El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

Los autores y las palabras

Óscar Pujol y Fernando Mora han sabido y saben jugar con las palabras y sus textos. Desde un punto o desde otro así lo demuestran.

ROBERTO CARLOS MIRÁS   | 08.12.2019 
A- A+

Encontrarse con autores que no solo escriben sino que sus obras tienen un verdadero contenido es algo muy de agradecer actualmente. Nuestros románticos han tenido recorridos totalmente diferentes y han nacido en lugares de la geografia española un tanto distintos pero no -quizás- como veremos tan diferentes. Uno lo ha hecho desde Barcelona y otro vive en Valencia. Ambos han sabido y saben jugar con las palabras y sus textos desde un punto o desde otro así lo demuestran. Y lo curioso es que siendo personas diferentes comparten ciertas disciplinas como son los idiomas y el estudio a diferentes niveles.

Mientras uno nació en Mediterráneo y es sanscritista (hermosa palabra), el otro ha traducido infinidad de obras para que aquellos que no sabemos idiomas podamos seguir aprendiendo y disfrutando. Mientras Óscar Pujol Riembau (Arbós del Penedés, Tarragona 1959) ha viajado por motivos profesionales aprendiendo en aquellos lugares en donde le ha tocado residir, Fernando Mora Zahonero al margen de los variados estudios que ha emprendido no ha parado de sorprender a sus lectores con sus trabajos en donde el Pensamiento hace la Palabra y gracias a esta aparece la Observación.

Pero mientras Pujol estudiaba en Benarés esa lengua que está de todo menos muerta, Fernando se metía por los vericuetos del budismo tibetano dando lugar a obras que actualmente ya son un clásico para los estudiantes como Padmasambhava y el budismo tibetano (1998) un libro dedicado a Senphen Dawa Norbu Rimpoché de la Tradición de los Nuevos Tesoros, a Khamtul Yeshe Dorje Rinpoché, y a todos los seres.

 


ESTUDIOS. Tras muchos años de estudio el profesor Pujol conseguía doctorarse en Sánscrito por la Universidad de Benarés y fue en 1999 cuando presentó su doctorado con la edición de unos manuscritos gramaticales del siglo XII siendo su director de tesis Shrinarayan Mishra y ya venía de atrás ese impulso de hacer acopio de innumerables tra­ducciones que vertidas al castellano nos acercarían a ese sentimiento tradicional y védico en donde encontramos todas estas obras. Con el paso de los años transcurridos muchos de ellos le llamarían 'el indio'.

Fernando no descansó en este periodo intelectual o más bien de conocimiento sino que comenzó a interesarse por otras disciplinas que harían verter en él una prosa mucho más amplia con una Cosmovisión que en muchos y diversos aspectos de la cual tenemos mucho por descubrir.

Sus traducciones con David González Raga en obras como el ya clásico Lo que realmente importa o La verdad olvidada nos hacen acercanos a esos estudiosos que luego como veremos construirán sus obras gracias a esos conocimientos anteriormente acumulados. Pujol viviría unos años en Benarés para luego trasladarse a Nueva Delhi pero quizás en esos variados artículos y múltiples traducciones alguien le diria ¿Y por qué no un diccionario sánscrito-catalán?. Un trabajo que solo al pasar sus páginas parece asustar a quien se asoma al mismo. El diccionario ya está en la calle pero ¿sánscrito-catalán? a lo que responde «Sí, nosotros los catalanes no lo hacemos ¿quien lo va a hacer?

Y Fernando ¡nos hemos olvidado de él! Si hay un personaje que a muchos emociona nada más terminar de leerlo es el murciano Ibn Arabi (1165-1240) un sabio y filósofo andalusí como poeta y viajero que daría a los lectores grandes obras y según él mismo se puede ser místico y al mismo tiempo participar de la vida de los hombres haciendo de ello algo sumamente interesante. Condujo el ansia de saber a una vida totalmente viajera recorriendo primero Al-Andalus natal y luego el Norte de África visitando los diferentes grupos sufíes. Pero Mora no se paró a la hora de abordar la vida de este místico sino que realizó un trabajo introductorio bajo el título Ibn Ârabi. Vida y enseñanzas del gran místico andalusí (2011), una verdadera enciclopedia que al día de escribir estas líneas, pese al tiempo transcurrido, aún se puede encontrar en las diferentes librerías y ha sido objeto de admiración por parte de algunos profesionales

 


¿Y LA MÍSTICA? Óscar Pujol también se 'metió' con la mística y habló de lo que han denominado No -Dualidad. Y fruto de sus muchas reflexiones es el trabajo convertido en conferencia que tituló La noche oscura en los Yogasutras de Patañajali que podemos completar con otras obras de este mismo autor como Patñajali -Spinoza o La Ilusión Fecunda. El pensamiento de Samkara.

Ambos autores son unos maestros en el arte de escribir, dar charlas o conferencias que en un principio parecen diferentes pero luego con el paso del tiempo vemos que parecen llevar a esa unidad a través de las palabras.

Ahora en todos estos estudios y trabajos hay que tener en cuenta la palabra: 'Simbolismo' Quizás como el pensamiento o el entendimiento entre unos y otros lo agradecemos gracias al símbolo de unas culturas y de otras y a algo de lo que en ocasiones nos olvidamos que tenemos, nuestra propia mente. Por eso hacemos nuestras unas palabras del propio Pujol: «Cuando se afirma que la tradición occidental ha prestado poca atención a la mente, no se trata de que hayan realizado pocos estudios en torno a la misma como objeto de investigación, sino que se ha prestado poca ocasión a la misma como instrumento cognitivo y afectivo susceptible de mejora mediante un entrenamiento especial» Y es que el mismo Pujol al hablar de entendimiento al hablar del sánscrito y de dos términos un tanto confusos Oriente y Occidente decidió publicar una obra colosal como fue Del Ganges al Mediterráneo en donde se establecieron unos diálogos para ofrecer al lector unos conocimientos desconocidos por muchos hasta entonces.

No olvidemos que Fernando Mora también en otro momento -distinto- visitó la India pero buscando esa savia nueva que durante muchos años han dado los Grandes Lamas Tibetanos que fueron expulsados del Tíbet en un momento que aún muchos a través de lecturas recordamos. O lugares que han marcado una historia y un momento en nuestras vidas como Grecia, Marruecos, Argelia o Italia en donde a lo mejor paraba un instante como en el caso de Pujol para 'beber en sus fuentes'. Pero ¿puede la Diversidad llegar a la Unidad en todos los aspectos de la vida?

 


¿LAS LENGUAS NO NOS DIVIDEN SOMOS NOSOTROS? Existen una serie de lenguas desde el Francés hasta el Inglés pasando por el Castellano que han marcado épocas tanto históricas como sociales a lo largo de los años que nos han tocado vivir. Pero si existe una palabra es amor y ¿existe para ella una traducción en otras lenguas? ¿existe traducción para la palabra mística?. O ¿qué entendemos cuando escuchamos el fenómeno místico o cuando escritores de la talla de Juan José Benítez dejan titulares hablando de Mahoma o Mohammed como aquel personaje que dijo esto o aquello?

A esta respuesta parece haber querido responder Fernando Mora cuando acaba de publicar El perfume de la existencia. Sufismo y no dualidad en Ibn Árabi de Murcia. Y según este autor el tratamiento que hace Ibn Árabi de los temas abordados en sus escritos merece ser tratado de totalizador, puesto que parece abordar los temas desde todos los puntos de vista posibles.

No es de extrañar pues que sea un autor de una obra tan extensa como intensa. El hecho de que en sus trabajos exponga diferentes experiencias espirituales profundas aderezadas con muy diversas cuestiones cosmológicas, biográficas, legales, soteriológicas, etcétera, no hace sino confirmar esa tendencia comprehensiva de sus escritos».

Cuando sólo faltan unos días para encontrar en las librerías el nuevo trabajo de Óscar Pujol siguiendo la estela dejada por ese Diccionario Sánscrito-Catalán que ahora renovado y aumentado totalmente aparecerá pero en Castellano (Herder) con la colaboración de Mercé Escrich Vidal, Laia Villegas Torres, Armando Rentería Alejandre y Oriol Gil Sanchís quien coordinó y supervisó la edición del Diccionari Sánscrit Catalá y en el nuevo trabajo según su autor a Oriol Gil Sanchís le deben una minuciosa corrección ortotipográfica.

Una obra anteriormente no mencionada Diccionario del Yoga. Historia, práctica, filosofia y mantras con Laia Villegas es un verdadero complemento a este nuevo trabajo. Las palabras han elegido a estos dos autores quienes agradecen en el caso de Óscar Pujol a sus padres y en el caso de Fernando a su esposa María Senent. Ahora no sabemos si la respuesta a una pregunta de la periodista Ana Gabriela Rojas al hablar sobre las lenguas clásicas estaría de acuerdo Fernando Mora "Su precisión y concisión ayudan a ordenar los conceptos y la mente mucho más que las lenguas modernas, que son desordenadas y redundantes".