El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Julio Iglesias es padre de Javier Sánchez, según un auto judicial

La resolución del caso llega veintiocho años y tres demandas después de que la madre del valenciano realizase la primera solicitud contra el músico

Fotografías de archivo del afamado cantante Julio Iglesias, a la izquierda, y Javier Sánchez Santos, el demandante - FOTO: Efe
Fotografías de archivo del afamado cantante Julio Iglesias, a la izquierda, y Javier Sánchez Santos, el demandante - FOTO: Efe

BELÉN SOUSA SANTIAGO  | 11.07.2019 
A- A+

Un juzgado de Valencia determinó durante la jornada de ayer que Julio Iglesias es el padre de Javier Sánchez Santos, de 43 años. Aunque la sentencia no es firme, motivo por el que tanto el abogado del artista como la Fiscalía anunciaron que recurrirán, el demandante recibió la noticia con “lágrimas y abrazos”.

El titular del Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia hizo pública ayer la sentencia en la que considera que los indicios aportados en este caso “son suficientes” para apreciar la relación de paternidad entre Javier Sánchez y el cantante.

Entre los indicios se cita la negativa del demandado “a posibilitar la práctica de la prueba biológica”, aunque “hay constancia en las actuaciones de que, en la época aproximada de la concepción del demandante, existieron contactos y trato entre la madre de este y Julio Iglesias”.

Los contactos en cuestión tuvieron lugar en el mes de julio de 1975, en una sala de fiestas ubicada en la localidad de San Feliu de Guixols (Girona). Actualmente, estos hechos “hacen que no sea inverosímil ni descabellada la posibilidad de que existiesen relaciones sexuales entre ellos”, tal y como argumentó el magistrado.

El testimonio de la madre de Sánchez Santos, quién aportó durante el juicio “datos muy concretos sobre la pertenencia, ubicación y distribución interior del chalet” donde Iglesias se alojaba esos días, y el “evidentísimo parecido físico” entre el cantante y el propio demandante, también son parte de las pruebas.

Sobre este tema, la sentencia señaló que, “aunque podría ser fruto del azar, sería una excesiva e improbabilísima casualidad que, teniendo con el músico ese gran parecido y habiendo sido concebido precisamente en los días aproximados” en que su madre y Julio Iglesias coincidieron en la misma sala de fiestas, “su padre fuera un tercero” .
El juicio por la supuesta paternidad quedó visto para sentencia el pasado 4 de julio tras la celebración de una vista en la que únicamente declaró como testigo la madre de Sánchez Santos, la exbailarina María Edite Santos.

La resolución del caso llega veintiocho años después de que la madre del Sánchez Santos presentara una primera demanda contra el cantante. Aunque esta ganó en primera instancia, luego perdió ante el Tribunal Supremo. Después de esto, siguieron otras dos presentadas por su hijo, quien consiguió que admitiesen la segunda en diciembre de 2017.

Después de recibir la noticia, el abogado del demandante, Fernando Osuna, afirmó que Javier Sánchez Santos podrá usar el apellido de su padre y heredar cuando muera el cantante y la sentencia sea firme. Así, aunque será recurrida, indica que “fracasarán porque la sentencia está muy bien fundamentada”.

Por su parte, el demandante recibió “muy contento” y con “lágrimas y abrazos” la respuesta de la sentencia, tal y como explicó a EFE un amigo suyo. También se comunicó que hasta la semana que viene no hará declaraciones.

No es el final: será posible recurrir la sentencia 

El representante del cantante lo hará porque los indicios “no son suficientes”

La sentencia que señala que Julio Iglesias es el padre de Javier Sánchez Santos no es definitiva: podrá ser recurrida ya que no es firme.

Tras conocer la noticia, el abogado Fernando Falomir, representante legal de Julio Iglesias en este juicio, avanzó a EFE que recurrirá la sentencia ya que esta se basa en una presunta negativa a someterse a una prueba biológica que a su juicio “no es tal”, y en cualquier caso se trata de “cosa juzgada”.

Además, Falomir defendió que no hay indicios para determinar la relación existente entre ellos, sino “una foto de Julio aquel día con otras personas en una sala de fiestas” en 1975, lo que en su opinión “no es suficiente”.

Por otro lado, el abogado del demandante, Fernando Osuna, anunció que el proceso se podría alargar durante tres o cuatro años más en función de los recursos que presente el abogado del cantante ante la Audiencia de Valencia, el Tribunal Supremo, el Constitucional y el Europeo de Derechos Humanos, aunque auguró que fallarán.

Así, será necesario esperar para conocer la resolución final del caso después de que se realizasen demandas en 1991, 2004 y 2017, cuando el despacho de abogados sevillano Bufete Osuna consiguió una prueba de ADN a través de un detective privado.