El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Juan Gallo presenta este jueves en Santiago su nuevo libro

Poeta y editor, acude a la librería San Pablo con el poemario 'La noche y sus etcéteras' // Lo publica el sello Gravitaciones

LITERATURA Estefanía González y Juan Gallo - FOTO: juanramongallo.blogspot.com
LITERATURA Estefanía González y Juan Gallo - FOTO: juanramongallo.blogspot.com

JOSÉ MIGUEL GIRÁLDEZ SANTIAGO   | 27.02.2019 
A- A+

La influencia de San Juan de la Cruz no ha decaído nunca. El místico se alza con su poliédrica voz a través de las edades, y desemboca ahora, con fuerza indecible, en las habitaciones del presente. Juan Gallo, poeta y editor, supo que ese autor nunca resultaría extraño a la lírica contemporánea, con su capacidad para penetrar las telas de la noche. Ese viaje al profundo del bosque, a las lindes de lo concreto, donde se halla la luz que irradia el amado, es justo lo que propuso a veinticuatro poetas en este libro que mañana se presenta en Santiago (Librería San Pablo, 19.00 h.), La noche y sus etcéteras, publicado por Gravitaciones, la editorial que él dirige.

Acostumbrado a textos delicados, editados con mucha dedicación (ahí está, por ejemplo, la poesía de la berciana Ester Folgueral, que también participa en este volumen), Gallo cuenta con voz pausada la generación de este libro, tras una idea de Fernando Donaire, de la comunidad carmelita de Úbeda, donde se llevó a cabo un encuentro con varias miradas artísticas a la Noche Oscura.

Y de ahí, de la noche, arranca esta relectura del gran místico, y en ese arranque trae consigo el temblor al borde del jardín, el misterio del bosque donde habitan luces minerales y leves bujías que anuncia esperanza. La noche como territorio favorito de los poetas, me dice el autor.

"La noche como territorio de libertad, en el que pueden encontrarse tantas cosas, en oposición al día, más burgués y ordenado", explica.

"Por supuesto que ese viaje da lugar a múltiples experiencias, no todas en el campo de la interpretación religiosa, sino, sin duda, también en el terreno de las pulsiones humanas", añade.

San Juan de la Cruz, favorito de tantos poetas, influencia ineludible, atraviesa con llama de amor viva el deseo apasionado que brota del corazón o de la sangre, en los límites de lo espiritual, en la ventura dichosa de la amistad y el calor de lo querido, de lo largamente anhelado y perseguido, del deseo perpetuo o la visión gozosa. "Aquí hay poemas de todo tipo", cuenta.

"No sólo desde el punto de vista formal, más modernos y más clásicos, como el de Antonio Colinas. Hay poemas en prosa, poemas de gran contemporaneidad, sobre la vida bohemia y la doméstica, sonetos, por ejemplo, y otros mucho más libres".

DATOS

Tradición En la medida en que la poesía romántica de Wordsworth bebe de la fuerza de la naturaleza, como Emerson o Thoreau, San Juan nos lleva a esos mismos contextos de paz y pasión en medio del entorno natural, un intento de escapar de las sombras en busca de la noche iluminada por las trémulas luces que en el fondo del bosque del alma anuncian la presencia del amado.