El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Movimientos poblacionales de siglos en un nuevo mapa genético

Elaborado por genetistas de las universidades de Santiago y Oxford, revela que los individuos modernos peninsulares fueron moldeados en los últimos mil años

Detalle de los distintos agrupamientos identificados a lo largo del territorio peninsular - FOTO: USC
Detalle de los distintos agrupamientos identificados a lo largo del territorio peninsular - FOTO: USC

MARIO ÁLVAREZ SANTIAGO  | 02.02.2019 
A- A+

Un nuevo estudio sobre la distribución genética de más de 1.400 individuos de toda España demuestra que los patrones genéticos en individuos modernos fueron moldeados por los movimientos de población de los últimos mil años.

Además, el nuevo trabajo desarrollado por investigadores de las universidades de Santiago y Oxford muestra que en algunas regiones existen patrones discernibles de diferencias genéticas entre individuos que viven a una distancia de diez kilómetros. Este equipo internacional analizó muestras de ADN de más de 1.400 personas para generar el primer mapa genético a escala fina de España y comprender el impacto de la migración en España en la población actual.

Los resultados de la investigación acaban de ser publicados por Nature Communication en un artículo que firman el catedrático de la USC Ángel Carracedo, y Simon Myers, Peter onnelly y Clare Bycroft, de la Universidad de Oxford.

La investigación identifica diferencias genéticas más fuertes en el eje imaginario que va del este al oeste de la península, así como muestras de movimientos históricos de población de norte a sur en España. La autora principal del estudio, Clare Bycroft, explica que estos patrones reflejan la historia singular de la península y, teniendo en cuenta específicamente el estudio de ADN, apuntan "la agrupación de individuos modernos cuyos límites geográficos coinciden estrechamente con los de distintos reinos, con sus respectivos idiomas, presentes hace más de quinientos años".

A partir del examen de los patrones de intercambio de ADN entre individuos de la península y de otras partes del mundo, el equipo de genetistas pudo identificar hasta un 10 % de ascendencia del noroeste de África en habitantes modernos de la península, incluyendo individuos de Portugal. El equipo de investigadores estima que este ADN dataría de alrededor de los años 860-1120, un período de migración de población procedente de la actual Marruecos durante el dominio musulmán de España. Más recientemente, se habrían producido migraciones de personas de ascendencia vasca hacia el sur atravesando la península.

Migración civil. Siguiendo la llegada de 30.000 combatientes, hubo una migración civil de un número desconocido de personas, se calcula que fueron bereberes del norte de Marruecos que se instalaron en diversos puntos de la península Ibérica. Los análisis previos explicarían que este movimiento habría producido un "impacto genético sustancial y genéticamente variable".

Además, los resultados implican la predominancia de ADN del noroeste de África durante la emigración. En el territorio español, la presencia de ancestros de origen africano ocurrió en todos los grupos, si bien los niveles son menores en País Vasco y la zona del espacio en el que se asentaba la Corona de Aragón en el siglo XIV.

Los resultados indican que los movimientos poblacionales de siglos de antigüedad asociados con la conquista musulmana y la Reconquista han dado forma a la genética moderna de la península. El interés de estudiar esta región de Europa radica, en opinión de los autores del trabajo, en el hecho de que "la península Ibérica es lingüísticamente diversa, tiene una historia demográfica compleja y es única entre las regiones europeas por tener un período de siglos de dominio musulmán".

Precisión en Galicia. Además de los patrones a gran escala identificados, en regiones como Galicia fue posible identificar grupos de individuos genéticamente similares en escalas más precisas -de menos de 10 kilómetros en algunos lugares-, como a lo largo de valles de ríos. Estas agrupaciones tan localizadas predicen la probable existencia de mutaciones raras localizadas geográficamente, incluidas las causantes de patologías. Según Carracedo, "las extensas diferencias genéticas observadas a pequeña escala en Galicia podrían explicar por qué algunas enfermedades con componente genética parecen concentrarse en áreas concretas".

El trabajo ha contado con la financiación del Wellcome Trust y el Fondo de Investigación Sanitaria.