El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

MARTINA GONZÁLEZ VEIGA // Sexóloga

“El sexo es lo que tenemos, lo que somos y, también, lo que hacemos”

“Para mí la felicidad es levantarme tarde, desayunar en la cama notando el calor en los pies de mis perritas y saber que a mi lado está la persona a la que quiero. Es compartir momentos con mis seres queridos. Es sentir que he realizado bien mi trabajo. No creo que la felicidad pueda ni deba ser un estado permanente de alegría. Encuentro la felicidad en la coherencia conmigo misma, también cuando eso me duele, me entristece o me enfada. Quizás para mí la felicidad está en la aceptación, en el amor, en sentir que me quedan cosas por hacer por descubrir, en ser yo misma y vivir”. Tomemos nota y hagámoslo. Nunca es tarde para aprender.

MARTINA GONZÁLEZ VEIGA - FOTO: ECG
MARTINA GONZÁLEZ VEIGA - FOTO: ECG

MARÍA ALMODÓVAR. SANTIAGO  | 30.12.2017 
A- A+

En su web, dice que es especialista en sexología “por pura vocación”. ¿Cómo es eso?
Cuando decidí estudiar psicología no tenía muy claro si era mi vocación, de hecho mientras estudiaba la carrera hice un grado superior de técnica en animación sociocultural. Fue realizando las prácticas de psicología en un centro de planificación familiar cuando lo tuve claro, supe que quería ser psicóloga especialista en sexología y terapia de pareja. Desde entonces no he parado de formarme y de desarrollar mi vocación. Mi trabajo me llena, me hace feliz y creo que es algo que transmito. Es lo que se me da bien y a lo que quiero dedicarme el resto de mi vida.

Ha superado sus miedos, ­como el de hablar en público. ¿Cómo lo ha logrado?
Soy una persona tímida, cuando era más joven (que aún lo soy, jajaja) me costaba hablar cuando estaba en grupos de más de tres personas o no tenía confianza con ellas. Imagínate hablar en público, era un manojillo de nervios. He afrontado mis miedos a base de un intenso trabajo personal. Es importante sentir el miedo, externalizarlo, darle forma y conversar con él, porque está ahí por algo y dice muchas cosas de ti. Con el tiempo me di cuenta de que las personas vivimos en una lucha interna, entre lo que se espera de nosotras o lo que se supone que tenemos que ser y entre quiénes somos y queremos ser, según como se resuelva esa batalla, viviremos mejor o peor. Descubrí que es mucho más sencillo cambiar y mejorar cuando te aceptas. Desde el buen trato y el amor hacia ti misma puedes crecer, desde el autorrechazo te caes constantemente, te ­castigas y tienes la sensación de que ningún cambio ­perdurará. ­Quererse bien es algo que hay que cultivar toda la vida, y cuando lo haces te das cuenta de que todo funciona mejor. Un profesor de ­comunicación me dijo: “Los nervios no se evitan, se descargan” y fue muy clave.

Hablemos, Martina, de su centro de psicología en Santiago, Con Mucho Gusto.
Es una apuesta arriesgada. Un concepto nuevo, un centro de psicología general sanitaria totalmente especializado en sexología y terapia de pareja, con el añadido de tener una pequeña boutique erótica anexa, hacer talleres, y divulgación en general. Es un sueño hecho realidad, un lugar en el que la gente se puede sentir segura, libre de estereotipos de género y sexistas, un lugar en el que poder ser quien realmente eres, un espacio que cree que la diversidad y el conocimiento nos hace más libres.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt