Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 29 noviembre 2022
02:18
h

Horacio Castellanos: peripecia del hombre derrotado

Entre los mejores novelistas -ahora mismo en plena madurez- de Centroamérica tiene un primerísimo lugar el salvadoreño Horacio Castellanos Moya, cuya segunda novela, El asco (1997) significó un violento estallido en la vida y la política salvadoreña al tiempo que supuso para el autor desencuentro y ruptura que derivó en una existencia tan peligrosa como errática, en un doloroso exilio y una larga crisis existencial que lo llevó a países como EE.UU., México, Guatemala, España y muchos otros, para afincarse en el primero de ellos al tiempo que proseguía una obra de corte crítico, de denuncia social y política y de profundo y proseguido engagement, término con el que la militancia de la izquierda político–cultural francesa aludía al “compromiso” del escritor con su ideario ético y político, con la izquierda libertaria y revolucionaria. Con el tiempo muchos de aquellos comprometidos admitieron que era la calidad de la obra el único compromiso exigible para un escritor, intelectual o artista.

Añadamos a esto que Horacio Castellanos es un cronista duro y trágico de guerras, exilios, asesinatos, miserias, terror político, enfrentamientos armados que son incesantes como plagas en su país y sus vecinos, y en ello está implicada la Iglesia ya en la línea de la Teología de la Liberación, ya en la del poder político–militar gubernamental. Castellanos, cuya novelística ha ido presentando Tusquets, ha pasado últimamente a Random House, donde en 2022 ofrecía El hombre amansado, novela claramente existencial y, desde luego, con no pocas cercanías autobiográficas, servida como está su historia por un narrador-protagonista que es arquetipo de fracasos, decepciones, frustraciones y complejos de inferioridad y debilidades de todo tipo que lo limitan y autoanulan y convierten en un patético antihéroe, un solitario y vulgar antihéroe (Erasmo) –pura fragilidad, convertido en muñeco y dominado y abandonado por las mujeres– (Josefina).

Nada (ni situaciones, ni relaciones, ni sentimientos) resulta sólido, verdadero, auténtico. La realidad de la relación de pareja es oportunista, pura conveniencia abocada al fracaso. Lo mismo o parecido puede aplicarse a las relaciones familiares, a las de amistad o amorosas, lastradas estas por un psiquismo, débil, enfermizo, amenazante para Erasmo–traductor, periodista exiliado en Suecia y expulsado de Estados Unidos por denuncia de acoso sexual–que resulta, por tanto, el “hombre amansado”, un ser pusilánime que intenta un viaje plural: mental y sentimental, de retorno y búsqueda de exilio, de recuperación de su identidad... sin llegar a ningún asidero, a ninguna certidumbre si no es, una y otra vez, la pérdida, la derrota. En suma, una novela grisácea, oscura que es radiografía de alguien para quien la vida es puro callejón sin salida, escapada imposible, absurda condena existencial carente de cualquier esperanza o concesión. Dura sin límite.

02 sep 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.