El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

saga/fuga

Dos mujeres especiales

Big Mama Thornton, maestra del blues salvaje y bebedora feroz
Big Mama Thornton, maestra del blues salvaje y bebedora feroz

JOSÉ MIGUEL GIRÁLDEZ  | 27.01.2019 
A- A+

'La música de la pobreza'. Publicado el año pasado, la última novela de Noemí Sabugal (Santa Lucía de Gordón, 1979), muestra la gran capacidad de la autora para entrar en la vida secreta de las personas, en sus más íntimos deseos y en los pabellones, a veces oscuros y deshabitados, de sus pensamientos. 'Una chica sin suerte' (Ediciones del Viento) es un homenaje a una gran mujer, pero, en gran medida, como nos recuerda la dedicatoria, es un homenaje "a todas las chicas. En especial a las que creen que no tienen suerte". Hay siempre un punto de compasión y de búsqueda de respeto y dignidad en lo que Noemí Sabugal escribe. Su prosa puede tener brotes sutiles de humor, también deja sabores amargos a cada trago, como son, en verdad, los tragos de la vida.

No ahorra sensaciones de tristeza, ni el eco ronco de las frustraciones, pero Noemí, sin embargo, logra una prosa limpia y directa, con la emoción contenida como de aquel que, definitivamente, no va a llorar por su mala suerte, ni por su pobreza, ni por el daño sufrido a costa de los que explotan la inteligencia de los otros. He aquí una novela emotiva, pero serena, cargada de dignidad. Es la historia de Willie Mae, 'Big Mama' Thornton, o, más bien, de su gira en 1965 por Europa. Un libro musical en el que laten los años sesenta y sus profundas transformaciones. Aquella vida salvaje y prometedora, y la realidad, tantas veces, empeñada en cubrirnos de un manto de grisura. Un manto de grisura para los pobres.

La reivindicativa prosa de Noemí Sabugal se adentra por esta gira fascinante a través de los pensamientos de 'Big Mama' Thornton. Vivimos casi todo el tiempo en su cabeza. Y luego, diálogos, fragmentos de conversaciones, palabras que flotan. Qué estupenda novela. Porque es una novela, pero algo más. La vida de un tiempo en el que se luchaba por los derechos civiles, los días turbulentos en las calles, Vietnam y la muerte. Interminable. Un pozo oscuro. Pero también el deseo de progreso, la carrera espacial, y el gran peligro de la destrucción global, siempre presente. En ese contexto, la figura descreída de Willie Mae, que viene de la pobreza infinita. Recuerda a su madre, cantando en la iglesia de Troy. Recuerda su propia vida: "la pobreza es una roña que no se va. Puedes pasarte la vida frotándola con una esponja de oro, pero siempre estará ahí. El niño pobre no olvida su pobreza". Pero ahora hay hoteles, vestíbulos brillantes, Europa ha sido alcanzada por el American Folk Blues Festival: Berlín, Bruselas, Dublín, Londres, París, Barcelona... Y tantas otras. La música crece, envuelta en memorias de días tristes en los que 'Big Mama' aprendió a cantar. Ahí suena: 'Unlucky Girl'. No deberían perdérsela. Y escuchen su frase con la que se inicia la historia: "soy gorda. Y negra. Pero valgo más que todos vosotros, bastardos". / JMG

'Una chica sin suerte'. Noemí Sabugal. Ediciones del Viento, 2018. 190 páginas. 17 €.

'La verdadera Gala Dalí'. El retrato íntimo de Gala Dalí que Monika Zgustova construye en la excelente narración 'La intrusa' (Galaxia Gutenberg) viene a ocupar un vacío en torno a su figura, seguramente no tan inexplicable. Las biografías se han ocupado mucho más de los hombres, y en esto Gala no es una excepción. Pero, como recuerda Zgustova, ella misma se quiso secreta. Quizás apartada de los grandes nombres (masculinos, pero no todos) que la rodearon en una vida intensa y vertiginosa. Esa es la vida que se nos cuenta en este libro tan breve como fascinante.

Monika Zgustova, traductora excelente del checo y del ruso, y autora de otros libros muy reconocidos, como 'La mujer silenciosa', logra transmitir aquí una visión renovada, a ratos sorprendente, de la semioculta Gala Dalí, cuya influencia en aquellos años de arte en ebullición fue mucho mayor que la que podríamos imaginar.

Por supuesto, Paul Éluard, Max Ernst y Salvador Dalí pasan por la escena de este libro como figuras gigantescas y controvertidas, pero es Gala la que une todos esos hilos rojos que forman un fascinante laberinto artístico, el gran paisaje de la vanguardia y el surrealismo, un territorio que, como París, no se acaba nunca. Gala llegando a un Davos nevado para un tratamiento médico, Gala atravesando Europa en soledad, adelantadísima a su tiempo, viajando a través de los tapices desgarrados de la guerra. Gala con las hermanas Asia y Marina, una poeta joven que ella adoraba, amistades de adolescencia. Y el encuentro con Éluard, casi también adolescente. en la montaña mágica, "en ese sanatorio que parecía un hotel de lujo". Gala imprevisible, Gala rompedora, Gala de vanguardia, Gala desnuda, Gala y los genios, Gala, genio ella misma.

El volumen incluye una luminosa colección de fotos en sepia. Pero, lo verdaderamente luminoso es la prosa de Zgustova, que deberían descubrir, si aún no lo han hecho. Y así, discurre el gran estallido del arte y el amor ante nosotros: cómo Gala va descendiendo hacia su nueva vida en la Costa Brava, el otoño en Sitges, el amor errante sobre las rocas, Dalí expulsado de la casa paterna por enamorarse de una 'femme fatale' que estaba casada, la choza de amor en Cadaqués, un pueblo de pescadores... Y Buñuel, como la otra gran figura en la novedosa escena. Y luego Lorca, y luego el divorcio de Gala, el matrimonio con Dalí al fin, y París, y la Rive Gauche.

Zgustova nos lleva con limpieza y serenidad al final, y a la muerte de Gala en 1982. Cuando ya no fue capaz de "exorcizar la vejez y la muerte con la frescura de la juventud". Un libro hermoso sobre una vida extraordinaria.

'La intrusa. Retrato íntimo de Gala Dalí'. Monika Zgustova. Galaxia Gutenberg, 2018. 144 págs. 16.50