Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 13 abril 2021
18:45
h

Liberando oxitocina y serotonina

No falla. Es empezar la primavera y salir a la luz esa necesidad subyacente de hacer una operación bañador en toda regla. Y sí, bañador y no bikini, porque el plan líbrate de los michelines para poder lucir tipazo en la playa atañe e interesa a ambos géneros, e incluso me atrevería a decir, que casi, casi por igual.

Y perfecto, oye, pero cada vez que veo esas campañas y a esos gurús del bienestar insistiendo con lo de las comidas saludables a diario, el deporte a todas horas, y la meditación a ratos como una condición sine qua non para ser feliz, pues a mí, que soy rebelde porque el mundo me ha hecho así (al más puro estilo Jeanette), me dan ganas de hacer todo lo contrario: atiborrarme de grasas saturadas y tirarme en un sofá a ver la vida pasar con la mente en blanco.

Y conste que yo soy de las que piensan que si algo bueno han traído estos tiempos pandémicos ha sido la fiebre de hacer ejercicio, con esas legiones de caminantes y corredores por cuanto sendero, parque y pista rural hay. Algo que a estas alturas ya no resulta tan extraño de ver, teniendo en cuenta que durante el confinamiento la práctica deportiva se incrementó en un 88 % en todo el mundo, y que las restricciones impuestas por la crisis sanitaria favorecen que sea así.

Aunque a ver, que uno se siente mejor con hábitos saludables, de acuerdo, pero basar la felicidad en ello a mí me parece pasarse un poco de frenada. Y eso que según una encuesta de IPSOS, la salud física y mental se sitúa como la mayor fuente de felicidad para 6 de cada 10 españoles, y entre las actividades que ayudan a conseguirlo figura el hacer deporte.

De hecho, un equipo de investigadores de las universidades de Yale y Oxford llevó a cabo un estudio publicado en The Lancet en el que se recopilaron y analizaron datos sobre el comportamiento físico y su incidencia en el estado de ánimo. Los científicos recolectaron datos de más de 1,2 millones de personas y concluyeron que aquellas que se mantienen más activas tienden a ser más felices en general. Basta con practicar un ejercicio suave durante 30 minutos al día, como caminar a paso ligero, para que el cerebro secrete endorfinas y sentir felicidad.

Claro que esa sensación de placer, alegría y bienestar también se consigue de otras formas, fundamentalmente descansando (según los expertos hay que tener siete horas de sueño diarias para que sean efectivas); con la compañía de gente positiva, y con una vida sexual plena, ya que el sexo ayuda a liberar oxitocina y serotonina, las llamadas hormonas del amor y de la felicidad, que generan un cambio de ánimo inmediato. Científicamente comprobado.

Así que concluyendo. Lo del deporte está muy bien como hábito saludable y tal, pero que quede claro que hay otras opciones que también te dan felicidad. Por si alguien más las quiere tener en cuenta :)

PERSONALMENTE, A MÍ TAMBIÉN ME HACE FELIZ que se reactiven las actividades culturales. Y que se ponga empeño en ello, buscando fórmulas para seguir disfrutando del teatro y la danza sobre los escenarios, de la música en vivo, y de las presentaciones de libros con firma de autor.

Por eso he estado a favor de la expriencia clínica del concierto de Love of Lesbian en Barcelona para 5.000 personas (test de antígenos y mascarillas FFP2 mediante) y por eso me encanta también que el teatro Colón de A Coruña esté listo para recibir este mes a Silvia Penide, Guadi Galego, Depedro y Julio Bocca, o que la compañía Voadora liderada por Marta Pazos vuelva a Vigo con Hemos venido a darlo todo, y Hugo Torres, Fer Epelde, Jose Díaz e Iria Acevedo en el reparto.

No sé el resto de los mortales, pero yo es pensar en volver a ver vida en un escenario y segregar péptidos opioides endógenos a borbotones.

Firma del libro de Xacobe Pato en Pontevedra

Con casi 20.000 seguidores en Instagram, donde cada semana cuelga extractos de su diario, no es de extrañar el éxito que ha tenido Xacobe Pato con su primer libro, Seré feliz mañana, publicado por Espasa a mediados de septiembre y con el que estará el próximo sábado día 10, a las 12.00 horas, en la librería Cronopios de Pontevedra. Allí firmará ejemplares de esta obra literaria que es, ante todo, “un delicado homenaje a las pequeñas cosas”.

María Patiño, madrina de la promoción de Xornalismo

María Patiño, al frente del programa Socialité, ha sido la elegida por los estudiantes de Xornalismo de la USC para amadrinar su promoción. A mí, personalmente, no me gusta demasiado el estilo de la ferrolana ni cómo se tratan los temas de corazón en los programas, en general, pero creo que los alumnos tienen todo el derecho del mundo a elegir para su acto de graduación a quien les plazca, y tratar de dirigir su carrera hacia donde quieran. Aunque defender esa elección citando en redes a Pardo Bazán como antecesora me parece irse un poco de madre. Igual había que empezar diferenciando crónica de sociedad y cotilleo rosa. ¿No?

08 abr 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.