El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

TRIBUNA LIBRE

El lirismo de lo pequeño

19.10.2019 
A- A+

EL DESCUBRIMIENTO del significado del mundo alrededor es capital en el mundo del poeta. Fijarse en los detalles y elevarlos en su importancia, captarlos desde una emoción es labor propia de la sensibilidad, y tanto en el mundo de la Naturaleza como en el mundo construído : tanto en un jardín como en un salón o en una calle. La cercanía con las cosas por supuesto es un condimento auxiliar , ello brinda además la posibilidad de ensalzar lo pequeño , y aumentar así la reducida presencia de eso que es hermoso. A veces es el arte mismo quien se encarga de resaltar una planta o un ave ; y en este terreno son los grabados ingleses del XVlll y XlX los maestros de la revelación de una planta en toda su potencia y belleza, y también la fidelidad para ser estudiada como una pieza auténtica de la Botánica. Como nada se inventa, entonces todo se manifiesta, todo surge en irradiacón genuina desde el buril experto y delicado.
Qué es lo que nos hace , muchas veces, descubrir una tierra? La Literatura de esa tierra.Y mucho más las ediciones críticas. Me refiero ahora a la edición crítica de Ricardo Polín sobre la obra poética completa de Xosé Crecente Vega , “Folla Bricia”, 2002. La deleitación científica que supone manejar una edición crítica es enorme. Fiabiliad, objetividad, garantía de ausencia de erratas, rigor y erudición son sus características. También poseen suma importancia antropológica “los espacios amados”: aquellos espacios donde se vive con una preferencia que afecta líricamente, se hace poesía, se siente un arraigo especial y profundo, y se desea siempre regresar. También es condimento de ellos una serena orientación en el mundo. Este tema lo traté en otro artículo con ideas propias; y, aparte, tiene una referencia en la” Poética del espacio” de Gastón Bachelard.

IMPORTANCIA DE LA VIVENCIA POETICA Afirma W. Dilthey en su “Poética” : “La creación del poeta se basa siempre en la energía de sus vivencias” .Ella ingresa, fecunda, en la organización psíquica del poeta. La vivencia aporta no sólo honestidad, sino además un registro certero y perenne de esa realidad, y da con la causa exacta de porqué el poeta vibra y enfoca hacia una realidad determinada. Se da en la obra poética de Crecente Vega -144 poemas- lo que denomino un realismo detallado. Directamente : un realismo que atiende la particularidad y la expresa en su valor. De lo desapercibido , escondido o dejado a un lado surge toda una hermosura dentro de un objeto pequeño, pero significativo.Y no es tanto el tema grandioso como sí el tema perfecto artísticamente, ofrecido como resultado espléndido en forma de poema. Esta es la clave de lectura del poeta da Terra Chá; y debe estar siempre acompañada de personas que tuviesen las mismas o parecidas vivencias porque ello conduce a la comprensión.

“CODESEIRA” De él dice Manuel María que “é por excelencia o libro do campo galego”. Salió en 1933, y un dibujo de M. Colmeiro en la portada. Un árbol emblemático de Galicia, el señorial pino y los pinares señalados, ahí están como ejemplo los de A Toxa, cobran plena identidad poética con el poema, de geografía concreta, “Pinares das mariñas de Ferrol, meus pinares”. Si los pinos y pinares de Galicia poseen desde décadas su iconografía en los dibujos y acuarelas de Carlos Sobrino, y componen una visualidad colectiva, este poema de Crecente Vega eleva los pinos a tema poético, y de una manera renovada, original, desde Pondal.
La riqueza de los contenidos de la aldea gallega en el plano de las criaturas humildes--animales y plantas-- forma una referencia acabada . Así, vemos una atención afectiva en “ Cabalo”; una atención amorosa en “Foi nas horas caídas”; un acierto descriptivo en “Anoitecer”; la vivencia física en “A carballeira” y “Monte Ancos”; la fijación del detalle en “Os dous ramallos”; el viento como una especial experiencia en “Cantando vento lixeiro”; el instrumento de las fiestas en “Gaitiña, gaita riseira”: una cúspide lírica en” A unha fontiña”; la ternura hacia una construcción popular en “Cantar do muíño”. Destila “Codeseira” y toda la demás poesía de Crecente suscitaciones y revelaciones que constituyen los “sabores” y los “saberes” que retratan, como un rico poliedro, la aldea gallega, y de manera especial en quienes la conocemos en vivencias.
En la “honda ternura franciscana” ,que ciertos críticos atribuyen a Crecente, existe, en el fondo y como consecuencia, una gravitación que conduce a una preocupación metafísica, ontológica y existencial que invita al poeta a acuestionarse la Naturaleza de una manera profunda. Lo que lleva a considerarlo ,además, como un poeta de reflexión. Él medita desde su interior y después lo expresa en versos , tomando como veta la Naturaleza; y su ímpetu poético permanece fresco y actual, sin la caducidad de las modas. Es conocida la escuela poética del Seminario de Mondoñedo, y entre cuyos poetas figura él. Y los clásicos latinos le influyeron. Le rendirá homenaje a la ciudad tridentina con el soneto “”Mondoñedo”. Desde la calidad y la cuidada métrica Crecente Vega eleva la poesía gallega a la categoría de universal.