El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Velloso lleva 'Galicia en el país de las maravillas' a Madrid

Amigo y discípulo de Tàpies, presenta obras compuestas por imágenes curvilíneas y llenas de colorido, de sello muy personal

María Blanco, Raúl Velloso y Ramón Jiménez, durante la presentación de Galicia en el país de las maravillas en Madrid
María Blanco, Raúl Velloso y Ramón Jiménez, durante la presentación de Galicia en el país de las maravillas en Madrid

MARIO ÁLVAREZ SANTIAGO   | 12.01.2019 
A- A+

El pintor Raúl Velloso (Cangas do Morrazo, 1965) inauguró esta semana en la Delegación de la Xunta de Galicia en Madrid la exposición Galicia en el país de la maravillas compuesta por 46 obras con imágenes curvilíneas y llenas de colorido, de estilo muy personal, que retratan edificios, paisajes y personajes de Galicia bien identificados. La exposición, con la que la Casa abre las actividades públicas de este nuevo año, se muestra en dos salas y estará abierta al público hasta el próximo día 31.

En el acto intervinieron, además del artista, la licenciada en Geografía e Historia, doctoranda en Historia del Arte Contemporáneo y conservadora de la colección de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (A­ecid) María Blanco Conde, y el coordinador de Actividades de la Casa de Galicia en Madrid, Ramón Jiménez, en representación del director de la misma y delegado de la Xunta, José Ramón Ónega.

"Las maravillas de Galicia son de cuento y quizá por esto Raúl Velloso no puede sustraerse al impulso de pintarnos en sus cuadros escenas que parecen sacadas de una fantasía infantil, sobre todo esas construcciones (iglesias, palacios o faros) que provocan en el espectador que los mira la impresión óptica de que se tambalean", señaló Jiménez, quien apuntó que "la realidad sin embargo es bien distinta, pues esas imágenes están sólidamente cimentadas sobre la base de una espléndida formación profesional, que en sus comienzos fue autodidacta para ser después apadrinada por Antoni Tàpies, de quien como discípulo suyo aprendió las técnicas de pigmentos, texturas, materiales y color que sigue aplicando hoy en día".

Blanco apreció que la exposición y su título, "muy acertado", "supone un nuevo acercamiento muy personal a la arquitectura del pasado y a los vestigios culturales más singulares de las cuatro provincias gallegas, intercaladas con retratos de personajes ilustres y locales como Gaiteiro, jugador del Celta y en la que no podían faltar sus viudiñas".

Por su parte, el pintor explicó que con el maestro Tàpies tuvo una especial relación de trabajo, iniciación a la pintura y amistad, de la que le viene ser conocido como el "descubrimiento gallego de Antoni Tàpies", y subrayó que está exposición "está dedicada a la devoción que siento por mi tierra gallega".