El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

{ NOVELA }

Pasiones de una familia burguesa

Pasado compuesto, François-Marie Banier, Traducción de Luis Blat, Libros del silencio, 2010, 150 págs. 14 €

J. MIGUEL GIRÁLDEZ  | 16.12.2010 
A- A+

ESTAMOS ANTE UNO de esos libros que compensan la brevedad con la grandeza. Desde el principio sabes que estás ante un libro distinto. Muy buena ha de ser la traducción cuando transmite con absoluta credibilidad el entramado de la historia, tan sencilla como truculenta. Esta es una obra elegante, minimalista sí, como se anuncia, limpia de aditamentos innecesarios, narrada con una suavidad y una fiereza incomparables. Bien es cierto que Banier no es el autor más conocido del mundo. Triunfó muy joven, y, de hecho, esta obra está poblada por los aromas de juventud. Pero hemos tenido la oportunidad de profundizar en su figura recientemente, a través de algunas entrevistas publicadas, y de las reseñas de este libro que han visto la luz. Un libro tan delicadamente editado como todos los de Libros del silencio. Hemos sabido de sus comienzos literarios, fulgurantes, de la mano de surrealistas y autores del absurdo, y, luego, su progresivo viaje hacia la fotografía y el cine. Un personaje singular desde los comienzos. Y eso es lo que se atrapa aquí. La descripción de las pasiones en el interior de una familia burguesa, con toda la tragedia que se deriva de una relación turbulenta, incestuosa, que inevitablemente lleva a la confusión. Sobre la destrucción y el amor escribe Banier, con apenas 23 años. Sobre el vértigo de los años jóvenes, el contacto con los dioses y sus privilegios, y el vértigo. El vértigo y la caída. Es un libro desnudo y sin afeites, un libro poblado de espadas como labios. Un adiós a la inocencia que brota, como agua fresca, de una prosa extraordinaria. Todo un ejercicio de energía literaria, logrado con un lenguaje puro, y, a la vez, deliberadamente ligero, como un juego trágico a la sombra de los muchachos y las muchachas en flor.