El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Vicepresidente de la Academia de Ciencias de Rusia. y catedrático de Astronomía

Yuri Balega: "Nada existe para siempre; algún día también desaparecerá la civilización"

Docobo, izq., y Balega en el Observatorio de la USC - FOTO: Fernando Blanco
Docobo, izq., y Balega en el Observatorio de la USC - FOTO: Fernando Blanco

ARTURO REBOYRAS SANTIAGO   | 24.04.2019 
A- A+

{ Ucrania; 1953 } El prestigioso astrónomo ruso Yuri Balega acaba de visitar Santiago para presidir el tribunal de la tesis doctoral 'Double and multiple stellar systems: observational techniques, data administration, and scientific results', elaborada en la USC por Jorge Gómez Crespo, bajo la dirección del catedrático de Astronomía José Ángel Docobo Durántez. Obtuvo sobresaliente Cum Laude. Aprovechando su estancia en Compostela, el eminente científico quiso compartir con EL CORREO sus impresiones, investigaciones e incluso su visión del futuro que espera a la humanidad.

Desde la relevante posición que ahora ocupa usted como vicepresidente de la Academia de Ciencias de Rusia, ¿qué balance hace de la ciencia en su país?

Los líderes entienden que el estado de la ciencia en Rusia no se corresponde con los planes de desarrollo del país. Rusia espera estar entre las cinco primeras economías del mundo en los próximos cinco años. Por tanto, se ha preparado un proyecto especial de carácter nacional, Science, para el periodo 2019-2024. El principal objetivo es mejorar significativamente el instrumental básico de la ciencia. Nosotros esperamos que 50-100.000 millones de rublos (equivalente a unos mil millones de euros) sean aportados a las instituciones encargadas de la investigación.

Rusia y Estados Unidos siempre rivalizaron en el descubrimiento del espacio. Gagarin fue el primer hombre en viajar por el espacio y los americanos, los primeros en pisar la Luna. ¿A qué se debe esta rivalidad?

La Unión Soviética y, más tarde, Rusia tuvieron gran éxito en el estudio del planeta Venus. Todos nuestros esfuerzos en llegar a su superficie fueron conseguidos. Sin embargo, debemos recordar siempre que Estados Unidos invirtió casi 10 veces más en la investigación espacial.

¿Qué proyectos tiene entre manos actualmente la agencia espacial rusa Roscosmos?

Su principal idea es activar proyectos relativos al estudio de la Luna. El último en esta línea se remonta a 1974: luego ningún cohete soviético fue enviado a nuestro satélite natural. En unos años planeamos lanzar la sonda Luna-25 con objeto de restablecer las tecnologías de vuelos. Luego, en 2023 tenemos intención de enviar la sonda Luna-26, en órbita alrededor de las zonas polares del satélite. La siguiente estación, Luna-27, alunizará para recoger regolitos y hacer el estudio de su química. Ya más tarde, Roscosmos planea continuar el programa usando principalmente estaciones automáticas y robots. Tampoco es descartable que nosotros participemos en la construcción de una estación base en la Luna. Pero ello será planificado más allá de 2030.

Algunas películas argumentan la destrucción de la Tierra por un gran meteorito, ¿podría ocurrir?

La probabilidad de que nuestra civilización pueda ser destruida por la colisión con un asteroide es muy pequeña. Tales eventos pueden suceder una vez cada 50 millones de años. El tamaño de tal objeto espacial tendría que ser muy grande, de unos 10 Kilómetros de diámetro. Tal hipotética colisión no modificaría el movimiento de la Tierra, pero desprendería material que causaría durante un muy largo tiempo (siglos) como un efecto invernal que llevaría a la muerte a los seres vivos.

Conocemos a día de hoy las aproximaciones peligrosas de los asteroides grandes. Ninguno de ellos está cruzando la órbita de la Tierra. Sin embargo, objetos más pequeños, de unos pocos cientos de metros o un par de kilómetros, podrían alcanzar nuestro planeta, causando solo catástrofes locales. Actualmente podemos saber donde están en el cielo usando telescopios con gran campo de visión. No obstante, aún carecemos de la tecnología necesaria para evitar una colisión. Para ello sería preciso aunar todos los recursos de los países desarrollados.

Estos días se ha publicado la primera imagen de un agujero negro, ¿qué supone para la ciencia esta foto? ¿Corremos el riesgo de colarnos en alguno?

Los agujeros negros (AN) fueron previstos por físicos teóricos hace mucho tiempo como resultado del colapso gravitatorio de estrellas masivas después de que ellas consumieran todo su hidrógeno. Al final de su vida, una estrella masiva no puede soportar la contracción gravitatoria y se comprime en un AN. Sin embargo, supermasivos ANs existen también en el centro de las galaxias. Por ejemplo, nuestra galaxia, la Vía Láctea, tiene el AN en su centro con una masa de 4,6 millones de masas solares. Pero incluso los AN supermasivos son muy pequeños en comparación con el resto de la galaxia, por lo que no pueden ser vistos ni usando incluso los mayores radiotelescopios. Es por ello que los astrónomos decidieron utilizar todos los radiotelescopios existentes para obtener una imagen de un AN en el centro de la galaxia M87, la cual está a unos 55 millones de años-luz de nosotros.

Esta galaxia tiene en su centro un objeto colosal. Se estima la masa del AN en seis mil millones de masas solares, siendo mil veces más masivo que el AN situado en el centro de nuestra galaxia. Han sido necesarios ocho radiotelescopios instalados en diferentes partes de la Tierra, incluso en la Antártida, trabajando en red, para poder crear por vez primera una imagen interferométrica del centro de M87.

Lo que se ve en la imagen es un círculo negro rodeado del contorno brillante de plasma rotante supercaliente. El límite oscuro muestra la frontera más allá de la cual nada puede escapar, ni siquiera la luz.

¿Se acabará algún día la vida en la Tierra?

Seguro que sí. Nada existe para siempre. Hay muchas razones por las cuales la civilización desaparecerá algún día. El escenario más probable será una lenta degradación debida a causas naturales. El punto número uno es el factor de riesgo cósmico, incluyendo el rápido calentamiento global. No podemos tampoco excluir la posibilidad de que la civilización desaparezca debido a su propia actividad.

¿Puede haber vida en otros planetas, tanto de nuestro sistema solar como de otros?

Los astrónomos hemos encontrado más de 4.000 planetas orbitando otras estrellas. Por otra parte, moléculas muy complicadas han sido detectadas en el espacio de manera que es casi evidente que la vida existe en otros sistemas planetarios. La confirmación directa de la posibilidad de vida orgánica pronto será una realidad, cuando la nueva generación de grandes telescopios esté disponible. Sin embargo, nosotros desconocemos las formas de esas vidas. La vida de una civilización (digamos, cien mil años) es muy corta en comparación con la vida de una estrella (diez mil millones de años en el caso del Sol). Por tanto, vida inteligente puede aparecer y desaparecer en algún sistema estelar, pero es casi imposible que dos hipotéticas civilizaciones tengan al mismo tiempo los niveles tecnológicos para ser capaces de comunicarse entre sí en un momento concreto.

En relación con la posibilidad de vida en nuestro sistema solar, soy muy escéptico. Hay una mínima posibilidad de que la vida haya podido darse en los océanos de agua y en las capas de hielo de satélites de Júpiter y Saturno.

¿Qué referencias tiene del Observatorio Ramón María Aller?

La Astronomía juega un papel muy importante en la historia de la humanidad. Existe desde hace miles de años como una ciencia puntera. Todos los países desarrollados o una parte de ellos deben tener su propio observatorio astronómico porque ayuda a entender su verdadero papel en el planeta. El Observatorio Astronómico Ramón María Aller es muy conocido en el mundo debido a su actividad en la investigación de las estrellas dobles y múltiples. Los congresos científicos organizados en Santiago de Compostela están probablemente entre los mejores del mundo. Debido a su actividad, esta institución ha colaborado tenazmente a que Galicia sea conocida en el mundo entero como un maravilloso lugar.

¿Cuál es la asignatura pendiente de la Astronomía?

Con seguridad, es la investigación de la vida extraterrestre en el Universo. Su descubrimiento cambiará la psicología de la humanidad en su conjunto. La gente comprenderá finalmente que nosotros vivimos en un pequeño planeta rodeado por el infinito y frío espacio. Debemos ser muy activos y cuidadosos en proteger el planeta y la única civilización.

CARGOS. Además de dirigir y presidir tribunales de numerosas tesis doctorales en todo el mundo, Yuri Balega es actualmente el vicepresidente de la Academia de Ciencias de Rusia. Además, dirigió durante muchos años el Special Astrophysical Observatory (principal observatorio astronómico ruso). Es catedrático de Astronomía de la Universidad de Rostov desde 1996. Cuenta con cientos de publicaciones en revistas científicas.