí trabajamos mano a mano con socios como Airbus, Siemens, ST Microelectronics, Instituto Mario Boella de Turin, Emalcsa, Robotnic, Paremus, el Comisariado para la Energía Atómica y las Energías Alternativas, la Universidad de Grenoble Alpes, la Fundación Eclipse y el Instituto Audiovisual y de Telecomunicaciones de Europa.

Creemos que, como empresa, estamos haciendo bien las cosas, pero como país, las preocupaciones deberían ser otras. Por ejemplo, promover políticas y normas propicias para un marco regulatorio seguro para el desarrollo y explotación de nuevas tecnologías, adaptar la formación a la nueva realidad y ­promover una cultura y valores que aporten a la sociedad un liderazgo claro, estable, sano y constructivo, enfocado a ser más inteligentes y preocupados por lo asuntos realmente importantes, que muchas veces no son los que hacen ganar votos pero sí ­construyen un país de futuro.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt