El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

Edición 13 del primer festival de hard y heavy de Europa

El Resu ataca de nuevo

Viveiro se prepara para acoger, los próximos días 11 a 14 de julio, a grupos de la categoría de Kiss, Ghost, Megadeth, Scorpions, Prophets of Rage o Paradise Lost

Los Kiss en todo su esplendor, los Ghost y su parafernalia claramente satánica
Los Kiss en todo su esplendor, los Ghost y su parafernalia claramente satánica

XURXO FERNÁNDEZ  | 08.07.2018 
A- A+

El Resurrection Fest nos ha dado, a lo largo de sus intensísimas 12 ediciones, alguno de los momentos más felices de toda nuestra vida. Si hubiese que resumir tanta locura (cosa, por otra parte, imposible), podríamos citar tres o cuatro conciertos puntuales, de esos de tocar el Cielo (o el Infierno): el de Children of Bodom, el de Iron Maiden, el de Rammstein. Ya es la 13. Y será definitiva, naturalmente...
De izquierda a derecha y de arriba abajo, los Kiss en todo su esplendor, los Ghost y su parafernalia claramente satánica. Los seguratas sosteniendo el peso (y nunca mejor dicho) de la peña más volátil del entre el público en la pasada edición del Resu. Rudolf Schenker, guitarrista singular de los Scorpions. En la imagen de la entrevista, los Amenaza de Muerte. Héitor, de melena larga, es el segundo por la izquierda
Toda la información del festival, en www.resurrectionfest.es

Del cero al infinito

Tenemos, o, más bien, seguimos teniendo, un milagro entre manos. Uno que ha ido repitiéndose por las mismas fechas a lo largo de estos últimos doce años, y cuya edición en ciernes tendrá lugar durante esta semana que entra. Todos sabemos cómo empezó todo. Casi como lo que comentaba Frank Zappa y su colega Thomas Pynchon citaba en Un lento aprendizaje: "Una pandilla de viejos amigos reunidos para tocar Rock&Roll". Para cualquiera de esos dos genios (el Alquimista del siglo XX y el gran vanguardista de la literatura norteamericana de finales de la pasada centuria), esa expresión tan simple, y precisamente por eso, tan maravillosa, significaba lo más grande. El estado de placer rotundo, pletórico por naturaleza, gestado en unas condiciones mínimas y, quizás por ello, tan ricas en intenciones. Y, como saben también, la reunión fue ampliándose, hasta convertirse en una ceremonia de proporciones universales. Woodstockianas, en realidad. Porque, a la velocidad de la luz, el festival pasó de algo interesante a un evento contundente y luego, en un tiempo récord, a una de las piedras miliarias que conducen a la Gloria. A la del Rock&Roll, claro. Con un substrato que nace cuando estaban en activo bandas como Cactus, o como Black Sabbath, o como Led Zeppelin, y luego fueron tomando diferentes formas y estilos: Hard, Doom, Heavy... Aquí, provenientes o consecuencia de los citados y de algunos más, fueron tomando posiciones los más grandes de todos los tiempos. Y, si en el pasado inmediato lo hicieron los Children of Bodom (por citar en principio a uno de los más recientes, también de los más brillantes, con un Alexi Laiho que consigue los mismos resultados virtuosísticos tanto con la guitarra como con la voz, en un looping difícil de creer), o los Iron Maiden (con un Bruce Dickinson transfigurado en émulo de Tarzán) o los Rammstein (con un enloquecido Til Lindemann), este año lo hará una de las bandas de culto por excelencia, los Kiss. Gene Simmons, Paul Stanley, Ace Frehley, Peter Criss. Cuatro iconos absolutos y una imagen completamente original, distinta a cualquier otra (salvo, claro está, la de los miles de imitadores a lo largo y ancho del Mundo). Arquetipos que han entrado de refilón en otras artes, como en el caso que citamos expresamente -y con toda intención, dicho sea de paso- en la portada, con motivo de su irrupción en la fantástica serie Archie. Y manifestándose, además, como encarnaciones satánicas. Pero no serán los únicos. Hay, al menos, dos grupos más que tirarán de un público eterno y adicto: los Scorpions (para el sector partidario de las buenas baladas) y los Ghost, para los residentes en el Inframundo y gentes cercanas. Y luego, absolutamente de todo: Megadeth, Prophets of Rage, Stone Sour... Incluso Jello Biafra (Dead Kennedys, ¿recuerdan?)... Qué lujo...

SEGURIDAD: PA' HABERNOS MATAO

Le copio descaradamente el título a Antonio Resines. Así es como bautizaba sus curiosas memorias el conocido actor. Algo aplicable, por supuesto, a la vida de estos esforzados y sufridos personajes injustamente infravalorados a lo largo del tiempo. Doy fe de que han salvado muchas vidas (como les cuento: incluso muy recientemente) en eventos como el que nos ocupa, y que -también doy fe- otros cuerpos oficiales les han agradecido su labor. Si no me fallan los cálculos, en el Resu volveremos a tener a los mismos que tan buen papel hicieron en el O Son do Camiño. Es decir: a los MK Norte y los On Seguridad. Tratadlos bien, queridos colegas. Nos va a todos la piel en ello...

Héitor: esa vera amenaza de muerte

Hablamos brevemente con Héitor, el sobrenatural guitarra solista de Amenaza de Muerte. El grupo tocará en el Resu el sábado, 14, el mismo día de Kiss, Prophets of Rage, Tremonti, Exodus, Frank Carter o Alestorm. Lo harán en el Ritual Stage. Sin ningún género de dudas, los gallegos van a representar, para el gran público, una de las grandes sorpresas. Atentos...

-He podido ver alguno de vuestros vídeos, y oír algunos temas. Y me he quedado realmente impresionado. Ese virtuosismo tuyo, por ejemplo, que, a bote pronto, me recordaba al de Alexi Laiho, el guitarra solista de Children of Bodom. ¿De dónde nace esa sabiduría?

-Muchas gracias por tus palabras, Xurxo. Amenaza De Muerte es una banda que lleva ya 10 años sobre los escenarios, una experiencia que creo se ve reflejada en el sonido de nuestras últimas composiciones. En cuanto a mi forma de tocar, he ido desarrollando mi estilo desde mis inicios a los 8 años, con la guitarra clásica en el conservatorio, evolucionando posteriormente a la guitarra eléctrica, desde mis 14 años hasta la actualidad (tengo 24). Mis profesores Martín Cousillas (Escola Da Rúa, Carballo) y Alejandro Melchor Mou (A Casa Do Rock, Santiago) fueron los principales responsables de mi formación, así como guitarristas de referencia que he escuchado hasta la saciedad como pueden ser Michael Amott, Andy James, Jason Richardson, Jeff Loomis, Waclaw Vogg Kieltyka, Mattias IA Eklundh, Chuck Shuldiner, Ryan Knight, Synyster Gates, Paul Gilbert, Mike Oldfield o el propio Alexi Laiho, como bien mencionas.

-Cítame cuatro o cinco influencias notables en vuestro grupo.

-Somos una banda que toca fundamentalmente Deathcore, con tintes de otras ramas como el Death Metal o el Beatdown. Grupos como Suicide Silence, Carnifex, The Black Dahlia Murder, Job For A Cowboy o Thy Art Is Murder (con quien compartimos escenario este año en el Resurrection Fest) son toda una referencia para nosotros.

-¿Cuál fue tu primer disco, especificando si lo fue comprado, regalado o mangado?

-Mmmmmh... Difícil de recordar. Seguramente alguno de Dire Straits o Mike Oldfield, que tomé prestado (o mangado, según se mire, jejeje) de la torreta de discos de mi padre en el salón. Sultans of Swing: The Very Best of Dire Straits y Mike Oldfield - Guitars fueron dos álbumes que me marcaron un montón en mis inicios, y que aun hoy en día sigo escuchando.

-¿Qué tocaréis en el Resu?

Tenemos pensado interpretar un setlist breve y contundente, con nuestros temas más cañeros, para dar un buen espectáculo y comenzar la tarde del sábado con energías. ¡Es el día grande! Ritual Stage, 15:00 h. ¡Nos vemos amenazados!

 

Links RRSS:

@heitor.amenaza; @heitoramenaza

https://www.facebook.com/heitor.amenaza

https://www.instagram.com/heitor.amenaza/

https://twitter.com/HeitorAmenaza