El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

Vete de mi parte

Casa Kilo

EL BLOG DE PEPE DOMINGO CASTAÑO  | 04.11.2018 
A- A+

Soy un enamorado de asturias. Allí pasé mis años de bachillerato en el monasterio dominico de Corias, muy cerquita de Cangas del Narcea, hoy convertido en Parador Nacional, donde me empapé del cariño a esta tierra bella, acogedora y con muchas ganas de vivir. Voy de cuando en cuando a Gijón invitado por Manfredo Álvarez y Esther, una pareja encantadora de amigos asturianos, gracias a los cuales he descubierto alguno de los templos gastronómicos de esta tierra múltiple y sabrosa.

En una de nuestras visitas coincidimos con el cantante Luis Gardey, nacido muy cerca de Gijón, en la localidad de Quintes, y estuvimos presentes en su concierto multitudinario con motivo de las fiestas patronales. El concierto fue todo un éxito y cantó casi todos los temas que le hicieron famoso hace algunos años. Sigue cantando con el mismo gusto que entonces y lo demostró sobradamente esa noche. Ahora, Luis vive en Cuba y sólo viene a Asturias en verano a disfrutar de las fiestas y a sentir muy cercano el cariño del pueblo que le vio nacer.

Es precisamente en Quintes donde descubrimos Casa Kilo, un restaurante-taberna-chigre que presume, y con razones convincentes, de ser un templo de la más genuina cocina asturiana. Rodri y Pili tomaron el testigo familiar de Casa Kilo, cuyo nacimiento se remonta al año 1942, y mantienen la tradición de una cocina sin excesivas pretensiones, que tiene su base en la calidad de la materia prima, unas instalaciones muy atractivas y el cariño que hay que poner en la elaboración de los diferentes platos para que la gente disfrute de verdad.

Puedes empezar por el chorizo picante como aperitivo, seguir con unos calamares fritos con harina de maíz que saben a gloria o unas croquetas caseras de las que hacían y hacen nuestras madres, o la exhibición increíble de las llámpares (lapas) guisadas, o las suculentas almejas a la marinera o a la sartén, o el pisto con pulpo como plato original de verdad... Pidas lo que pidas, todo está buenísimo. Y si quieres marisco, atrévete con unas quisquillas, o unas andaricas (nécoras), o unas centollas frescas de verdad y en su punto de cocción y sabor. Y como remate a este banquete de cosas ricas, un buen pescado al estilo Kilo, que puede ser un rey, o un besugo, o una lubina, o una chopa, lo que prefieras, porque saben darle el toque que necesita este producto para que sea un manjar de primera categoría. Si a esto le añades el paisaje que se divisa desde la terraza o desde el comedor acristalado, toda la Sierra del Sueve en su plenitud de belleza, tienes una imagen perfecta de este reducto del buen comer que te está esperando en Quintes para que vayas cuando quieras. Y vete de mi parte, que Rodri y Pili seguro que te invitan a algo.

Casa Kilo

c/Medio, s/n 33314 - Quintes (Asturias)

Télefono 985 89 48 06