Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 27 octubre 2021
08:22
h

La culpa te impide ver las oportunidades

    ¿Sabías que la culpa nubla tu mente e impide visualizar tus objetivos o metas futuras?

    Si te preguntas porque no te diste cuenta de las oportunidades que tuviste delante de ti, la respuesta es porque estabas situando a la culpa en el presente y no en el pasado donde debería estar. Sentimos culpa ante una conducta concreta (algo que has hecho mal, algo que no hiciste...).

    A corto plazo las personas se arrepienten de las cosas que hicieron, sin embargo, a largo plazo, las personas se suelen arrepentir más de todo aquello que no hicieron. Por otra parte, si sentimos culpa es porque tenemos remordimientos.

    La culpa, al igual que otras emociones, cumple una función adaptativa, es decir, sentirnos culpables cuando cometemos un error puede ser perfectamente normal, aunque más que hablar de culpa, hablaría de responsabilidad.

    Cuando el sentimiento de culpa es intenso y afecta a nuestra vida, es una culpa desadaptativa que genera angustia, nos bloquea y no favorece el cambio ni la búsqueda de soluciones. Además, terminamos autocastigándonos, aunque eso no hace desaparecer el error cometido. El castigarse solo sirve para revivir una y otra vez las consecuencias generadas por nuestro error, nos ata al pasado y nos impide avanzar y gozar de una vida plena.

    Más que autocastigarnos, sería mucho más ventajoso pedir perdón y perdonarnos. Perdonar a los demás es un acto tremendamente terapéutico. Perdonamos a nosotros mismos, resulta además de terapéutico, muy liberador.

    Todos podemos equivocarnos. Lo importante es aprender de los errores y no engancharse al sentimiento de culpa, que no nos aporta nada bueno.

    La explicación psicológica de porque nos sentimos culpables tiene mucho que ver con nuestra autoestima. Con una buena autoestima, cuando cometemos un error, nos hacemos responsables de ello, y no nos sentimos culpables.

    A veces, para escapar de la culpa, solemos responsabilizar a otros o a las circunstancias de que nos sintamos culpables.

    5 claves para gestionar la culpa y liberarnos de ella:

    1.- Ser consciente de que somos protagonistas de lo que ocurre en nuestra vida. Ser tolerante con nuestros errores y aceptarlos nos libera de la culpa.

    2.- Aceptar que cometer errores no significa fracaso, más bien, son claves para el aprendizaje y el cambio

    3.- Expresar como nos sentimos cuando cometemos un error.

    4.- Pedir perdón y perdonarnos por el daño que hayamos podido causar

    5.- Sustituir culpa por responsabilidad

    Si quieres consultarme tu caso, puedes hacerlo en consulta@otiliaquireza.com. Estaré encantada de poder ayudarte.

    17 jun 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.