Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 14 junio 2021
14:28
h

La continuidad del Museo Municipal de Ourense

    El Museo Municipal de Ourense necesita avances y continuidad, adaptación a los nuevos tiempos, como están haciendo los museos de todo el mundo, buscando soluciones para no sucumbir en medio de esta crisis sin precedentes. Y todos han estado cerrados al tiempo en el pasado año, durante meses.

    Fundaciones , espacios culturales públicos y privados han sufrido las consecuencias de una situación que no ha finalizado. Disminución de visitantes, cambio de hábitos y menores presupuestos, la han afrontado del mejor modo posible, actuando en consonancia con sus medios y posibilidades, pero hay algo en común que une al mundo de la cultura, del arte, es el fuerte instinto de supervivencia. En estas circunstancias, todos, incluyendo los propios artistas desde sus estudios, siguen trabajando, indagando en los canales digitales para seguir en contacto con el público, diseñando exposiciones virtuales que cruzan fronteras y se está dando mayor espacio a las redes sociales.

    Los museos siguen investigando y poniendo en valor sus fondos, los medios de comunicación informan puntualmente de los aconteceres y evoluciones, tratando de infundir ánimo, de transmitir normalidad y, en ese empeño, tenemos que sentirnos participes.

    La estabilidad en las programaciones expositivas de los museos gallegos y su actividad, aplazada temporalmente por las recientes restricciones, se mantiene y, mas allá de Galicia, se espera para los próximos meses la apertura del nuevo Museo de Arte Contemporáneo Helga de Alvear en Cáceres, que albergará la colección de la galerista , en el edificio proyectado por Emilio Tuñón; el Museo de Bellas Artes de Bilbao, en vías de remodelación y ampliación de sus espacios, acaba de incorporar en estos días a sus fondos documentales el archivo del historiador de arte contemporáneo y comisario Xabier Saénz de Gorbea, expuesto, en parte , en la biblioteca del museo.

    Desde el ICOM (Consejo Internacional de Museos), organismo dependiente de la Unesco, su presidente Alberto Garlandini ha salido al paso recientemente pidiendo sensibilidad a los poderes públicos, alentando a los profesionales de los museos a no decaer, a reinventarse, a mantener la calma, a buscar nuevas formulas de sostenibilidad, a no olvidar el papel fundamental que tienen estas instituciones transmisoras de la memoria, guardianas benéficas del patrimonio cultural y artístico, material e inmaterial.

    Y ahora, cuando se están visibilizando los esfuerzos para evitar el derrumbe de lo construido, sorprende la noticia del posible cierre del Museo Municipal de Ourense para la reconversión de los espacios en oficinas administrativas e integración de su actividad en la Sala Multiusos Angel Valente.

    Debemos recordar que el museo ubicado en el edificio renacentista del siglo XVI, en pleno casco histórico de la ciudad, se rehabilitó para tales fines abriendo al público en 1987, con los espacios adaptados para acometer los programas correspondientes.

    La colección permanente está formada por 1.306 obras, en su mayor parte procedentes de los fondos municipales, algunas fueron adquiridas en décadas pasadas por el concello de Ourense. Pertenecen a diferentes generaciones, desde finales del siglo XIX hasta la actualidad, otras donadas o depositadas por artistas y coleccionistas, para usos concretos y con condiciones de permanencia y destino público. Piezas de gran valor que hoy sería imposible reunir, que otorgan al conjunto valores de identidad y vinculo con Ourense y Galicia.

    La colección creció con el paso del tiempo y lo que necesita es mayor visibilidad y estudio. Parecía que eso podría suceder cuando a finales del mes de junio del pasado año el Museo Municipal reabría de nuevo sus puertas, mostrando en las salas temporales una exposición formada por una selección de 40 obras agrupadas bajo el titulo de Os nosos fondos; e incluía pinturas, dibujos y esculturas, de Parada Justel, Seijo Rubio, Fernández Mazas, Manuel Torres, Prego de Oliver, Prieto Nespereira, Luis Vázquez Trabazo, Virxilio Fernández, Rafael Úbeda, Acisclo Manzano, Xaime Quessada, Xosé Luis de Dios, Manuel Buciños, Xosé Cid, Conde Corbal, Alexandro, Vidal Souto, Ignacio Basallo, Luis Borrajo y Ramón Conde, entre otros destacados nombres.

    En el texto oficial introductorio del catalogo se mencionaba la intencionada coincidencia con la celebración del centenario del primer número de la revista Nós y el homenaje a sus fundadores ourensanos. En estos momentos parece que la situación ha cambiado y se ha generado inquietud ante el futuro del museo. Considerando el pasado histórico de la ciudad y su presente, confiamos en su continuidad. Es necesaria su función y más aún en los tiempos que estamos viviendo, de enorme complejidad en los que se necesitan los valores del arte y la cultura para crear un mundo mejor.

    02 feb 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.