Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 30 noviembre 2022
02:00
h

Jorge Volpi: fracaso, violencia, sexo

Con más de quince novelas en su haber (de importante extensión algunas de ellas), numerosos premios (el Biblioteca Breve de Seix – Barral, Planeta, José Donoso, Alfaguara, etc), no menos numerosas traducciones de algunos de sus más celebrados títulos y amplio reconocimiento de escritor de poderosa y versátil voz narrativa (sobre todo en países como España, Francia o su México natal, Jorge Volpi prosigue su notable estela de títulos con el muy expresivo de Partes de guerra (Ed. Alfaguara, 2022) que, sin embargo, no tiene relación ninguna con los habituales conflictos bélicos, militares o civiles. Su historia, por contra, ramificada y de fragmentada composición, atañe a grupos o individuos ampliamente dispersos y hondamente conflictivos, a quienes el novelista explora en su intimidad, sus interrelaciones, su aventura profesional (de signo científico, médico, investigador) que acaba por fijarse en el tan traído y llevado binomio sexo – violencia; más concretamente donjuanismo, machismo, sometimiento, violencia... y crimen.

La violencia y la destrucción penetra también en la escenografía (Chiapas: La Candona, Tuxtla, Corozal) síntesis de un México – “esta carnicería que llamamos México... el último confín del mundo...” – cercado por narcos, migras, indígenas, centroamericanos y en permanente “estado de guerra” localizado en una aterradora frontera sur, metáfora del “puto país entero”. Este diagnóstico alucinante de violación y autodestrucción contempla, en una trama cuarteada y movediza, el fracasado destino de un grupo de investigadores que zozobra absorbido por la degradante presión de un medio hostil.

Jorge Volpi ha remozado personajes y formas tópicas con nuevos y hasta insólitos perfiles. Así, un docente e investigador, Luis Roth, científico y ensayista, asume con refinados modos de alcance donjuanesco el tradicional machismo, en este caso a través de su figura de intelectual de prestigio y amante seductor. Así, a su alrededor pasa toda una galería de mujeres seducidas (Bárbara, Fabience, Sophie) de las que Lucía Spinosi, sacará a la luz su egoísmo e impostura, su condición de Gran Embaucador “en este país de hipócritas, asesinos y cadáveres”, donde el grupo de investigación que dirige fracasa por la incompetencia de su indolente Casanova. Las relaciones y revelaciones entre sus incontables amantes ofrecen unas perspectivas poco halagüeñas sobre la mujer, incluso la que pertenece a una élite culta, minoritaria.

Tensa y cruda, recorrida por una bronca sexualidad, es la relación del triángulo Saraí, Dayana, Jacinto en cuyo interior estalla la violencia criminal. Escrita en una prosa agria y desnuda, con no pocos mexicanismos, desdoblada entre lo culto y lo popular, lo oral y lo escrito, lo vital y lo intelectual, Partes de guerra encierra una significativa y problemática visión de la vida mexicana mirando al pasado y al presente y bajo una óptica nada esperanzadora. Su dureza expresiva y la andadura de sus personajes van en esa misma dirección. Fundamental presencia de la mujer.

15 jul 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.