El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

Destinos 'lunares' para experimentar lo que sintió Neil Amstrong

Coincidiendo con el 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna, las agencias de viajes proponen lugares en los que la geología de la Tierra recuerda a los paisajes del satélite. Islandia, Capadocia, Fuerteventura, el salar de Uyuni, Las Azores o el Desierto Blanco de Egipto, entre ellos

1. Salar de Uyuni, en Bolivia
2. Las Azores, en Portugal
3. Lago Jökulsárlón, en Islandia
4. Desierto Blanco, en Egipto
5. Playa Sotavento en Fuerteventura
(Islas Canarias)
6. Capadocia, en Turquía
7. Valle de la Luna, en Chile
1. Salar de Uyuni, en Bolivia 2. Las Azores, en Portugal 3. Lago Jökulsárlón, en Islandia 4. Desierto Blanco, en Egipto 5. Playa Sotavento en Fuerteventura (Islas Canarias) 6. Capadocia, en Turquía 7. Valle de la Luna, en Chile

ANA IGLESIAS   | 21.07.2019 
A- A+

El 21 de julio de 1969, el comandante Neil Armstrong, integrante de la misión Apolo 11, se convirtió en el primer ser humano en pisar la Luna. Cincuenta años después de este hito histórico, nuestro satélite y la exploración espacial están más de moda que nunca.

También lo están los viajes a paisajes que lo recuerdan, ya que tal y como explican desde el portal Rumbo.es, "no es necesario recorrer 384.400 kilómetros para apreciar entornos similares a la luna, porque en la propia Tierra hay zonas que, si no son iguales, se parecen muchísimo a las que el Apolo 11 mostró cuando el hombre la pisó por primera vez".

Las Islas Canarias, Portugal, Bolivia, Chile, Turquía, Hawaii, Islandia, Las Vegas o Egipto, son algunos de los destinos recomendados por las agencias de viajes para los enamorados de la luna. Y es que la geología de la Tierra ha dado lugar a la creación de algunos paisajes lunares espectaculares, pese a que nada tienen que ver los icebergs del Jokulsarlon en Islandia con el volcán Mauna Kea de Hawai, o el Desierto Blanco de Egipto con Las Azores y su frondosa vegetación. Algunos tan obvios como el llamado Valle de la Luna en el desierto de Atacama en Chile, con dunas, planicies llenas de rocas, agujeros y altos acantilados rojizos que recuerdan tanto al relieve lunar que ya ha tomado su nombre, y otros abiertos a la imaginación, como el lago Tonlé Sap, en Camboia, la mayor extensión de agua dulce del sudeste asiático, en la llanura central del país, y tan seco en verano que se puede andar sobre él, con unas vistas espectaculares.

1. Salar de Uyuni, en Bolivia 2. Las Azores, en Portugal 3. Lago Jökulsárlón, en Islandia 4. Desierto Blanco, en Egipto 5. Playa Sotavento en Fuerteventura (Islas Canarias) 6. Capadocia, en Turquía 7. Valle de la Luna, en Chile

Lugares todos ellos para poder pasar unas vacaciones "como si estuvieras en otro planeta", dicen desde rumbo.es, que han elaborado una lista de destinos lunares de lo más recomendable.

Así, entre sus propuestas más llamativas se encuentra Wadi Rum en Jordania "que ha sustituido a Marte en más de una película taquillera", dicen. muy conocido por ser el lugar de filmación del planeta ficticio Jedha en las películas de la saga Star Wars. Como era de esperar, Wadi Rum es "muy popular entre los aficionados al cine que desean experimentar por sí mismos lo que han visto en la pantalla", ya que en él se rodaron películas como Misión a Marte, Planeta rojo, The Martian y Lawrence de Arabia. Además, atrae a muchos turistas de aventura, que pueden hacer senderismo, montar camellos o caballos árabes, escalar montañas de arenisca o acampar bajo sus famosos cielos estrellados.

También de aspecto rocoso, Mauna Kea, la montaña más alta del mundo en Hawai, ofrece la posibilidad de hacer larguísimas caminatas, en las que se pasa por un lago alpino y muchos conos de ceniza roja antes de llegar finalmente a la zona nevada de la cima donde contemplar las nubes.

Y pétreo es igualmente el paisaje de espirales de roca de tiza blanquecina que irrumpen en el Desierto Blanco, a cuarenta y cinco kilómetros al norte de Farafra, el oásis más pequeño del desierto oriental de Egipto. Su aspecto de paisaje extraterrestre sorprende a más de uno, cautivado por sus parajes en los que es común encontrar fósiles marinos incrustados en las rocas, ya que situado en el Sahara el Beyda, formaba parte hace miles de años un mar interior. En contraste y como punto terrenal, la zona cuenta con una fauna pintoresca, con zorros, gacelas y carneros de barbería.

 

1. Salar de Uyuni, en Bolivia 2. Las Azores, en Portugal 3. Lago Jökulsárlón, en Islandia 4. Desierto Blanco, en Egipto 5. Playa Sotavento en Fuerteventura (Islas Canarias) 6. Capadocia, en Turquía 7. Valle de la Luna, en Chile

LAS tierras altas de la luna se pueden ver perfectamente representadas en Capadocia, en Turquía, con sus llamadas chimeneas de hadas y su suave roca llamada toba, son resultado de siglos de erupciones volcánicas, viento y lluvia. Sus cerca de 40 metros de altura, hacen que el paisaje se vuelva más abrupto e invite a la exploración.

Otro lugar que se parece a la la luna es el desierto de Black Rock, en Nevada, con sus playas y lechos de lava, y sus aparentemente interminables extensiones vacías. Una tierra agreste con cientos de cadenas montañosas, secada por el viento y el sol, con cielos grandiosos y paisajes de gran belleza difíciles de olvidar.

Por otra parte, la mejor versión terrenal del Mar de la Tranquilidad donde descendió el Apolo 11, es "una estampa de la luna con los colores de la tierra" como se define al antiguo lago prehistórico conocido como Salar de Uyuni, en Bolivia. Con más de 10.000 kilómetros cuadrados de extensión, con lagunas, cactus y aguas termales, es otro de los destinos lunares más increíbles que hay, especialmente en la estación de lluvias por el famoso efecto espejo que se produce.

Como espectaculares son sin duda, los icebergs azul hielo o blanco puro del lago Jökulsárlón en Islandia, que se desplazan por la laguna glaciar. Según las agencias especializadas en viajes, "los paseos en barco por la laguna ofrecen a los turistas vistas impresionantes tanto de los témpanos como de la vida silvestre".

Asimismo, Las Azores, el archipiélago portugués del Atlántico medio, se encuentra entre los paisajes lunares por lo que podría ser en nuestro imaginario uno de los enormes agujeros que se han descubierto hasta el momento en el satélite. Todo esto se debe a la actividad durante años de sus más de 1.500 volcanes, y que ha dado lugar a una montaña natural de elevaciones que se enredan entre mares y planicies, una experiencia similar a la que vivió la luna, según los científicos.

 

1. Salar de Uyuni, en Bolivia 2. Las Azores, en Portugal 3. Lago Jökulsárlón, en Islandia 4. Desierto Blanco, en Egipto 5. Playa Sotavento en Fuerteventura (Islas Canarias) 6. Capadocia, en Turquía 7. Valle de la Luna, en Chile

PARA EXPERIMENTAR ALGO PARECIDO a lo que sintió Neil Amstrong tras recorrer los 384.400 kilómetros que separan la Tierra de la Luna, tampoco es necesario salir de España, ya quetambién aquí hay varios paisajes lunares, especialmente en las Islas Canarias. Entre ellos destacan los creados por la lava del árido interior de Fuerteventura, que en contraste con la arena blanca de su costa y sus playas y planicies, recuerdan a ese juego de zonas altas y claras (terrae) y bajas oscuras (maria) que hay en el satélite. Las Peñitas, el Arco de Las Peñitas y la Cumbre del Tindaya, son lugares donde vivir la aventura interplanetaria, igual que en el Parque Corona Forestal de Tenerife, con un famoso Paisaje Lunar formado por numerosas figuras cónicas de ceniza volcánica de color beige, formadas por la erosión durante miles de años.

También el norte cuenta con paisajes de este tipo, como las Bardenas Reales en Navarra, que destacan por su paisaje casi desértico repleto de mesetas planas, barrancos y cerros solitarios, y cuya erosión de sus suelos de arcilla, yeso y areniscas ha provocado la formación de uno de los paisajes que parecen la luna.

un astro de moda la astronauta italiana samantha cristoforetti inspira una barbie

Libros, exposiciones, conferencias y colecciones de ropa hacen referencia al 50 Aniversario de la llegada del hombre a la Luna, e incluso Barbie se ha unido a la Agencia Espacial Europea para inspirar a las niñas y animarlas a convertirse en la próxima generación de astronautas, ingenieras y científicas del espacio, tomando como referencia a Samantha Cristoforetti, la única mujer astronauta activa en Europa, que se ha convertido en modelo para la muñeca Barbie one-of-a-kind.

Cristoforetti, de 42 años, aviadora, ingeniera y astronauta, es la primera mujer de la tripulación italiana de la Agencia Espacial Europea, todo un logro teniendo en cuenta que sólo el 15% de astronautas en activo son mujeres y que ninguna de ellas ha viajado todavía a la luna.

Tendencia espacial en pequeñas colecciones cápsula estivales

Las firmas de moda no podían permanecer ajenas a la tendencia espacial que se está viviendo, y muchas son las que han preparado colecciones cápsula para esta temporada inspiradas en la llegada del hombre a la Luna. Es el caso de Pinko, que acaba de lanzar Space Program, interpretado por una heroína con un estilo único, una vivaz exploradora intergaláctica con un aire vagamente vintage inspirado en la Era Espacial a través de las ilustraciones de los artistas Lawrence Sterne Stevens y MC Wolfman, con estampados que recrean su mundo, recordando galaxias y planetas a años luz de distancia, que fueron diseñadas especialmente para cada prenda. El brillo iridiscente de los tejidos laminados es el uniforme de la mujer Pinko en su aterrizaje en la Luna.

1963

Se firma entre España y Noruega un convenio bilateral para evitar la doble imposición. Mediante este acuerdo, se decidió que debían pagar impuestos en Noruega. Eso sí, por ley tenían prohibido afiliarse a la seguridad social, ya que para ello había que estar empadronado en un municipio del país. Requisito que no se le exigía a los noruegos, ya que algunos incluso tenían residencia en España.

1994

Hasta la década de los noventa, con la instauración del Espacio Económico Europeo (EEE) el 1 de enero de 1994, no hubo un acuerdo entre los gobiernos español y noruego para el reconocimiento de los trabajadores internacionales, su derecho a entrar en el sistema de protección social y, con ello, la garantía del pago de sus pensiones. No obstante, éste no tiene carácter retroactivo.

 

2008

Nace el colectivo Long Hope. La organización es la responsable de interponer una demanda contra el Estado Noruego, al amparodel Convenio Europeo de Derechos Humanos, y en tribunales noruegos, como paso previo a Estrasburgo.