El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias » El Correo 2

"Cuando la música es buena, está viva"

Cris Robinson, músicoMás de un lustro después de su separación, los Black Crowes regresan este año a los escenarios con una gira mundial en la que interpretarán en su totalidad su álbum de debut de 1990, Shake Your Money Maker, junto a los más grandes clásicos de su intenso repertorio.

DAVID GALLARDO   | 16.02.2020 
A- A+

La historia de The Black Crowes tiene todos los ingredientes de la épica del mejor rock n' roll: éxito, reconocimiento, conciertos ante multitudes, excesos, hedonismo, giras enormes con entradas agotadas, 35 millones de discos vendidos y, por encima de todo, grandes canciones. Y ahora, en un nuevo capítulo, una extensa gira de reunión por Norteamérica y Europa.

Un regreso ciertamente inesperado, pues en el caso particular de la banda de Georgia no han faltado a lo largo de los últimos treinta años durísimas peleas entre los dos hermanos al frente de la banda, el vocalista Chris y el guitarrista Rich Robinson, dos de los últimos grandes héroes del rock más clásico que un lustro atrás finiquitaron al grupo por tercera vez dando por hecho que no volverían a hablarse nunca más.

Aparentemente irreconciliables, su tensa relación fue la gran causante de las idas y venidas del grupo -y de que cada cual emprendiera sus propios proyectos en el camino-, la última de ellas en 2015 y definitiva... hasta hoy. Porque como admite Chris Robinson (Marietta, Estados Unidos, 1966), han pasado los últimos años "separados haciendo cosas" y encontrándose a ellos mismos "como personas, como músicos". "Tuvimos momentos buenos y trágicos, alegría y tristeza, amor, todo eso. Pero lo cierto es que alejarnos de la banda por todo este montón de tiempo nos ha hecho dar con algo nuevo y positivo desde una perspectiva diferente", plantea el cantante, dando a entender que con el paso de los años ya no tienen la piel tan fina y han aprendido mucho de las cosas que quizás no hicieron bien en el pasado.

La complicada relación entre Chris y Rich les ha puesto en lugar destacado entre las bandas de hermanos que tanto juego han dado a la historia del rock n'roll. Pero a los 53 años, un Chris especialmente risueño y divertido al otro lado del teléfono resume cómo se fraguó el reencuentro: "¿Qué le dices a tu hermano después de tanto tiempo? Pues con tu hermano no tienes que decir demasiado. Esa es la otra parte de todo ello". SHAKE YOUR MONEY MAKER. La excusa para esta vuelta es el treinta aniversario de Shake your money maker' el disco de debut de The Black Crowes lanzado en 1990 y con el que irrumpieron con estruendo en el rock mundial gracias a más de cinco millones de copias vendidas. Desde la visión actual de madurez, recuperar esas canciones de juventud lleva al cantante a hablar sobre ellas con renovado entusiasmo. "Vamos a tocar el álbum entero, ¡nunca hicimos eso! Incluso cuando el disco salió en 1990 ya habíamos escrito nuevas canciones".

Hacíamos versiones y empezamos a cambiar. Estábamos cambiando todo el tiempo. Centrarnos en esto es parte de la diversión", argumenta Chris Robinson, defendido acto seguido que por muy diferentes que sean él y su hermano, siempre se encuentran en la "misma pasión" y han "creído en la música". "Ya sabes lo importante que es para nosotros -prosigue-. No es solo hacer música, sino también escucharla, cantarla. Yo todavía voy a ver música en vivo. Grandes conciertos, pequeños conciertos. Entras en un bar en alguna parte y ahí hay un gran grupo de jazz tocando".

Y defiende entonces este regreso tocando su disco de debut: "Cuando la música es buena, se mantiene viva. No importa cuándo, dónde o cómo sea. Es algo que está vivo y así es cómo nos sentimos respecto a esto. Cuando empezamos a tocar Shake your money maker era como un monstruo de Frankenstein: ¡Está vivo!" Compara entonces la sensación de volver a tocar las viejas canciones con las que todo empezó a un "primer amor", cuando "todo es nuevo, emocionante y brillante". "Así era en aquel momento de nuestras vidas y la música nos daba todas esas experiencias.

La primera vez que fuimos a Madrid, la primera vez que hicimos todo...", rememora con cierta emoción en su voz. De hecho, todavía agrega que después de tanto tiempo sin tocar esas canciones y después de todas las cosas por las que han pasado desde entonces, han descubierto que son las propias canciones las que "están en un lugar diferente y significan algo distinto". "Definitivamente siento que eso es importante para nosotros", apostilla.

La banda ya se estrenó en vivo el pasado noviembre con dos pequeños conciertos en Holly­wood y Nueva York para celebrar el anuncio de su regreso. Con nuevos integrantes, por cierto, pues los hermanos están acompañados ahora por cuatro fichajes: Isaiah Mitchell (guitarra), Tim Lefebvre (bajo), Raj Ojha (batería) y Joel Robinow (teclados). "Tocar esta música es poderoso", destaca Robinson sobre las sensaciones de aquellos dos recitales, en los que además sintieron un gran cariño por parte del público: "Es una de las cosas que nos han ayudado a transitar juntos en estos treinta años. Tener gente que realmente ama a la banda. Ellos pensaban que nunca iban a escuchar estas canciones en vivo de nuevo, así que fue realmente especial, realmente mágico". Por eso, admite el vocalista que con su vuelta están dibujando "un círculo completo". "Ya sabes, tres décadas, y la gente aún quiere escuchar aquellas canciones. Quiero decir, ese era nuestro objetivo principal: Intentar hacer buenas canciones. Y creo que por eso es por lo que todavía significan algo, porque las canciones son buenas y quieres escucharlas cuando estás por ahí con tus amigos o lo que sea".

Sí que concede entonces Chris que, en cualquier caso, está "un poquito sorprendido" por el regreso de su viejo grupo, que ya se separó en 2002, en 2010 y por último en 2015. Y aunque hayan pasado cinco años inactivo, hay que ir hasta toda una década atrás para encontrar su último disco con material propio: "Viví tragedias, encontré el gran amor de mi vida en mi esposa, muchas cosas cambiaron". Para terminar, quiere centrarse el vocalista en la gira, que empezará el 30 de abril en Nueva Orleans y tendrá una única parada en España el 12 de noviembre en Madrid. Pero no descarta que puedan componer nuevo material: "Queremos enfocarnos en la gira, pero espero que sí. Rich y yo ya hemos hablado de hacer nuevas canciones, veremos qué pasa. Daremos lo mejor de nosotros.

ENTREVISTA

"Tuvimos momentos buenos y trágicos, alegría y tristeza, amor, todo eso. Pero lo cierto es que alejarnos de la banda por todo este montón de tiempo nos ha hecho dar con algo nuevo y positivo desde una prespectiva diferente".

 

"Vamos a tocar el álbum entero, ¡nunca hicimos eso! Incluso cuando el disco salió en 1990 ya habíamos escrito nuevas canciones".