El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias » El Correo 2

¿Celebramos la independencia?

“Hija del amor, pero víctima del odio, la pequeña Tanvier Boota Singh nació en la India, de padre sikh y madre musulmana, había sido secuestrada en una columna de refugiados durante el terrible éxodo del Penjab. Cuando esta fue enviada por la fuerza a Pakistán, el padre de la pequeña Tanvier se suicidó” (Dominique Lapierre y Larry Collins)

Imagen de la vida en India, concretamente en Benarés. En pleno el siglo XXI, la India se mueve entre la modernidad y la tradición, lo tecnológico y lo global. El hinduismo y el mensaje del pacifista Gandhi en algunos lugares sigue estando vigente
Imagen de la vida en India, concretamente en Benarés. En pleno el siglo XXI, la India se mueve entre la modernidad y la tradición, lo tecnológico y lo global. El hinduismo y el mensaje del pacifista Gandhi en algunos lugares sigue estando vigente

ROBERTO CARLOS MIRÁS / ESCRITOR   | 29.09.2019 
A- A+

Cuando los escritores Dominique Lapierre y Larry Collins publicaron en su momento Esta noche la Libertad. Triunfo y tragedia de Gandhi a lo mejor no eran del todo conscientes del trabajo que estaban realizando. Los años han pasado pero cuando mencionamos el 15 de Agosto, su trabajo, entre otros, nos vienen enseguida a la cabeza. Volvemos de nuevo a releer ese texto. Han sido muchos los que han escrito sobre este gran acontecimiento desde Midnight’s Furies. The Deadky Legady of India’s Partition (English Edition) de Nisid Hajari quien fue elogiado por Willliam Dalrymple en The Guardian por convertir “la compleja y trágica historia de la gran división en un cambio de página” hasta Pakistán, el Corán y la Espada o India after Gandhi de Ramachandra Guha y un libro en castellano coordinado por Gonzalo López Nadal y Anil Dhingra, en donde varios autores hablaban de los distintos aspectos de una geografía tan extensa como es la India bajo el título Encuentros culturales. Indo-españoles (1958-2016).

Nadal quizás sea uno de esos autores y profesores que puede hablar con “conocimiento de causa” de la India como ha escrito Itxaso Recondo, cofundadora de la Asociación Auroville Internacional España, en uno de sus titulares: “Un mallorquín con una Leika en representación de España”, en donde según esta autora, Nadal ya apuntaba maneras: “Los depositantes de la tierra eran jóvenes naturales de los países participantes que habían sido reclutados, por así decirlo, en su mayoría en las embajadas y consulados.

Entre todos ellos destacaba, por su baja estatura y su corta edad, un adolescente de 15 años recién cumplidos que no decía ni pío, el cual vestía un traje oscuro demasiado grueso para el clima tropical del sur, y que llevaba colgada al cuello una cámara de fotos de la marca Leika..., se trataba de Gonzalo López Nadal, un mallorquín que acababa de aterrizar en India, recién llegado para pasar sus vacaciones en compañía de su tío –ntonces número dos de la Embajada de España en India–, y a quien encomendaron la noble tarea de representar a España en aquella curiosa escena que, vista con perspectiva, podía recordar a una película de ciencia ficción. En este trabajo realiza lo que es su primera incursión en ficción con un memorable artículo en el que desarrolla, de una manera excelente, un encuentro entre Joan Mascaró y Antonio Binimelis. Un encuentro imaginario, donde el propio Nadal se apropia de lo que Binimelis respondió a la pregunta ¿Qué es para usted la India? “Un océano inmenso difícil de comprender y que cuanto más me ufano por ello menos lo logro”.

“Es un país en donde lo imposible es posible y lo posible es más que imposible” (Entrevista con el Dr. Antonio Binimelis Sagrera. Españoles en Oriente. En Gonzalo López Nadal. Coordinador. Memorial Antoni Binimelis Sagrera (1926-1983) Universitat de les Illes Balears-Jawaharlal Nehru University, Volum, I, New Delhi, 1993. p 140) Y unos artículos nos hacen recordar sus palabras de Mallorca y la India cuando este sabio profesor apunta lo siguiente: “A diferencia de Mascaró, no obstante y con el permiso de sus alumnos –hoy docentes en las universidades indias-Binimmelis fue más conocido en la calle que en la academia; su infrenable penetración en las entrañas de la vida india en que se movería como pez en el agua condujo a tener que ejercer como juez-hombre justo– en reyertas y algarabías populares. Algo parecido le depararía su inmenso saber sobre arte e historia de la India cuando, encontrándose de visita en sus templos, improvisaba cual guía magistral ante grupos de turistas, la mayoría de ellos de la propia India”.

O los diferentes trabajos realizados por el editor y escritor Agustín Pániker un autor de verdaderos monográficos que nos sirven para adentrarnos en este subcontinente que a tantos ha atraído. Pero no podemos olvidar una tesis doctoral que sigue siendo sumamente interesante para recordar y sobre todo para aprender.

Hablamos de Hindú. Nacionalismo religioso y política en la India contemporánea de la estudiosa y doctora en Ciencias Políticas Eva Borreguero que, tras muchas actividades, ha tenido un momento para publicar un nuevo ensayo sumamente interesante bajo el titulo India: historia de una Civilización, en donde de una manera muy accesible acerca a los lectores a los orígenes de lo que ha sido el Imperio Mogol. Y buscando en los archivos no podemos olvidarnos de una obra que todo interesado debería leer Redescubriendo a Tagore. 150 aniversario del nacimiento del poeta indio, coordinado por los profesores y estudiosos Shyama Prasad Ganguly e Indranil Chakravarty.

Desde luego al pasar sus páginas nos damos cuenta de la importancia de estos trabajos para aprender sino un poco sí algo más de esta gran civilización y de cuales han sido sus verdaderos protagonistas en mayor o menor medida.

En palabras del profesor Prasad Ganguly “No bromeaba un erudito tagoreano cuando me comentó alguna vez que cualquier letrado versado en bengalí necesitaría unos 54 años sólo para copiar la obra de Tagore ¡incluso a un ritmo de 10 horas diarias dedicadas al empeño! ¿Cuántos años necesitaríamos para ofrecer las traducciones, digamos al español, de sus obras completas? Casi imposible de realizar con calidad nativa pues todavia no he conocido a ningún hispano con gusto literario en mi carrera de hispanista que haya intentado dominar el idioma bengalí!”

Y si queremos profundizar en lo que es y no es el hinduismo, un volumen recién sacado del horno que será presentado el próximo 2 de octubre en Barcelona, Hinduismo para la vida moderna, complementario a las obras anteriores, pero quizás algo personal de lo que ha sido la singladura pese a su joven edad de un autor como Naren Herrero quién ya nos sorprendió en su anterior trabajo Kumbha Mela. La celebración espiritual más grande del mundo. Y apunta “El hinduismo es tanto una civilización como un conglomerado de religiones, sin comienzo definido ni fundador, sin un único libro canónico ni tampoco una autoridad central. Quizás la mejor palabra para definir esta antigua tradición seria ‘Cosmovisión’, pues su ámbito de influencia abarca todos los aspectos de la vida: desde la organización social hasta el análisis detallado del funcionamiento de la mente individual pasando por el nacimiento del Universo, la filosofía perenne o la práctica personal diaria de cada ser humano. La idiosincrasia inclusiva del hinduismo se refleja en el postulado de que toda la vida es sagrada, y en la idea de que la multiplicidad del mundo esconde, en el fondo, una unidad esencial”.

Y un poquito más a lo ya escrito, lo presena un trabajo realizado por la Federación Hindú... Federacion. Hindu. Espana que tuvo su primera aparición en el año 2015 y se presentó en Madrid en el año 2016, el cual ha abierto esa puerta que quizás teníamos un poco cerrada en España y por un agujerito vemos las distintas colaboraciones que forman una unidad para llegar al todo en ese volumen coordinado por Juan Carlos R­amchandani Veda dárshana. Pensamiento, espiritualidad y vida en la tradición hindú. Temas tan sumamente interesantes: Sanatana Dharma, de Pedro Soto; Influencia del hinduismo en Occidente, del profesor y filósofo Javier Ruiz Calderón, hasta El yoga y los caminos espirituales del editor Álvaro Enterría quien acaba de traducir El científico y el santo. Los límites de la ciencia y el testimonio de los sabios cuyo autor Avinash Chandra escribe: “El destino me ha colocado a caballo entre dos continentes, dos culturas, dos formas de concebir el mundo y la vida: La India y Europa. Entre estos planetas paso mi vida, sin sentirme extraño en ninguno de ellos.

Sin embargo, cuando voy a Europa tras pasar largas temporadas en India, tengo lo que podría llamar un ‘choque cultural’, no es por las costumbres ni la forma de vida, que me son muy familiares, sino por la concepción exclusivamente materialista del universo y de la existencia. No pretendo decir con esto que la India sea espiritual, de hecho, en muchos aspectos la gente de la India puede ser más materialista que en occidente”.

Es una verdadera joya dada la riqueza de esta inmensa literatura junto a un artículo del propio Juan Carlos a quien le acaban de dar el galardón de Autonomía de Ceuta 2019, ciudad en la que ha nacido y en donde reside realizando, desde la misma, viajes por toda la geografía española. A una de las preguntas de la periodista Pilar Arce del Faro de Ceuta ¿Crees que la denominada crisis de valores también ha llegado al hinduismo de Ceuta? responde: “La comunidad de Ceuta lleva establecida aquí más de cien años. Hay familias de ceutís hindúes con tres y cuatro generaciones.

Si esas personas no han tenido un contacto fluido con la Tierra Madre de la espiritualidad hindú que es la India, la transmisión de valores se va perdiendo y las tradiciones se explican de una manera mecánica. En ese aspecto, hay que hacer pedagogía para preservar la espiritualidad hindú”. A lo mejor fue ese uno de los muchos motivos por los que escribió archanam y Samskaras. Y sus primeras palabras son “Pocas experiencias son más hermosas y sagradas que la ceremonia celebrada a primeras horas de la mañana denominada mángala-árati. Los devotos se reúnen durante la calma que precede al amanecer para cantar himnos devocionales de alabanza al Señor. El centro de la ceremonia es la imagen sagrada del Señor, una manifestación física de Dios en persona. Durante la mángala-árati el suave resplandor de las deidades despeja la oscuridad de la noche, a medida que el pujari (sacerdote que oficia la puja o ceremonia) ofrece ante las mismas una serie de objetos como incienso, fuego, agua y flores”.

Pero si hay algo que no podemos olvidar es la palabra Ganges unida a Benarés o como tituló el profesor Óscar Pujol en uno de sus magníficos artículos Benarés. La divina algazara, quien dijo “a fuerza de estar con la divina algazara de Benarés, aprendimos a quererla”. Sería a lo mejor lo que este mismo profesor pensó al realizar junto a Rafael Argullol, Vidya Nivas Mishra y Mercé Escrich Del Ganges al Mediterráneo. Un diálogo entre las culturas de India y Europa, en donde se intentaría profundizar en temas: el hombre y el universo, lo sagrado y su relación con lo secular y ¿un diálogo real entre culturas más allá de un mero intercambio de formalismos? Y desde Benarés, antes lo hizo en Tanzania, Grecia o Estados Unidos.

María Cristina Iglesias (1970) nos sorprende con la creación entre el alma y el corazó al publicar En versos sin tiempo, en el que la autora desarrolla de una manera sumamente accesible todas aquellas preguntas que en alguna ocasión muchas y muchos de nosotros nos hemos hecho alguna vez, con la salvedad de que las ha dejado por escrito dándole un valor, si cabe, a la palabra. O la palabra a través del silencio...

De su corazón salen... “Esta selección de poemas abarca muchas etapas diferentes de mi vida, muchas vivencias, muchos lugares, y muchas personas que se han cruzado en mi camino y han sido importantes para mí. Mostrarlas al mundo es abrir mi corazón, sin tapujos, y mostrarme tal y como soy, tal y como siento”.

No sabemos si hemos dejado de lado a los intectuales como en cierta ocasión nos comentó uno de estos autores. Lo que sí es cierto es que “quizás son otros tiempos –más rápidos con más medios de comunicación y totalmente globalizados– en donde le damos a una tecla y salen todos los datos y pulsamos la palabra sánscrito y salen todas sus definiciones pero quizás estas máquinas –eso nos salva no entienden del corazón–. Quizás haya tenido razón el filosófo Rafael Argullol al decir: “También me sentía atraído por la posibilidad de recuperar para nuestro mundo actual esta unidad entre conocimiento y experiencia, como ha sucedido en diversas ocasiones a lo largo de estos días”. ¿Independencia o división?