Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 14 mayo 2021
13:18
h

La aportación del turismo al PIB español será este año la mitad que en 2019

El sector aportará este año un 53 % más que en 2020 tras el desastroso arranque de este año

MADRID. El turismo aportará este año a la economía española un 53 % más de lo que pudo sumar en 2020, aunque tan sólo será algo más de la mitad (52,5 %) de lo que suponía antes del estallido de la pandemia, debido en gran parte a un desastroso arranque de 2021.

Así lo ve la Alianza para la excelencia turística (Exceltur), que ha rebajado su previsión de recuperación de la actividad turística (PIB turístico) en 2021 hasta 81.080 millones de euros, un 47,5 % menos que en el año previo a la covid-19 y 10 puntos más de caída respecto al 37,6 % que anticipaba en enero.

Su vicepresidente ejecutivo, José Luis Zoreda, ha explicado este martes en una rueda de prensa que esta cifra representa una pérdida de 73.407 millones respecto a los 154.487 millones de 2019, si bien son 29.000 millones más, un 53 % más, en comparación con los 53.000 millones de 2020.

Exceltur ha revisado a la baja su estimación inicial debido al desplome de los primeros meses del año y el retraso de la reactivación hasta el verano, junto a un todavía lento proceso de vacunación en la Unión Europa y la menor recuperación económica prevista en 2021 especialmente en los hogares españoles y británicos, los dos principales mercados emisores para España.

La lenta reactivación de la actividad económica y el trabajo y las reuniones en remoto mermarán en el corto y medio plazo la capacidad de recuperación de los viajes de negocios, todo ello en un contexto en el que se encarecerá el coste del desplazamiento por turismo debido a la subida prevista del 49 % del precio del petróleo.

El año completo de pandemia (abril 2020-marzo 2021) ha supuesto 116.000 millones de menor actividad (una caída del 75,4 % respecto a 2019) -que equivalen a un 70 % del PIB de Grecia o un 56 % del de Portugal-, de los que 63.000 millones corresponden a menores ingresos por turismo extranjero, al tiempo que ha afectado a 841.000 empleos turísticos.

32.000 EMPRESAS TURÍSTICAS MENOS. El número de empresas turísticas se ha reducido en 32.000 hasta febrero pasado, un 15 %, lo que supone el 29 % de todas las destruidas por la crisis sanitaria de toda España, en un momento en que aún está vigente la moratoria concursal hasta el próximo mes de diciembre.

El “desastroso” inicio turístico de 2021 ha elevado el impacto negativo sobre el empleo hasta 755.000 trabajadores afectados en marzo (445.000 en ERTE -un 57 % del total en España- y 310.000 afiliadas menos).

Mientras las ramas turísticas acusan una caída del empleo en marzo del 40 % respecto al mismo mes de 2019, el resto de sectores de la economía española está tan sólo un 1 % por debajo.

La mayor parte de los empresarios turísticos descarta una recuperación de sus niveles de facturación previos a la crisis hasta al menos 2023.

Tras un primer semestre de 2021 con mínima actividad turística (un 75,4 % menos que en 2019), Exceltur vaticina un verano con una gradual reactivación en España, con un alargamiento de la temporada alta, si bien con diferentes pautas de comportamiento y velocidades de mercados.

40.000 MILLONES DE INGRESOS EN JUEGO. Zoreda ha recordado que son 40.000 millones de ingresos turísticos para España los que están en juego este verano (los que se generaron entre junio y octubre de 2019).

El primer escenario para el verano dibuja una reactivación protagonizada inicialmente por la demanda nacional y los viajes de proximidad, seguida por una gradual recuperación de la extranjera a partir de julio en los principales mercados emisores europeos.

Con todo ello, el PIB turístico del tercer trimestre sería aún un 34 % inferior al de 2019 (19.505 millones menos).

Se estima que la reactivación de ventas no será real hasta el verano, acumulando así más de 15 meses de nula o mínima actividad y de 21 meses en empresas más orientadas al turismo vacacional de la península y Baleares.

Tras perder la Semana Santa, en el segundo trimestre se producirá una menor intensidad en las caídas de actividad turística agregada derivada del inicio de los viajes de los españoles, coincidiendo con el fin del estado de alarma el próximo 9 de mayo, pero aún con un reducido peso de la demanda extranjera.

En el primer trimestre, los hoteles vacacionales y las agencias de viajes fueron los subsectores más afectados por las restricciones a la movilidad, con caídas de ventas del 88 % y del 85,1 %, respectivamente, mientras que las compañías de transporte, el alquiler de coches y los hoteles urbanos sufrieron “algo menos” por una actividad de viajeros de negocios, que en cualquier caso fue escasa.

La demanda de los residentes fue el otro factor generador de algo de actividad, concentrada en los fines de semana, tanto para los hoteles urbanos como para las empresas de ocio, donde destacó el desempeño de los campos de golf, con una caída 34 puntos por debajo de la media de las ventas del sector turístico (del 46 %).

La paralización del turismo se ha extendido a toda la geografía española de forma que, incluso a los principales destinos en estos primeros meses del año: las ciudades y Canarias. EFE

DIEZ MEDIDAS

La Alianza para la excelencia turística (Exceltur) propone diez medidas clave para procurar la más pronta reactivación del turismo en el verano, tras su desplome por el covid-19, y favorecer, en paralelo, la transformación competitiva del modelo turístico español, que son las siguientes:

1. Agilización y ampliación presupuestaria del plan de ayudas directas del Gobierno al turismo, al que los empresarios turísticos dan una nota del 3,9 sobre 10, estableciendo, entre otros, un mecanismo de inyección financiera urgente, que permita que lleguen a las empresas a más tardar a mediados de mayo.

2. Acelerar al máximo la vacunación general y facilitar el acceso gratuito a los test de antígenos, así como, una vez cubiertos todos los grupos de mayor riesgo, priorizar al propio personal del sector en contacto con el turista, igual que ocurre en otros países competidores como Italia, Grecia, Malta, Chipre o Turquía.

3. Asegurar que los términos y alcance final del Certificado Verde Digital (CVD) de la UE sean el instrumento vinculante preciso para la mayor movilidad turística, evitando medidas restrictivas unilaterales (cuarentenas) al regreso a los países origen.

4. Procurar acuerdos bilaterales con efectos similares a los CVD con los principales mercados turísticos en origen para España, como Reino Unido o EEUU, fuera del espacio Schengen, bien de manera unilateral o multilateral (vía OCDE).

5. Reforzar la exigua inversión (de 7 millones de euros) en la campaña de promoción internacional de verano de Turespaña, además de otras medidas de estímulo a la demanda en general (reducción de tasas aéreas y turísticas) y a la interna (bonos de viaje e Imserso), así como garantías de una accesibilidad aérea a precios competitivos.

La oferta española “necesita estar en la mente de los turistas” en los próximos meses cuando se relajen las restricciones a los viajes porque los principales destinos y empresas de países competidores “van a librar una enconada batalla por atraer a esta demanda potencial con agresivas campañas de mercadotecnia y precios”.

6. Extender el actual sistema de ERTE hasta diciembre de 2021, mientras se diseña uno de carácter más estructural, ya que, ni en el mejor de los escenarios para el presente ejercicio, las empresas turísticas podrán recuperar niveles de ventas suficientes para incorporar una parte sustancial de sus plantillas.

7. Perseguir de manera más decidida las irregularidades y la pésima imagen de bajo control sanitario que están brindando los pisos turísticos con sus fiestas conexas en múltiples ciudades, no sólo en Madrid, y destinos de sol y playa españoles.

8. Asegurarse que, al terminar el estado de alarma el próximo 9 de mayo, no se generen actuaciones contradictorias o insuficientes en las distintas comunidades autónomas, para que no se diluya la confianza para viajar o resurjan restricciones perimetrales que condicionen la movilidad interna o la externa.

9. Procurar una mayor y mejor asignación al turismo de recursos ‘Next Generation’, evitando dispersarse en iniciativas de poco calado o valor añadido, repartiendo fondos exiguos entre múltiples beneficiarios que generen bajos efectos tractores.

10. Priorizar la existencia de un PERTE dedicado a la reconversión de destinos maduros del litoral -las grandes fabricas del turismo-, que representan el 8,5 % de la actividad y el 8,8 % del empleo de toda la economía española, con una fuerte involucración del sector privado.

20 abr 2021 / 17:51
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.