El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

Vete de mi parte

La torre del oro

EL BLOG DE PEPE DOMINGO CASTAÑO   | 12.05.2019 
A- A+

Uno de los lugares mágicos de Madrid es su Plaza Mayor. Precisamente ahora se están celebrando los 400 años de este lugar emblemático en la geografía madrileña, uno de los más visitados por todos los viajeros que llegan a Madrid cada día, batiendo récords año tras año. Entrar en la Plaza Mayor es sumergirte en el pasado de una ciudad que no quiere olvidar lo que ha sido. Hace bien poco, un espectáculo visual rememoraba los grandes momentos históricos vividos por esta plaza, desde corridas de toros hasta ajusticiamientos públicos, todo ha tenido cabida en este centro vital de la gran ciudad. A mí me encanta sentarme, cuando cae la tarde sobre los ventanales de la plaza, saboreando un vermut de grifo y unas aceitunas con la mirada perdida, disfrutando íntimamente de la belleza de este trocito de mi Madrid, que figura ya entre las postales más hermosas que guardará mi alma para siempre. Todos los días ocurre algo en la Plaza Mayor, el bullicio está garantizado y las mesas de los bares que la circundan están repletas de visitantes ansiosos de probar las delicias de la gastronomía típica del Madrid de siempre.

Uno de estos bares de visita obligada es La Torre del Oro, un reducto andaluz en pleno centro de España. En cuanto entras, la alegría desbordante del personal de la barra te levanta el ánimo. Se han propuesto repartir felicidad y sonrisas y lo consiguen de verdad. En las paredes, las fotografías de toros y toreros comparten protagonismo con los rostros de las grandes figuras de la vida social que han visitado este lugar de culto. La Torre del Oro es, sencilla y llanamente, un rincón andaluz para tomar una caña muy bien tirada o un buen vermut de grifo, todo ello acompañado por las clásicas tapitas andaluzas de toda la vida.

No hay que pedir nada más, ni gran cocina ni platos excelsos, eso queda para restaurantes andaluces de otro estilo. Aquí se conforman con servir bien lo que tienen, que no es poco. Lógicamente, una gran mayoría de clientes son extranjeros atraídos por el nombre de la plaza, pero también son muchos los madrileños de nacimiento o de adopción, como nosotros, que empezamos nuestro recorrido por las calles del viejo Madrid en este reducto de alegría y buen humor donde la vida pasa felizmente entre risas, canciones y buen vino. Si alguna vez entráis en la Plaza Mayor de Madrid, acercáos a La Torre del Oro y pedid una caña o un vermut de grifo con un buen aperitivo andaluz, para brindar por la vida. No es barato, ésa es la verdad, pero hay que tener en cuenta los impuestos que hay que pagar por tener un bar en esta plaza. Yo, personalmente, creo os va a encantar la visita.

La Torre del Oro

Plaza Mayor, 26. Madrid

Télefono 913 665 016