Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 26 octubre 2021
23:18
h

La intoxicación por metales pesados puede dañar tu cerebro

    ¿Sabías que te puedes estar intoxicando en tu propia cocina? A veces no es suficiente con cuidar la alimentación y el agua que tomas, porque los utensilios que utilizas en la cocina pueden estarte enfermando sin darte cuenta.

    El cuerpo humano contiene minerales como el calcio, fósforo, potasio, sodio, cloro, magnesio, hierro, yodo, selenio..., que son necesarios para el correcto funcionamiento del organismo como la conducción de impulsos nerviosos, por ejemplo.

    El problema son los metales pesados como plomo, mercurio, aluminio..., que pueden provocar graves problemas de salud porque el cuerpo es incapaz de metabolizar estos metales pesados que se van acumulando.

    Síntomas de intoxicación en el sistema nervioso son:

    - Nerviosismo.

    -Irritabilidad.

    -Cambios de personalidad.

    -Temblor.

    -Debilidad muscular.

    -Entumecimiento y hormigueos de manos y pies.

    -Mioclonos (movimientos bruscos de un músculo).

    -Pérdida de audición, vista o gusto.

    Algunos de los metales que pueden intoxicarte:

    Plomo. El cerebro tiene una barrera natural contra toxinas, pero el plomo rompe esta barrera, pudiendo llegar a dañar las neuronas, provocando problemas de aprendizaje y memoria...

    Podemos encontrar plomo en el agua canalizada en tuberías de plomo, pesticidas, pinturas, medicamentos, humo del tabaco, cazuelas de barro u ollas de esmalte.

    Mercurio. Podemos encontrarlo en productos del mar como peces de gran tamaño, en cosméticos y algunos empastes dentales que pueden contener metales y, entre ellos, mercurio.

    Los niveles elevados de mercurio y plomo se han asociado a problemas de autoinmunidad y enfermedades del sistema nervioso.

    Aluminio. Es frecuente estar en contacto con el aluminio, ya que lo podemos encontrar en ollas y sartenes, utensilios de cocina, papel de aluminio (evita cocinar envolviendo los alimentos en él).

    El aluminio es neurotóxico: Se absorbe por el intestino y se elimina por los riñones cuando éstos están sanos porque si el aluminio no es eliminado puede terminar dañando el cerebro y desarrollando demencia o incluso aumentar el riesgo de enfermedad de Alzheimer, como se refiere en el estudio publicado en Reino Unido en la revista Journal of Alzheimer’ s Disease.

    También encontramos aluminio en algunos medicamentos como antiácidos y analgésicos, agua del grifo, desodorantes, cosméticos...

    Para eliminar los metales pesados se necesitan quelantes, que son sustancias que atrapan los metales para poder ser eliminados por la orina.

    Si deseas consultarme tu caso puedes hacerlo en consulta@otiliaquireza.com. Estaré encantada de poder ayudarte.

    09 sep 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.