El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

FADE TO BLACK

En FADE TO BLACK. Ascenso y caída del califato del ISIS 2011-2019. Siria Iraq y Libia, el fotoperiodista Ricardo García Vilanova presenta, lo cuenta Gervasio Sánchez, reportero de guerra, "una galería de imágenes que muestran sin fisura la fortaleza de los seres humanos barridos por la tragedia contemporánea y la infinita y mostruosa destrucción de la guerra"

Un padre (derecha) en la comitiva del funeral de su hijo en Siria - FOTO: RICARDO GARCÍA VILANOVA
Un padre (derecha) en la comitiva del funeral de su hijo en Siria - FOTO: RICARDO GARCÍA VILANOVA

MARÍA MARTÍNEZ  | 16.06.2019 
A- A+

Cuenta Gervasio Sánchez que Ricardo García Vilanova, secuestrado en dos ocasiones por el ISIS y que pasó seis meses y once días por sus cárceles secretas en las que se torturaba y se asesinaba, "conoció la enajenación inhumana y el sadismo de los militantes del Estado Islámico más radicales y cobardes". El fotoperiodista tras ser liberado en ambas ocasiones decidió seguir sobre el terreno para ofrecernos un trabajo fotográfico "demoledor, honesto y valiente" que se refleja en este magnífico volumen en el que, además, nos presenta "las historias de quienes no tuvieron más remedio que reinventarse para sobrevivir como individuos, como familia y como pueblos. Como el sirio Yasser Darwish que antes del paso del ISIS era médico especialista en Urología y tuvo que convertirse en médico y cirujano de guerra; o el libio Marwan Eldaiesy que de licenciado en Farmaria pasó a ser combatiente y paramédico o el iraquí Yaraoub Alí un licenciado en Historia del Arte y Filología española que ejercía de traductor antes de la irrupción del Estado Islámico y que se convirtió en fixer (productor) para periodistas y cooperantes y que ahora vive refugiado en Noruega. Y una reflexión final del propio Ricardo: "no hay nada más poderoso que perder el miedo a morir, morir para poder vivir. Ya no hay límites. Si bien es cierto que muchos de los miembros del ISIS murieron por su califato, si todos hubieran sido consecuentes con esa filosofía, el escenario hoy sería otro. Afortunadamente para Occidente no ha sido así, pero no hemos sabido entender ni aprovechar sus debilidades y sus carencia. Aún nos queda mucho camino por recorrer".

Gallegos contra el isis

Sobre 400 españoles se unieron al Ejército Islámico desde que se inició el conflicto, aunque la cifra se fue reduciendo y, según el Ministerio del Interior, realmente activos solo participaron sobre 190, de los cuales una cuarta parte murieron en combate y un 15 % regresaron a nuestro país. Pese a tener la nacionalidad española la práctica totalidad de los que viajaron para luchar con el Daesh son originarios de los países del Magreb, sobre todo de Marruecos.

¿Y cuántos combatieron al ISIS? No hay cifra oficial ya que en nuestro país, por ejemplo, a estos milicianos también se les consideraba fuera de la ley ya que podrían ser acusados de un delito de colaboración con banda armada. Entre los gallegos, más de lo mismo. Hay constancia del fallecimiento del joven ourensano Samuel Prada León, un idealista que se enroló con las fuerzas kurdas y acabó abatido el 18 de febrero de 2018. Tres seudónimos que se emplearon y que pudieran pertenecer a gallegos son los de Arges Arteaga, Juan Astray o Simón de Monfort.