El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

'Imagen This'. Creciendo con mi hermano John Lennon

Julia Baird, publica 'Imagine this' (Teófilo ediciones), un libro en el que cuenta sus vivencias con el beatle

La autora y hermana por parte de madre de uno de los grandes mitos del siglo XX, John Lennon
La autora y hermana por parte de madre de uno de los grandes mitos del siglo XX, John Lennon

CARLOS DEL ÁLAMO   | 02.02.2020 
A- A+

Julia Baird, hermana de John Lennon, acaba de publicar en España sus memorias Imagine this (Teófilo Edicións) en las que cuenta sus vivencias desde la infancia con el músico -hermano por parte de la misma madre, Julia Lennon- y también los momentos posteriores en los que el beatle ya había alcanzado la fama. Uno de ellos ocupa la relación que tenía con la que fuera esposa del músico, Yoko Ono, de la que Baird habla en varios momentos, como el de las conversaciones telefónicas que intentaba tener con su hermano y no podía. "Me parecía que ella estaba controlando su vida e igualmente él parecía que se lo estaba permitiendo", según se recoge de fragmentos de su libro. "Cuando John me llamaba, yo siempre estaba allí. Cuando yo lo llamaba, sin embargo, no siempre podía hablar con él. Yoko contestaba a menudo. Y según fue pasando el tiempo y las llamadas de John pararon, nos resultaba imposible localizarlo. De hecho, me preguntaba, ¿John cogía alguna vez el teléfono en su propia casa o Yoko se paseaba con él en el bolsillo?", se pregunta Baird.

La hermana del músico insiste en este episodio para remarcar cómo John "se estaba separando", aunque con la distancia se ha dado cuenta de que la influencia de Yoko fue muy grande. "Nos pareció que era él el que se estaba separando, pero ahora no estoy tan segura. Después de una serie de llamadas y cartas en 1975, Jackie -otra hermana- y yo habíamos sido olvidadas de un plumazo", lamenta.

El último pasaje del libro en el que se habla de Yoko Ono es el de la herencia de la casa de Liverpool del artista, que "se había convertido en un símbolo del reconocimiento" por parte de John Lennon de que Jackie y la propia Julia eran sus hermanas. "El abogado de Yoko me dijo que la casa era suya y que podía hacer con ella lo que quisiera, y que eso es lo que había hecho", recuerda.

"Sin embargo, también dijo que si Jackie y yo necesitábamos ayuda, Yoko podía estar dispuesta a ayudarnos. Respondí que no le estaba pidiendo dinero a Yoko. Solo quería el valor de la casa, porque era un símbolo. No supe nada más", lamenta la autora en su libro.

Baird ha explicado el origen del libro, un documental emitido por la BBC sobre John Lennon en los que se contaban "detalles que nunca habían sucedido". "Llamé al productor y le dije que ese documental era pura fantasía, pero no me creyó y me colgó", ha criticado.

 


PROTEGER A UNA GENERACIÓN. Es por ello que se dirigió al día siguiente al editor del periódico más importante de Liverpool y le ofreció la versión de su historia. "Sabía que después del documental todo el mundo iba a comentarlo en el instituto de mis hijos y lo único que quería al dar esta versión es la de proteger a la segunda generación", ha defendido. De hecho, Baird ha establecido una comparativa con el caso de los Lennon -que también perdieron jóvenes a su madre- y la familia real británica. "Cuando veo lo que acaba de pasar con Harry no es que quiera compararnos con la realeza, pero sí compartimos el drama de perder a una madre en público y es algo duro de llevar", ha lamentado. A lo largo de este libro, escrito totalmente "alejada de la pasión" - "solo me he permitido el lujo de expresar una emoción o algo personal en una parte del libro, pero no diré cual", ha dicho-, Baird no evita algunos episodios difíciles tanto para ella como para su hermano.

 


PAUL, LA MÚSICA; JOHN, LA POESÍA. "John me llamó (...) y quería saber si hablaba a los niños de él. Sí, conocían al tío John. Se disculpó una y otra vez por no haber estado en contacto y que su vida iba por buen camino otra vez. Se había vuelto loco por el alcohol y las drogas, me dijo, pero había dejado la locura atrás", señala en otro pasaje del libro.

En cualquier caso, Baird ha querido dejar clara su admiración por el ex beatle, de quien ha dicho que si se quiere conocer su vida, "solo hace falta fijarse en las letras de las canciones después de Love me do". "John fue un poeta que puso letra a la música de Paul McCartney", ha concluido. Para José Luis Teófilo, editor de Imagine This, "esta lectura ha sido un viaje; he vivido las situaciones de guerra, cómo era la casa de John, he sentido emoción, pena y rabia, y al final, he tenido una sensación agridulce, porque esta es una lectura a la espera de su éxito, que es algo que satisface".

la estrategia de yoko

Hace ya medio siglo que se separaron los Beatles, después de haber brindado al mundo una década mágica de música y buenas intenciones. Una época que, para ellos, acabó muy mal: drogas, muerte, sueños rotos, amistades rotas y bancarrota. Hoy, los supervivientes de aquel naufragio siguen navegando. Son más viejos, más felices y más ricos. Al submarino amarillo no hay quien lo hunda, aunque ya no sea John Lennon quien lo tripule.

Es un hecho que su memoria pasa hoy en día por lo que quiera hacer con ella su viuda, Yoko Ono. En las últimas décadas la exótica dama oriental ha administrado como un avariento contable los retales de la obra de John que están en su poder y se ha encargado de lanzar la carrera en solitario de su hijo Sean, un hombre que reconocía que su padre había intentado enseñarle a tocar la guitarra, pero había resultado imposible dada su torpeza musical. Yoko, sin embargo, le aconsejó que se hiciera artista de vanguardia. Bien sabe ella que soltar alaridos en el escenario es una forma perfecta para que a uno lo consideren vanguardista. Más de un concierto de Lennon reventó ella de esa forma en aquellos tiempos en los que él parecía hechizado. Para bien o para mal la enigmática y profundamente singular figura de Yoko desempeñó un papel crucial en la historia de la música, no solo por estar enormemente identificada e involucrada con la parte final de la vida de los Beatles, sino por ser juez y parte en la futura carrera en solitario de Lennon. Como pareja grabaron tres elepés de inciertos propósitos y evidentes despropósitos; Two virgins (1968), Life with the lions (1969) y Wedding álbum (1969). En ellos se aprecia la influencia vanguardista y minimalista que Yoko ejercía sobre el malogardo Beatle. La historia acabó por convertir a Yoko en la mujer mala de la copla, en la hembra perversa del imaginario popular. Su figura subió al altar de las señoras odiadas, junto con Salomé, Jezabel, Messalina... Su imagen se hizo popular en todo el mundo. Adornada con lo necesario para entrar en la mitología de lo inquietante: el cabello y el vestido negro, las gafas oscuras que añadían, si no fuera porque sus rasgos orientales la delataban, un aire siciliano y mafioso a su persona.