El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

DESDE LA MESETA

Aportemos generosidad para convivir

RAMÓN CADÓRNIGA MAO // EJECUTIVO  | 15.12.2019 
A- A+

Nuestros políticos políticos deberían leer y releer el texto siguiente: "El pensamiento creativo es pensar productivamente. Al enfrentarnos con un dilema, preguntarnos primero cuántas formas distintas hay de mirar ese problema, cuántas formas de repensarlo, de resolverlo, en lugar de preguntarnos qué hemos aprendido para solucionarlo. La idea es tratar de llegar a diferentes respuestas, muchas de las cuales quizá sean muy poco convencionales y algunas, posiblemente, únicas". (Estanislao Bachrach).

Una vez lo hayan leído, les sugiero que intenten aplicarlo a lo que cada uno piensa sobre la actual situación política de Cataluña.

Está claro que la situación en Cataluña está absolutamente politizada y cada cual arrima el ascua a su sardina, preocupándose exclusivamente de lo que puede beneficiarle a él o a su partido, es decir aquello que le proporcione más votos.

Votos o intereses aparte, yo creo que lo razonable sería preguntarnos, como sociedad, cómo debemos enfrentarnos al "Problema Catalán" y cuántas formas distintas hay de mirarlo con el único objetivo de resolverlo.

No se puede partir de la idea única de que no se puede negociar/dialogar con los independentistas porque estaríamos ante la disyuntiva de abordar el tema sin contar con ellos. ¿A dónde nos conduciría la decisión?: Fácil, al momento actual. Por el contrario si son los independentistas los que ofrezcan la solución la idea única sería la independencia y ¿a dónde nos conduciría?: Fácil al momento actual.

La solución no puede ser ni la una ni la otra, ya que ello excluiría a una parte, y el dilema permanecería. Por lo tanto, nuestros políticos tendrían que preguntarse, imparcialmente: ¿Cuál o cuáles son las distintas formas de afrontarlo?

Las respuestas no van a ser únicas teniendo en cuenta lo que proponen cada una de las partes. Pero aún así, lo lógico sería dejar aflorar las diferentes respuestas y aunque, tal como dice el texto, muchas de ellas sean muy poco convencionales y algunas posiblemente únicas, verán que por haber surgido a través del diálogo constructivo, estaremos más cerca de encontrar la solución.

El tiempo está corriendo en contra y está dejando aflorar lo peor de cada cual y por mucho que se empeñen unos y otros la solución solo se encontrará a través del dialogo. Es obvio que estamos viviendo momentos en los que la tensión es extrema, y se escuchan por doquier afirmaciones que a mí me ponen los pelos de punta.

El abuso o desmedida de los límites, para un correcto trato de la situación, nos llevará a conflictos mayores como los que están protagonizando una minoría. Hay que dejar espacio para que la política discurra. En medio de esta situación es obvio que quienes realmente están pagando el mayor precio son, sin duda, los ciudadanos catalanes. Sres. Políticos sean generosos y respeten los puntos de vista divergentes y, por tanto, no centrados en una única versión. En conclusión: aportemos generosidad para convivir.

Se requieren nuevas formas de pensar para resolver los problemas creados por las viejas formas de pensar. Albert Einstein