El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

Inditex da un paso en Milán para vender a todo el mundo en 2020

La nueva tienda de Vittorio Emanuele es la 2ª de la marca con sección online. Inditex celebró su reapertura con una gran fiesta, que contó con la presencia de Marta Ortega y de expertos en moda como Giorga Tordini o Candela Pelizza

SANDRA CUIÑA /ECG PERIODISTA   | 09.09.2018 
A- A+

No es tarea fácil dejar huella en la que, sin duda, es una de las principales capitales de la moda, e Inditex no solo lo consiguió, sino que además deslumbró a los milaneses con su multitudinaria fiesta de inauguración de la tienda de Zara Vittorio Emanuele, situada en pleno corazón de Milán. Nadie quiso perderse esta cita con el gigante de la moda gallega, ni siquiera Marta Ortega, que no podía dejar de comprobar por sí misma el excelente trabajo de la arquitecta coruñesa Elsa Urquijo, que ha sido capaz de evocar el espíritu del emblemático cine Astra, que ocupó este edificio entre 1941 y 1999. Eso sí, salvo los periodistas invitados a la fiesta, pocos fueron los que se percataron de la presencia de la hija de Amancio Ortega que, como suele ser habitual, hizo gala de su discreción y recorrió la tienda como una más, disfrutando de las bandas sonoras interpretadas por una orquesta desde el atrio. La joven estuvo acompañada en la inauguración por Óscar Pérez, director de Zara, y Beatriz Padín, directora de Zara Woman.

Marta Ortega, considerada ya por los expertos en moda como una it girl, eligió para la ocasión un vestido camisero azul marino largo, combinado con unas sandalias en el mismo tono, con detalles de estampado de pitón. Un estilo clásico, que contrastó con los atrevidos looks que lucieron la mayoría de los asistentes a la celebración, en los que abundaron los tacones de aguja y los estampados de leopardo y serpiente pitón. Outfits que deslumbraron a los invitados a la fiesta, como el de la diseñadora freelance Giorgia Tordini, fundadora de Attico o el de su socia en esta firma Gilda Ambrosio, estilista y cazatendencias que ha colaborado con la marca de Inditex Uterqüe. No fueron los únicos rostros conocidos que se vieron en la celebración de Vittorio Emanuele. Allí también estuvieron el actor y bloguero Paolo Stella (Oh my blog); la blogger Caroline Daur Linda, autora de Caro Daur; Tamu McPherson, experta en moda y editora de All The Pretty Birds; la modelo Candela Pelizza y el instagramer catalán Marc Forné.

Una inauguración por todo lo alto que sirvió para festejar la reapertura de esta flagship, que es uno de los establecimientos más importantes de la firma gallega, y que se ha convertido en la segunda del mundo en contar con una sección online. Esto confirma la apuesta de Zara por la integración de sus tiendas físicas y la venta por Internet. De hecho, ya es una de las tiendas de la cadena con stock integrado, es decir, que las prendas que hay en el establecimiento de Corso Vittorio Emanuele podrán abastecer también la demanda de Zara.com Italia, con el fin de reducir al máximo los plazos de entrega al cliente y evitar la acumulación de stock en la tienda física.

Un sistema tecnológico de última generación (RFID) detecta el artículo más cercano al lugar de donde es el cliente que ha realizado la compra, independientemente de que sea la tienda de Milán o un almacén online. En el caso de que el artículo esté en el comercio, se localiza y empaqueta en un plazo que ronda los ocho minutos y se entrega en 24 horas al cliente.


Globalización. Así, Pablo Isla, presidente de Inditex, confirmaba durante un encuentro con periodistas en Milán que todas las cadenas tendrán stock integrado en sus respectivas tiendas en 2020, y que en ese mismo año todas las marcas de Inditex estarán disponibles para su compra a través de Internet en el mundo entero, incluso en aquellos mercados en los que no hay tienda física. Esto será posible gracias al desarrollo del proyecto RFID (Identificación de prendas por radiofrecuencia) que está en estos momentos presente en Zara y Uterqüe. Se está desarrollando en el resto de las cadenas y estará implantado definitivamente en todas ellas para 2020.

La nueva sección online de Vittorio Emanuele quiere ponerle las cosas un poco más fáciles los clientes. Sobre todo a aquellos que no tienen tiempo, y que quieren ahorrarse las esperas en los probadores y en la caja. En ella pueden acceder a una selección de las últimas propuestas de la marca y adquirirlas inmediatamente desde la página web de Zara, con la ayuda de un dependiente. Además, el espacio incorpora un Punto Automatizado de Recogida, que permite a los compradores recoger los envíos cuando lo deseen, tras introducir el código QR o el PIN que reciben por correo al confirmar el pedido. En solo unos segundos, este Punto Automatizado, que cuenta con una capacidad para gestionar 900 paquetes de forma simultánea, es capaz de localizar el envío seleccionado y entregárselo al cliente sin esperas. Es muy similar al que hay en el centro comercial Marineda, de A Coruña, aunque es un modelo ligeramente más avanzado que el del establecimiento gallego.

Por otro lado, la tienda cuenta con espejos interactivos equipados con RFID, capaces de identificar las prendas que interesan a los compradores y les ofrece la posibilidad de visualizar diferentes sugerencias de combinación con otras prendas y complementos seleccionadas por el equipo especializado de estilistas y diseñadores de la marca. Esto se completa con la información permanentemente actualizada de las últimas colecciones a través de las pantallas de tienda, entre las que destacan dos: una pantalla curva de 9 metros de alto que ocupa la planta baja y el primer piso, y otra de 21 metros que asciende por todas las plantas.

Ecoeficiencia. El compromiso medioambiental es otro de los aspectos que se ha tenido en cuenta a la hora de reformar este espacio. Por eso, las medidas adoptadas en la reforma se reflejan, por ejemplo, en una mejor iluminación LED para permitir un mayor ahorro de energía. Además, tanto la iluminación como la refrigeración o la calefacción se regulan automáticamente por control remoto desde Arteixo. Esto se traduce en que desde las instalaciones coruñesas se pueden encender y apagar las luces de la tienda de Milán o regular la temperatura del establecimiento. El espacio, de más de 3.500 metros cuadrados, acoge en sus 4 plantas las secciones de Señora (Woman, Basic y TRF) y Niño, a las que se añade la nueva sección online, dedicada a la compra y recogida de pedidos por Internet. La sección de Caballero contaba ya con su propio local de 800 metros situado en el edificio contiguo.