Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 26 enero 2021
19:53
h

La paciencia es el arte de aprender a esperar

    llevaba más de seis horas en la sala de espera del hospital aguardando a un familiar al que había acompañado. En la sala había silencio, algunas personas miraban absortas el móvil hasta que de pronto dos hombres que llevaban tan solo una hora esperando se pusieron a hablar. Uno decía: “Para venir aquí hay que armarse de paciencia”, y el otro respondió: “La última vez estuve nueve horas esperando, no hay paciencia que lo resista”.

    ¿Eres tú de esas personas que se ponen nerviosas cuando hay cola en el supermercado? ¿Te frustras cuando la fila del banco en la que te has colocado no avanza? ¿Pierdes la paciencia cuando el conductor que iba delante se para en el semáforo cuando apenas se había puesto ámbar?... Seguramente habrás escuchado, más de una vez, es que no tienes paciencia.

    Pero ¿Qué es la paciencia?

    La palabra paciencia proviene del latín pati (sufrir) y patiens (sufrimiento). De ahí que el paciente de un hospital sea “el que sufre”.

    Según el filósofo y científico, Aristóteles, la paciencia es aquella que permite al individuo sobreponerse a las emociones fuertes generadas por las desgracias o aflicciones.

    Se define también como la capacidad de un sujeto para tolerar una determinada situación sin experimentar nerviosismo y sin perder la calma.

    El ritmo en que vivimos favorece la impaciencia. Se dice que el “El tiempo es oro”, no se puede perder. Pero por mucho que queramos que todo vaya más de prisa, todo tiene su ritmo. No sabemos esperar, vivimos con el estrés en los talones. Todo lo queremos para “ya” y hablamos o enviamos mensajes mientras caminamos o conducimos. Por eso, no tenemos tiempo de meditar una decisión que podría evitar que nos equivocásemos.

    Como decía un refrán “no por mucho madrugar amanece más temprano”. La paciencia es una actitud necesaria para vivir en el aquí y ahora, disfrutando del presente, viviéndolo y siendo conscientes del mismo.

    Si eres impaciente eso te traerá sufrimiento porque no te permite disfrutar del momento porque estás pensando siempre en el futuro.

    Creemos que podemos adelantarnos al mañana y lo que ocurre es que perdemos el presente

    La buena noticia es que la paciencia es un rasgo de personalidad que se puede cultivar.

    En el próximo articulo te diré como hacerlo. De momento empieza aceptando que cada cosa tiene su tiempo, olvídate de estar pensando siempre en el futuro con los y si.. y si... Concéntrate en los problemas presentes, son los que puedes resolver.

    Si quieres contarme tu caso, no dudes en escribirme a consulta@otiliaquireza.com, estaré encantada de poder ayudarte.

    13 ene 2021 / 20:22
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.