Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 18 octubre 2021
17:55
h

Enrique Ramil, un cantante de Ares que graba este mes con los autores de Marc Anthony

Viaja a Miami tras ganar el concurso ‘Tierra de talento’ // Su homenaje ahí a Rocío Jurado acumula 2,3 millones de visitas

Enrique Ramil, hijo de Ares, del año 1984, vive pegado a un sueño que alienta a base de trabajo. Parte del esfuerzo queda a la vista con sus cinco participaciones en concursos musicales televisivos adscritos al formato talent show, otra no queda tanto, su mar de horas de formación plasmada en discos como Versión original (2008), Juguetes rotos (2011) o Thank you (2015).

Tras cantar desde 2009 en La batalla de los coros, Operación triunfo 2011, X Factor (Inglaterra) y Factor X, este barbado y soñador músico gallego ganó en julio Tierra de talento, concurso de Canal Sur dotado con un beca de 10.000 euros. Gracias a ello, ahora mismo espera en Bogotá a cumplir los 15 días que exige Miami para que pueda viajar hasta allí en esta era covid y buscar la luna en la capital de la industria musical latina. Canta pop y jazz como nadie.

Respecto a sus inicios, antes de ponerse sus sueños por mochila como veinteañero rumbo a Madrid, Enrique Ramil abrió sus primeras ventanas gracias a los suyos.

“Una cosa que amplió mis miras muchísimo fue el día que murió Ella Fitzgerald. Me enteré en la misa porque don Baldomero, el cura que estaba en aquel entonces en Ares, puso un vinilo durante los servicios. Llegué a casa y le pregunté a mi tío Manuel si tenía algún disco de ella, me dijo que debía haber alguno en la torre de cedés y que lo podía coger... así que, de vez en cuando, le cogía alguno más, de Dream Theater o de Queen, y eso me fue influenciando. Además, mi madre me ponía en el coche discos de folclóricas, y a ella también le desaparecía algún cedé. Los primeros discos que compré con mis ahorros fueron Mi Mundo, de Marta Sánchez, Minage, de Mónica Naranjo, además de los de Beyoncé”.

Luego, llegó a la mayoría de edad y surgen la pregunta de qué ser de mayor, cuya respuesta estaba dentro de un corazón que luchó por un verbo que es su vocación: cantar.

“Empecé la casa por los cimientos. Es verdad que cuando llegué a Madrid me puse a cantar en locales sin tener formación, sin embargo no me presenté a ningún castin serio hasta que me formé con Cristina Higuera, mi profesora de Ballet y Baile Contemporáneo; Ani Sun, que fue mi profesora de Canto; y Pepe Torres, un gran pianista de jazz, que me pilló por banda en una jam session y me echó la bronca por no saberme nada del Real Book y que luego me dio clases privadas”.

Donde pone Real Book pongan el mejor cancionero norteamericano del jazz.

Entre teles, discos y colaboraciones mil, siguió trabajando y llegó este año al concurso de Canal Sur Tierra de talento, que se rindió a sus pies.

“Ha sido un punto de inflexión completo en mi carrera. Antes de ganar, gracias al reto que me pusieron, que era un homenaje a Rocío Jurado, me viralicé en Latinoamérica y empezaron las conversaciones con mi actual agencia de management, AGTE Live Entertainment, y el propio Manuel Alejandro contactó conmigo por Instagram para felicitarme”, dice sobre el momento en el que el vídeo tiene 2,3 millones de visitas en Youtube. Y suma.

“En Miami nos esperan sesiones organizadas con Yasmil Marrufo, que trabajó con Jennifer Lopez, Thalia o Alejandro Sanz..., y con los hermanos San Luis, que compusieron siete de los diez últimos temas del nuevo disco de Marc Anthony, así que estaré muy bien rodeado”, asegura este artista.

AMISTADES EN SU GALICIA
SANTIAGO Y MONFORTE

··· Enrique Ramil: “Antes viajaba a Galicia como tres veces al año y ahora con el bicho no he ido desde la Navidad de 2019. Cuando voy intento pasar en Ares el mayor tiempo posible con mi familia y mi gente, también visito a mis amigos en A Coruña, alguna vez me acerco a Santiago o a Monforte, donde vive mi ahijado, aunque ya hace bastante tiempo que no voy por allí, pero prometo que de la próxima vez no pasará”, aclara este emergente cantante antes de hablar de la capital gallega: “Lo que más me gusta de Santiago es la zona vieja. La última vez que fui quedé con Natalia Rodríguez, una amiga y compañera de Ourense con la que viví en Londres y, casualmente, ese día nos encontramos con otra amiga y compañera, Loli Nogueira, que estaba cantando en el Obradoir. Fue un momento maravilloso”.

02 nov 2020 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.