El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Mario Vaquerizo Artista

"Las vedetes me parecen señoras imponentes que están buenísimas"

MARÍA ALMODÓVAR SANTIAGO   | 20.02.2020 
A- A+

‘La última tourné’, espectáculo escrito y dirigido por Félix Sabroso y protagonizado por Bibiana Fernández, Alaska, Mario Vaquerizo, Manuel Bandera, Marisol Muriel y Cayetano Fernández, prosigue su gira por España. Hoy llega a Vigo con una única función programada para en el Auditorio Mar de la ciudad olívica y otra este sábado 22 en el Teatro Afundación de Santiago. Las risas están aseguradas.

Me espera al otro lado del teléfono y lo primero que oigo es:

¡Buenos días, María! ¿Cómo estás, guapa?

Yo, muy bien. ¿Y tú, sobre todo después de tus momentos delicados de salud?

Tuve un episodio muy agudo de artrosis, que padecemos un montón de personas. Afortunadamente, no es una enfermedad horrorosa, simplemente que mi ritmo estresante de trabajo y actividad tuve que disminuirlo hace como un año, pero me puse en manos de buenos profesionales, como mi fisioterapeuta. Y como empecé de cero, ahora estoy bien, ¿sabes, cariño? Así que estoy contento, estoy feliz.

Es cierto que el año pasado, al no poder estar físicamente activo, estuve un poquito más triste, pero ahora estoy como siempre.

¡Menuda se ha liado con el ­coronavirus!

Sí, cada año empieza a haber un virus nuevo. Sí, hija mía. Se ha liado mucho con el corona. Que se pongan las pilas para poder erradicarlo, digo yo.

En La última tourné trabajas con amigos y con tu pareja, Alaska. ¿Eso mola?

Claro que mola, si no, no lo haría. Con mi pareja estoy trabajando desde que la conocí. Antes era promocionero y ahora soy el mánager de Fangoria. O sea, que te quiero decir que nosotros trabajamos conjuntamente y siempre, y con estos amigos también lo hago porque me entiendo con ellos. Porque tengo otros con los que no trabajaría jamás porque no me identificaría a la hora de afrontar el trabajo como lo afronto yo.

Pero Manuel (Bandera), Bibiana (Fernández), Marisol (Muriel), Cayetano (Fernández) y yo tenemos la misma forma de hacer teatro y llevarlo a cabo. Eso hace que sea mucho más divertido. Aunque para mí también sería divertido hacerlo con gente que no conociera y que no tuviese esa implicación emocional tan personal.

¿Cómo es tu personaje? ¿Tiene algo que ver contigo?

No, nada porque en primer lugar dice que es Enzo Marini, que viene de Italia, pero en realidad, como es un mentiroso patológico, se llama Lorenzo y es de Albacete. Miente, principalmente, por sobrevivir. Todos los personajes de esta obra son unos supervivientes de la vida. Ten en cuenta que se está hablando de actores que se dedicaban al género de las varietés y en 1991, con el cambio de modernez que aparentemente existía en España con la Expo, con La Fura dels Baus y demás, pues se ven abocados a que su mundo comienza a desaparecer y empieza la búsqueda de querer sobrevivir en un mundo que es totalmente ajeno a ellos y que en un momento dado, quieren adaptarse a él, aunque después la cabra siempre acaba tirando al monte.

Imagino que es difícil reflejar en una comedia lo que fue un drama...

Pero eso ha pasado siempre. Esta obra de teatro, si la llevamos al trasfondo cinematográfico, recuerda a Viaje a ninguna parte, de Fernando Fernán Gómez, cuando todos los actores de teatro clásico se vieron un poco desplazados con la llegada del cine. Y eso seguirá pasando. Y no es que sea un drama, es que te tienes que adaptar a las cosas que hay. Tienes que vivirlo de la mejor manera posible. ¿Sabes lo que te digo?

Por otro lado, el género de las variedades sí es cierto que gozó de una muy buena salud entre los años 60 y 80 y que después ya fue desapareciendo. Ya no hay una Addy Ventura o un Juanito Navarro o un Raúl Sénder... dónde está el vodevil o la astracanada.

Y nosotros no solamente lo reivindicamos, sino que hemos sido fanes, incluso yo sin haberlo vivido porque yo era pequeño. Soy fan de Lina Morgan.

Para ti, cuál es el sentido de este espectáculo. ¿Qué crees que busca el público cuando va a veros?

Desde luego está gustando mucho porque a todos los sitios a los que vamos estamos poniendo el cartel de localidades agotadas. Y yo creo que lo que les gusta es precisamente la pretensión que ha tenido Félix Sabroso (el director) de entretener y divertir al público. Aquí lo que ocurre también estamos contando la historia del día a día de unos personajes en su compañía teatral Y te hacen pensar. En este caso, lo triste es que ves a personajes que se ven obligados a hacer cosas que no les gustan. Y dices: "Coño, pues yo prefiero ser ­dueño de mi vida y hacer lo que yo quiero, más allá de que me reconozcan los demás". Es al menos la reflexión que hago al hablar contigo, porque yo tampoco reflexiono mucho si no me hacen entrevistas.

Así que este es un espectáculo muy agradable, hay cuatro números musicales con canciones muy bonitas y está todo en clave de humor y comedia, y eso hace que la gente se enganche más.

Recuerdo ver de pequeña a alguna vedete y flipaba mucho, pero parece que hay gente que se mofa...

Las vedetes me parecen señoras imponentes, que están buenísimas y que encima, muchas veces, eran buenas actrices. Las variedades las infravaloraron la gente fundamentalista y prejuiciosa que consideraba que el género era menor porque no era un teatro comprometido. Yo te hablo de Norma Duval, Addy Ventura, pasando por Rosita ­Amores... que para mí son vedetes y que jamás voy a considerar que sean menos actrices porque no hagan cine de autor. Eran portada de las revistas del corazón porque eran consumidas por todos los hogares de España.

El género se desprestigió, pero tampoco hay que buscar culpables. Eso pasa siempre. Mira lo que me ha pasado a mí con mi grupo Nancys Rubias, por no someterme -digamos- a los dictados de lo que es un grupo de rock convencional. Y a mí me da exactamente igual. Yo sigo con lo mío, y tengo éxito sin sonar en ninguna cadena musical. Pero eso non hay que vivirlo con resquemor, sino ­como autorreafirmación. El que me valoro soy yo.

Cambiando de tercio... Y si hablamos de cerveza... ¿te tomarías una Estrella Galicia con alguien?

Yo me tomo cerveza con todo el mundo, a la hora que sea. Además, últimamente, a los hoteles a los que llego, el minibar está solo lleno de cerveza, para desgracia de mi mujer, ¿Sabes, cariño? Así que cuando llegue a Galicia me tomaré una y dos y tres y cuatro. Además, Galicia me encanta no solamente para disfrutar de la cerveza, sino de su gastronomía. Es maravillosa.