El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

La metodología BIM: la nueva destreza para los profesionales de la ingeniería

20.12.2018 
A- A+

Muchas de las tecnologías que se utilizan en la actualidad son el resultado de los esfuerzos de los ingenieros. No en vano, la ingeniería es un área científico - técnica que a lo largo de la historia ha tenido siempre una enorme influencia y un gran impacto en la sociedad. Un impacto que, precisamente, irá a más ya que, según el Foro Económico Mundial, de las 10 principales habilidades laborales futuras, 4 serán claves entre los ingenieros.

Los ingenieros requieren a día de hoy de una serie de destrezas que se consideran fundamentales para desarrollar su labor. Aparte de la formación que pueden obtener mediante sus licenciaturas, o complementando estas con un master BIM u otro tipo de cursos, han de disponer de una serie de habilidades prácticas para desenvolverse mejor en su desarrollo profesional.

Destrezas exigidas a los ingenieros en la actualidad

Estas destrezas son capacidades elementales que van más allá del talento y la formación académica de cada ingeniero.

Una de ellas tiene que ver con la perseverancia ante las adversidades, lo que se conoce más concretamente como resiliencia. La aceptación de los errores, algo que sucede de manera habitual en la labor de cualquier ingeniero, es la forma más sencilla de poder progresar y cumplir los objetivos marcados en cualquier proyecto.

A su vez, un buen ingeniero debe tener una perfecta organización y capacidad de trabajo en equipo. De esta manera, podrá cumplir a la perfección y en el menor tiempo posible los objetivos establecidos con sus clientes. Además, ha de valerse también de la experiencia y la creatividad personal dentro del trabajo en equipo para que estas cualidades se vean reflejadas en su labor.

Por otro lado, dos destrezas de suma importancia para cualquier ingeniero son la proactividad y la iniciativa. Un perfil profesional de este tipo debe adquirir pronto una capacidad resolutiva en la resolución de problemas, lo que se traduce en una iniciativa constante para poner en práctica sus propias soluciones.

A todo esto hay que unirle una serie de habilidades sociales y de gestión con las que poder adoptar una actitud de liderazgo para ayudar a los miembros del equipo de trabajo, estrechar lazos entre ellos y asumir tareas de diversa índole. En este sentido, no puede faltar una enorme capacidad de adaptación a los distintos entornos y circunstancias, ya que la vida profesional del ingeniero está en constante cambio.

Por último, habría que hablar de la capacidad de estar abierto a adquirir nuevos conocimientos. Un ingeniero ha de estar siempre dispuesto a seguir especializándose en una materia o en un campo concreto, ya que de esta manera podrá crecer profesionalmente dentro de la empresa.

La metodología BIM en la ingeniería

Ya que hablamos, precisamente, de adquirir nuevos conocimientos y seguir especializándose en nuevas materias, nada mejor que hacerlo de la metodología BIM (Building Information Modeling).

BIM es una metodología de trabajo colaborativa para la creación y gestión de un proyecto de construcción. Su objetivo fundamental es centralizar toda la información del proyecto en un modelo de información digital creado por todos sus agentes. Una metodología que cada vez está siendo más implementada en multitud de empresas, a pesar de que aún hay pocos profesionales preparados para llevarla a cabo completamente.

Building Information Modeling hace referencia especialmente a diversas tecnologías y metodologías empleadas para diseñar, construir y desarrollar proyectos de edificación e infraestructuras en espacios virtuales. El BIM permite generar modelos tridimensionales y un espacio de trabajo compartido y colaborativo entre los diferentes profesionales que intervienen en estos proyectos, entre los que se encuentran precisamente los ingenieros.

Numerosos países, entre los que se hallan España, Reino Unido, Italia, los países escandinavos o los Países Bajos ya han establecido el uso de BIM como un requisito obligatorio. Precisamente, la Unión Europea ya emitió en el año 2014 una Directiva recomendando la adopción de esta metodología.

En estos países ya se vienen apreciando algunas de las ventajas de la implementación de la metodología BIM, especialmente en lo que concierne a la reducción de costes de infraestructuras en el sector público y en la realización de proyectos más eficientes desde el punto de vista del rendimiento, la productividad y la calidad.

En resumen, se puede decir que la metodología BIM permite:

  • Crear modelos conceptuales y realizar sobre ellos cálculos de áreas y análisis de energías

  • Obtener simulaciones y cálculos

  • Integrar las fases constructivas, estructurales y de instalaciones en un solo modelo

  • Obtener isométricos

Ni que decir tiene que la metodología BIM es una de las principales destrezas que deberán manejar los ingenieros en un futuro muy cercano. En la actualidad, aún no hay muchos profesionales que sean capaces de dominar todas las competencias del Building Information Modeling. De ahí que un master en BIM sea la solución perfecta para adquirir los conocimientos necesarios para trabajar con esta metodología fundamental.