El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias » El Correo 2

TRIBUNA LIBRE

Carta abierta al Sr. Abel Caballero, alcalde de Vigo

MARCELINO LÓPEZ MARTÍNEZ-MORÁS / LICENCIADO EN FILOLOGÍA ROMÁNICA   | 16.02.2020 
A- A+

Sr. Caballero, vaya por delante mi respeto hacia su persona y su trayectoria, así como a sus mayorías absolutas, que son incontestables y conseguidas en buena lid y con el respaldo de un amplísimo electorado. Asimismo, reconozco que existe con usted una sensación de gobernabilidad que hacía mucho que no se producía. No obstante, considero que existen lagunas importantes que se han producido o producen en su mandato y que creo que necesitan enderezar su rumbo.

Los sectores productivos potentes en la ciudad, como el naval, están en la cuerda floja, con empresas como Vulcano, ya desaparecida, y Barreras atravesando la mayor crisis de su historia. En este tiempo hemos perdido a Zeltia, una empresa fantástica y única viguesa en cotizar en Bolsa, cuyas sedes social y fiscal han pasado a Madrid con el nombre de Pharmamar; y aquí parece como si no hubiese pasado nada. Por el contrario, no parece que el sector terciario de Vigo esté demasiado desarrollado, pues patinamos excesivamente en la organización de eventos. Incluso hemos tenido que asumir la deuda de 36 millones de euros por el rescate de la concesión del Auditorio Mar de Vigo. No parece tampoco que el sector turístico esté demasiado boyante, pues nos cuesta llegar al visitante; en general, la hostelería no se ha modernizado lo suficiente y la formación en idiomas para atender al forastero es prácticamente nula.

Por otro lado, aunque la relación con la universidad es correcta, no se plantean proyectos de ciudad en colaboración con ella ni se buscan titulaciones interesantes consensuadamente con el Ayuntamiento. Así, los campus de Pontevedra y Ourense son, en general, más variados y atractivos en comparación con el de Vigo, excesivamente plano. Por poner un ejemplo ilustrativo, acabamos de perder una titulación emblemática, que parecía que ni pensada para Vigo y se fue a Ourense: Ingeniería Aeronáutica y del Espacio. El aeropuerto de Peinador es el tercero de Galicia en tráfico de pasajeros, a bastante distancia de los otros dos y no posee en estos momentos conexión alguna con el extranjero, lo cual es un hándicap importantísimo para mover la economía local.

Las relaciones con el Puerto siguen sin ser buenas, al no ser capaces de establecer equilibrios entre su crecimiento y el respeto a nuestra maravillosa ría.


En cuanto al desarrollo y a la innovación, estamos a la cola de Galicia en presencia de profesionales e infraestructuras que permitan el establecimiento de empresas del sector TIC en áreas delimitadas físicamente en la ciudad; por lo que el Vigo Digital sigue siendo todavía un mito, a pesar de contar con un campus eminentemente tecnológico.

Por lo que respecta a la situación de las artes, percibo, por ejemplo, una carencia en la consolidación de las orquestas de gran calidad que existen en la ciudad y que se encuentran a años luz de su profesionalización. Una ciudad de 300.000 habitantes no puede tener a una coral amateur como su mayor exponente musical; y tampoco podemos presumir siquiera de una banda municipal profesionalizada.

Por otra parte, es muy significativo que nuestra "gran aliada", la Diputación, no aporte nada en materia cultural a la ciudad de Vigo, mientras sostiene seis edificios del Museo Provincial, el mejor de España de sus características.

Siguiendo con las artes, comprobamos como nuestros museos languidecen por falta de una promoción adecuada y de los contenidos acertados, lo que los hacen muy poco atractivos al público y reciben escasas visitas.

En cuanto a los festivales, se han perdido el festival de jazz Imaxinasóns y el de música antigua y de cámara Are More.


Las sociedades recreativas, de gran raigambre en Vigo, como el Círculo Mercantil, el Real Club Náutico, el Aeroclub, el Club de Campo..., atraviesan por momentos muy delicados, que amenazan su existencia gravemente.

¿Y qué decir de los clubes deportivos de Vigo? Excepto el Celta de fútbol y el Amfiv de baloncesto en silla de ruedas, el resto de equipos ha visto como ha tenido que renunciar a categorías de honra en las que competían para descender uno o dos peldaños; como el Celta femenino de baloncesto, el Club Vigo de voleibol o el Kaleido de rugby. Y ya no hablemos de la desaparición del Club Academia Octavio, un histórico de la División de Honor de balonmano, o del Traviesas de hockey sobre patines.

En otro orden de cosas, brillan por su ausencia las esculturas o monumentos que se hayan levantado en Vigo en los últimos años. Ningún nuevo parque o pulmón verde se ha creado en la ciudad en los tres últimos lustros.

Se me quedan en el tintero asuntos muy importantes, como la necesidad de un urbanismo más amable, el transporte desde y hacia la ciudad, la creación de empleo y de vivienda para los jóvenes, etc.


Entiendo que estas cuestiones tienen solución en su mayoría y estimo que muchas se deben a la grave inacción de otras administraciones en la primera ciudad de Galicia. No obstante, con todo respeto, y dentro de sus posibilidades, lo insto a usted y a su grupo municipal a trabajar para solventar estas contingencias en la medida de lo posible y con la mayor urgencia por el bien de Vigo y de Galicia. Muchas gracias.