El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Más oscura y con un final catárquico

El idioma no es un obstáculo para el éxito de un proyecto // La prueba está en 'O sabor das margaridas', la séptima serie de habla no inglesa más vista en Reino Unido e Irlanda a través de Netflix // TVG, a punto de emitir la segunda temporada de una ficción por la que los canales estatales no apostaban

O sabor das margaridas - FOTO: TVG
O sabor das margaridas - FOTO: TVG

MARÍA ALMODÓVAR   | 15.02.2020 
A- A+

Quién le iba a decir al premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, autor de Cien años de soledad, que cuanto presentó su libro a Carlos Barral, director en aquel momento de la editorial Seix Barral, este le dijera: "Yo creo que no va a tener éxito. Esa novela no sirve".

Pues casi podría hacerse una analogía con la serie gallega O sabor das margaridas, que no se emitió en ningún canal estatal y que, sin embargo, está en el séptimo puesto de las más vistas en Reino Unido e Irlanda a través de la plataforma Netflix.

"Estábamos muy ilusionados, pero realmente no esperábamos esto", comenta a EL CORREO Ghaleb Jaber Martínez, guionista y productor ejecutivo de CTV.

"A Netflix le llaman la atención los giros argumentales y el punto de vista sobre el tema que tratamos. Pero se nos planteaba una duda importante: sabíamos que teníamos que hacer un thriller para TVG, que tiene un público muy determinado. Y saber que iba a estar en una pantalla tan global, nos suponía un reto a la hora de hacer un estreno local y universal a la vez. Y bueno, fue un trabajo muy duro de guión, hecho en tiempo récord. Hicimos la primera temporada en nueve meses y la segunda, en seis. Y siempre con el objetivo de darle a nuestro público una serie que le guste, le enganche y aprecie", y con un presupuesto muy limitado en comparación con la mayoría de producciones".

 


DESCENSO A LOS INFIERNOS DE LA PROTAGONISTA."Si la primera temporada juega más a un thriller clásico, rural, con un giro final más sorprendente de lo habitual, en esta segunda -después de analizar la repercusión de la serie en redes sociales, comentarios, críticas-, partimos de la idea de no estar en el pueblo, nos vamos a otro lugar, cambian completamente los personajes, solamente repiten dos", confiesa.

En esta ocasión "veremos un descenso a los infiernos por parte de la protagonista para dar un poco con el origen de todo lo que le pasó a su hermana, a Marta Labrada y bueno, va a resolver muchas dudas de la primera temporada, nos va a hablar mucho de cómo es su vida y el trasfondo de su enfermedad".

Además, "creo que se juega mucho con una parte muy emocional de los personajes a la vez que hay una trama de investigación que nos va a sorprender. Aviso a los que les guste el género: es una serie más oscura, más dura y con un final bastante catárquico", advierte.

Por eso, el reto de esta segunda temporada es seguir apretando un poco la imaginación para volver a sorprender a un espectador que está saturado de ver thrillers". Podría decirse que esta ficción "se parece más a las novelas de Pierre Lemaitre, sorprendentes, con unos giros fantásticos y que nos ayudó bastante, a mí particularmente, a construir lo que es la estructura de la serie", explica el compostelano.

 


haciendo historia. Lo que está claro es que hay muchísimas personas dispuestas a ver historias en lengua gallega, y fuera de nuestras fronteras. "Seguimos teniendo a TVG como principal pantalla de la serie. Una de las apuestas fundamentales es seguir abriendo el mercado internacional e ir conquistando público más allá de nuestras fronteras, en nuestro idioma. Y que Netflix vea que hay talento y oficio no solo en esta productora, sino en esta tierra, y que nos abra las puertas para futuros proyectos".

Sabemos de mucha gente que no la había visto, la vio por primera vez en la plataforma. No sabemos si este pequeño fenómeno que se acaba de producir va a traer una audiencia que antes no estaba. Pero creo que es interesante que la plataforma haya llevado la marca TVG más allá de las fronteras de la lengua gallega y que la gente no solo conozca un lugar diferente en el mundo, sino una lengua y una cadena".

Por otro lado, si la música fue un elemento clave en la primera temporada, puesto que "es una herramienta que nos ayuda a crear una atmósfera, una tensión", en esta segunda "seguiremos prestándole atención a este elemento narrativo y volveremos a meternos en un trabajo de sonido espectacular, con grandes profesionales, y bueno, con alguna que otra sorpresa".

Obviamente, la ficción ya no se puede concebir como algo solamente local, "hay que buscar alianzas en los mercados. Hay muchas productoras gallegas que se han dado cuenta -no sé si por la genética migratoria que ­tenemos-, de que estamos haciendo una labor encomiable en cuanto a dar salida a nuestros proyectos y demostrar nuestro buen hacer. Yo creo que a nivel nacional, Galicia se ha convertido en una referencia y estoy seguro de que dará grandes alegrías al sector".

 


MARÍA MERA. "Sé lo que es capaz de hacer y, fuera del cliché de chica guapa, es una grandísima actriz, muy versátil y, sobre todo, muy eficaz y profesional. Y al final eso es muy importante. Es de esas actrices que llega al rodaje, se sabe todo el texto, no da un problema. María tiene talento y ojalá esto la ayude a conseguir proyectos más grandes, incluso dentro de Galicia".