El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

tribuna libre

'La opinión' somete a Paco Váquez a la memoria histórica

GERMÁN RODRÍGUEZ CONCHADO   | 31.03.2019 
A- A+

No parece existir controversia alguna, respecto a que, simpatías o antipatías personales aparte, somos amplia mayoría los coruñeses que creemos que Paco Vázquez ha sido el mejor alcalde de La Coruña por lo menos desde Alfonso Molina hasta la actualidad, (más de 60 años) y aún creo que ha superado también a éste último que solo ocupó el cargo 11 años frente a los 23 de Paco Vázquez.

Vaya por delante que quien esto escribe ha sido compañero de Paco Vázquez en los Maristas y mantuvo con él una relación normal de compañerismo hasta hace aproximadamente unos 15 años en que mi proximidad a Lendoiro en el Deportivo le molestó en cierta ocasión, y a causa de ello cortamos todo tipo de relación. Desde eso, nunca más hemos vuelto a hablar y ni siquiera nos saludamos; ni falta que nos hace a ninguno de los dos.

Pero ello no impide que ahora me vea obligado a alzar mi voz, como coruñés, en defensa de la verdad, ante el vergonzoso acoso a que lo esta sometiendo La Opinión.

La situación no deja de tener su "gracia". Me he pasado 25 años enfrentándome a La Voz de Galicia por el injusto, falso y despiadado acoso (inspirado por el propio Paco Vázquez) a que sometió a Lendoiro y ahora me encuentro con una situación que, aunque, desde luego, no es igual ni mucho menos, sigue la misma línea el comportamiento de La Opinión con Paco Vázquez. Hay muchas diferencias entre ambas situaciones, pero ambas tienen un elemento común: son manifiestamente injustas y eso provoca que alce mi voz ante esa injusticia porque eso no solo es mi oficio, sino que también forma parte de mi naturaleza.

En los últimos tiempos La Opinión esta haciendo un verdadero despliegue, incluso con editoriales, en relación con lo que llama "la factura urbanística de la era Vázquez", que concreta en el Edificio de Fenosa, el caso Someso, y el precio de las expropiaciones de Elviña, que según las cuentas de este periódico (23.3.19) suman 25 millones de euros. Lo que no dice este periódico de manera claramente interesada y maliciosa, es cuanto suman los beneficios obtenidos por la ciudad (incluidos los de ese propio periódico) por la proyección nacional e internacional de la ciudad debido a las obras realizadas en la etapa de Paco Vázquez, por el aumento de visitantes que hemos tenido en esta ciudad, y en cuanto se puede valorar el aumento de calidad de vida que hemos obtenido todos los coruñeses como consecuencia de esas mismas obras.

Y que no se entienda que se está defendiendo "el todo vale". No, ni mucho menos. Si se cometieron irregularidades, (también con el silencio cómplice de La Opinión que ahora se rasga hipócritamente las vestiduras) que se exijan responsabilidades. Pero lo que no se puede admitir es callar en su momento y exigirlas ahora, de forma oportunista y cobarde. No he visto nombrar (o muy de pasada) a Salvador Fernández Moreda que fue el concejal de urbanismo en el caso de Fenosa (y no se si en los otros casos que citan), pero cuando se cometen ese tipo de irregularidades no pueden ser unipersonales. Hay mas gente implicada, y todos tienen su responsabilidad; está el concejal de urbanismo y están los funcionarios que se dan tanta importancia y son tan exquisitos cuando se trata de particulares y que conociendo las irregularidades no hicieron nada por evitarlas. El alcalde es quien propone y (a veces) decide, pero los funcionarios y los concejales, e incluso el secretario con su advertencia de ilegalidad, tienen que ejercer su función. ¿Cuántos funcionarios o concejales fueron denunciados (con sus nombres y apellidos) por La Opinión por esas irregularidades que correspondían a sus competencias en la etapa de Paco Vázquez?

La Opinión trata de aplicar a Paco Vázquez, lo peor de los métodos de la Memoria Histórica, que, teniendo aspectos perfectamente defendibles como es dar digna sepultura a los muertos que quedaron en las cunetas o en fosas comunes y reivindicar su memoria, lo que, repito para que quede bien claro, no solo es perfectamente defendible sino sumamente deseable por cualquiera que tenga un mínimo de humanidad y de sentimientos, se ha llevado mucho más allá y se ha convertido en muchos casos en un sistema de revanchismo, resentimiento, venganza y odio insano de los que se califican a sí mismo representantes de los perdedores de la guerra civil contra los ganadores de la misma, tratando de erradicar todo vestigio, recuerdo o memoria de éstos, intentando borrarlos de la faz de la tierra como si nunca hubieran existido y prostituyendo por tanto la verdadera Historia, que para que sea auténtica Historia, necesita ser verdadera, real y objetiva y por lo tanto entender, reconocer y admitir que las cualidades éticas y morales pertenecen a los individuos y no a los bandos en que cada uno haya estado y que por tanto no caben generalizaciones ni sectarismos ni clasificaciones en buenos y malos en función del bando en que cada uno haya estado y que en cada bando hubo personas que hicieron cosas buenas y muy buenas, y personas que hicieron cosas malas y muy malas.

Es cierto que "La Opinión" no fue bien tratada por Paco Vázquez pues siempre fue notoria la estrecha relación que éste mantenía con "La Voz de Galicia" y con su editor y eso puede explicar que ahora aquel periódico trate de "ajustarle cuentas". Pero igual que en el caso de la Memoria Histórica, debe de hacerlo con limpieza de ánimo, sin recurrir a la mentira, al revanchismo, al ánimo de venganza y a la manipulación.

Si quieren degradar su imagen o atentar contra su merecida fama de "el mejor alcalde" por lo que llaman la "factura urbanística de la era Vázquez", están en su derecho siempre que lo hagan de una manera decente, sin mentiras activas o pasivas, influyendo en la opinión ciudadana con información veraz y objetiva, sin manipularla, y por tanto al lado de todos los hechos negativos que machaconamente repiten (Fenosa, Someso y Elviña) no pueden ocultar, como ocultan, hechos positivos como el paseo marítimo, los accesos a la ciudad, la fachada marítima, la universidad, la mejora del aeropuerto, el estadio, la remodelación del Cantón, los aparcamientos, el puerto exterior, etc. etc.

Pero no lo hacen porque saben que si lo hicieran a lo mejor los lectores llegarían a la conclusión de que las ciudades que crecen y progresan son las que tienen alcaldes que se asemejan en su actuar a Paco Vázquez. Como Vigo, ahora con Abel Caballero.

ABOGADO